Inicio » Los 80 »

La historia de Eddie, la escalofriante e icónica “mascota” del grupo Iron Maiden

Esta conocida creación gráfica del diseñador Derek Riggs acompaña a esta banda metalera desde los años 80’.

Guía de: Los 80

Si hay una imagen icónica asociada al movimiento del Heavy Metal, y a una banda en particular, esa es, sin duda, la del horripilante Eddie, la “mascota” antropomorfa -mitad zombie, mitad momia-, que ha acompañado al grupo británico Iron Maiden desde los comienzos de los años 80’, adornando con diferentes morfologías las carátulas de sus discos más clásicos y aclamados, convirtiéndose así en el elemento más reconocible del merchandising de la banda, presente en posters, camisetas, carteles de conciertos y figuritas coleccionables.

iron-maiden-the-trooper-single

Los antecedentes de Eddie, según el autor Neil Daniels en su biografía “Killers: The origin of Iron Maiden”, se remiten a los comienzos mismos de esta banda británica, a fines de los años 70′, cuando sus integrantes, dirigidos por el bajista y líder Steve Harris, para darle un toque más teatral a los conciertos, decidieron instalar la tétrica cabeza de un muñeco al fondo del escenario. Esta cabeza, por cierto, había sido fabricada por un colega del grupo que estudiaba en la Escuela de Arte a partir de un molde de la cara del ingeniero de luces de la banda, Dave ‘Lights’ Beasley. “El nombre Eddie viene de la costumbre de muchos londinenses de comerse la ‘h’ cuando hablan, de modo que ‘Ed’ vendría a ser una derivación de ‘head’ [cabeza], y ‘Eddie’ sería una evolución natural de ‘Ed’ ”, relata Daniels en su biografía.

eddie wall

Rod Smallwood, manager de Iron Maiden, agregó que “Eddie nació del hecho de que los miembros de la banda eran muy tímidos, así que tuvimos que inventarnos una criatura que diera la cara por ellos. De ese modo, nació la idea de agregarle piernas y brazos a Eddie, para convertirlo en personaje de portada. Quisimos que fuera enigmático. Tiene diferentes formas y tamaños, puede ser etéreo, salvaje; siempre divertido y siempre de nuestro lado. Desde su creación, ha sido muy divertido trabajar con él”.

El responsable de la imagen definitiva de Eddie sería el diseñador gráfico Derek Riggs, quien fue contratado por el manager Rod Smallwood luego que éste quedara impresionado por la gran calidad de los primeros trabajos del dibujante e ilustrador. Riggs sería el autor de todas las portadas de álbumes y singles de Iron Maiden desde 1981 hasta 1992, cuando fue reemplazado por otro diseñador, pues los Maiden por esa época quisieron darle un aire nuevo al personaje.

eddie legacy

Derek Riggs, uno de los profesionales más admirados por los fans de Iron Maiden en todo el mundo, en una entrevista concedida al medio Classic Rock recordaría que “un día el manager de Iron Maiden me llamó y me dijo que quería un dibujo para una portada de un single que trataba del demonio y brujería que se titulaba ‘Purgatory’. Inmediatamente me vino a la mente la imagen de un cómic que me gustaba de niño, del Dr. Extraño, en el que un villano gigante le tenía colgado de cuerdas como a una marioneta. Pensé que podría quedar como el día y la noche si usaba a Eddie. Muchos de los fondos infernales que dibujo están basados en mi conocimiento del arte cristiano medieval”.

Iron Maiden lanzaría en 1980 su primer álbum homónimo, y aparte del desaforado y potente sonido que impresionó a la crítica musical de la época, también llamó la atención por la portada diseñada por Derek Riggs, que mostraba un primer plano del rostro de Eddie, en una noche de luna llena en el barrio de Finsbury Park de Londres. “Yo viví allí a mediados de la década del 70′, una época en que fui muy descuidado. Todavía recuerdo la imagen del puente ferroviario y la pared y las casas en el fondo que me inspiraron para armar el fondo de la carátula del primer álbum de los Maiden. Por supuesto que era de noche, había una gran luna en el cielo y no habían árboles allí por entonces”, recordó el mismo Riggs.

Iron-Maiden-debut-album-

La segunda aparición de Eddie en gloria y majestad sería en la carátula del álbum “Killers” (1981), donde el espantoso engendro aparecía con una vistosa melena y portando un hacha en una ciudad inglesa a la luz de un farol, y las manos de su víctima arañando su polera.

Im Killers

El Eddie diseñado para la carátula del single “Sanctuary” traería la primera censura para Iron Maiden, pues en la portada Eddie aparecía esgrimiendo amenazadoramente un cuchillo tras haber apuñalado a la primera ministra de Inglaterra, Margaret Thatcher, por haber arrancado un póster de Iron Maiden de la pared. La carátula sería censurada en el Reino Unido, pero no en el resto de Europa. Iron Maiden, en todo caso, para tomarse el asunto con humor, pondría en la portada del single “Women in Uniform” de nuevo a Margaret Thatcher, pero esta vez armada con un fusil de asalto, esperando tras una esquina a Eddie, quien venía abrazado con dos mujeres.

IM Sanctuary

Im women in uniform

Luego de “Killers”, se lanzaría en 1982 uno de los discos más famosos y clásicos de Iron Maiden, “The Number of the Beast”, que en su portada mostraba a uno de los Eddies más icónicos, controlando al diablo como un títere, que, a su vez, controlaba a un títere Eddie aún más pequeño. Esta carátula causaría una gran controversia, especialmente en los sectores más conservadores y religiosos de Estados Unidos, lugar donde los evangelistas americanos tacharon a la banda de “satánica”, quemando públicamente copias de este disco, lo cual ayudaría a darle aún más publicidad a la banda y al álbum.

iron-maiden-number-of-the-beast-

En el siguiente disco de Iron Maiden, “Piece of mind” (1983), Eddie sufriría una nueva transformación, pues ahora aparecía calvo, lobotomizado, con camisa de fuerza y encadenado a una celda acolchada de un manicomio. Este álbum incluía uno de los temas más clásicos de Iron Maiden, “The Trooper”, que fue lanzado como sencillo y cuya portada mostraba a Eddie como un soldado británico del siglo XIX tras una sangrienta batalla en la guerra de Crimea, usando una chaqueta roja de la Brigada Ligera y pantalones azules, empuñando un sable y los jirones despedazados de la Union Jack, la conocida bandera británica.

piece of mind iron maiden

En 1986 Eddie se convertiría en una especie de cyborg futurista, usando un caso y una pistola de rayos láser en una ciudad tecnologizada, para la portada del álbum “Somewhere in Time”, mientras que en el álbum “Seventh Son of a Seventh Son” (1988) Eddie aparecía de forma más surrealista y con la mayor parte de su cuerpo eliminado, pues por entonces el diseñador Derek Riggs afirmaba que estaba “harto de pintarlo”. En el disco “No Prayer for the Dying”, en tanto, volvía el Eddie clásico con melena, saliendo de una tumba y ahorcando a un hombre.
Iron+Maiden+-+Somewhere+In+Time+album+cover

El disco “Fear of the Dark” (1992) sería el primer álbum de los Maiden que no contaría con Derek Riggs en el diseño de la portada, pues mostraba a una especie de troll diabólico saliendo de la corteza de un árbol muerto, dibujo que, por cierto, no fue del gusto de la mayoría de los fans del grupo. El álbum “The X Factor” (1995) mostraría a un Eddie real hecho en maqueta, mientras que para el disco “Brave New World” (2000) volvería Derek Riggs a trabajar por última vez con Iron Maiden en el diseño de portada, la cual mostraba el rostro de Eddie formado por las nubes que surgían sobre un Londres futurista.

Im Brave new world

En uno de los último discos publicados por Iron Maiden, “The Book of Souls” (2015), el grupo decidió volver a los orígenes, mostrando en su portada un primer plano de Eddie con una fachada inspirada en la civilización maya, usando pinturas y orejeras similares a las del pueblo mesoamericano.
iron-maiden-the-book-of-souls-

Hoy, la imagen del horripilante y célebre Eddie es considerada una de las más icónicas en la historia de la música popular del siglo XX, siendo tan célebre como la lengua de los Rolling Stones o el rayo de AC-DC. Es conocida, de hecho, por quienes jamás han escuchado la música de Iron Maiden.

Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, peleando en un duelo con sables con Eddie, durante un concierto del grupo.

Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, peleando en un duelo con sables con Eddie, durante un concierto del grupo.

Video de Iron Maiden: “The number of the beast” (1982):

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios