Inicio » Los 80 »

Las confesiones de Mario Planet y el impacto del grupo UPA! en la música chilena

El guitarrista y compositor de unos de los grupos más notables de los años 80’ en Chile, repasa con Guioteca los hitos más importantes de esta inolvidable y vigente banda santiaguina.

Guía de: Los 80

El grupo chileno UPA! tuvo el indiscutible mérito de constituirse en los lejanos años 80’ como una banda estandarte, uno de los grupos más significativos y valiosos del nuevo pop chileno. Formados en pleno gobierno militar, este cuarteto santiaguino (formado por el bajista y vocalista Pablo Ugarte, el guitarrista y cantante Mario Planet, el saxofonista y guitarrista Sebastián Piga y el baterista Octavio Bascuñán) llamó de inmediato la atención de los oyentes con su particular propuesta musical, con canciones armadas con inteligencia, sutileza y preciosismo, que los situaba por encima del vacuo panorama artístico de la época, y que bebía de fuentes como la new wave inglesa, el rock y el jazz. Una obra angulosa donde despuntaba el saxo de Piga y letras inteligentes que hablaban de alienación urbana y reflexión social, entregando canciones inmarchitables que ya son historia en la música pop chilena, como “Sueldos”; “Cuando vuelvas”, “Fotonovelas”; “La Bamba”, “Ella Llora” Y “Creo que voy a morir”.

A casi 30 años del lanzamiento de su memorable primer álbum, bautizado con el mismo nombre del grupo, un disco memorable que no necesitaba segunda escucha porque te cazaba a la primera y que sería complementado por otras tres placas (“Que nos devuelvan la emoción”, 1989; “Un día muy especial”, 1991” y “Punto Infinito”, 1999), el guitarrista Mario Planet, uno de los cuatro orfebres de ese rock pop esbelto y exquisito que situó a UPA! por encima de la media de muchas bandas de la época, accedió a conversar con GUIOTECA y recordar los hitos más memorables de la carrera del grupo, entregando además algunas noticias imperdibles, como el inminente lanzamiento de “Presente”, su nuevo disco en más de una década.

upa-1

Planet parte recordando el lanzamiento en 1986 de “Sueldos”, su primer single que llamó la atención por la denuncia y la ironía malcarada de su letra (“Qué locura ver te manejan con un sueldo”, decía el estribillo), que los emparentó por un momento con la lírica de denuncia social de Los Prisioneros. “Si bien era, y es hoy también, un tema súper político, “Sueldos” no atacaba a nadie con nombre y apellido. Atacaba la esencia del capitalismo. Yo estudiaba sociología y era de izquierda, y entonces hice un texto que era el resumen en dos minutos de “El Capital” de Marx. Las balas, los milicos, los dictadores son circunstanciales, pero lo que Marx nombraba “la expoliación fundamental de la clase obrera” sigue operando hoy : ¡Nos manejan con un sueldo!”.

Mario Planet reconoce que haber sido invitados al Festival Internacional de la canción de Viña del mar en 1987, cuando su primer disco acababa de ser lanzado y fueron recibidos con frialdad por un público que todavía no conocía sus canciones, fue un paso en falso en la novel carrera del grupo, pese a que presentarse en la Quinta Vergara significaba por antonomasia un debut a gran escala, especialmente para un grupo que hacía sus primeras armas en la escena musical chilena. “Desde un punto de vista de la “carrera artística” ir  fue un error. Incluso Eduardo Ravani nos dijo unos días antes “No sé porque los invitaron, toquen tres temas y váyanse!”. ¡Buena onda el gordo! Pero fuimos cara de palo porque nosotros éramos algo así como antropólogos de la chilenidad, y tocar en Viña del Mar era como ir al centro del cahuín! Teníamos que ver cómo era, qué onda tras bambalinas…el Hotel, los Peoples de la época ¿Cómo no decir que sí? Lo peor es que eso acentuó esa idea horrible y falsa, que nosotros éramos más bien propicios al régimen de la época”.

La revancha

Sin embargo, después de la poca grata experiencia en Viña del Mar, UPA! tendría su merecida revancha semanas más tarde cuando, en la misma Quinta Vergara, tocaron frente a un gran público junto a los argentinos GIT y SUMO, un año antes de la muerte del vocalista Luca Prodán. Un año más tarde, cuando los cuatro singles de su primer disco, debido a la aceptación del público, ya tenían una gran rotación radial, el grupo se presentó a tablero lleno en el Estadio Chile (hoy Víctor Jara) para lanzar su esperado segundo disco, “Qué nos devuelvan la emoción”. “Ese recital fue histórico porque llegó mucha más gente de la que pensábamos y recibimos un cariño inmenso e insospechado, una onda que llegaba desde la gallada que casi me hizo llorar. Destaco el placer de tocar en grande con buenos equipos y un sonidista y un iluminador de miedo. Y cuatro bis que fueron incluso criticados por exagerados”.

Sobre la mítica anécdota ocurrida con Robert Smith, el vocalista del grupo británico The Cure, cuando el bajista Pablo Ugarte le regaló antes de un recital en Argentina el primer cassette de UPA!, y meses después el conocido músico inglés les mandó una carta a los chilenos diciendo que el disco le había gustado mucho (en especial la canción “Las masas son gente”), Planet explica que “fue un honor tener ese extraño vínculo con Robert, gracias a la osadía de Pablo en una conferencia de prensa en Buenos Aires. Aparte de pensar “Ok! Parece que somos buenos” no pasó a mayores, aunque todo el mundo se acuerda hasta hoy de esa historia. Por lo menos Robert supo que había un país, Chile, con músicos en acción”.

Vigencia de los músicos de los 80′ y nuevo disco

upa-2Consultado por el hecho que conocidos artistas del nuevo pop chileno, como Emociones Clandestinas, Nadie, Jorge González o Carlos Cabezas, sigan lanzando nuevas producciones, Mario Planet opina que “siempre hay épocas particulares. Hubo el período de los años 70’ – 73’, por ejemplo, donde en apenas tres años hubo una explosión de creatividad, experimentación, belleza y fuerza, que perdura hasta hoy con verdaderos monumentos como “La Cantata Santa María”. Y luego los famosos años ochenta, donde gente como nosotros que habíamos “sentido” los setenta entrábamos a la vida activa, y otros que solo habían conocido el “después” se preguntaban “¿qué hacemos en medio de esta oscuridad?”. Los setenta se hacían lejanos y muchos jóvenes querían tener una vida ya, al tiro, sin esperar que la dictadura cayera. Es el sentido de una frase de un tema de UPA! “Pasajeros del ultimo metro” : “Los amantes podemos volar, sin tener que esperar…”. Más el hecho que había que hacerlo todo uno mismo, que producíamos cultura en medio del “desierto” (o apagón) cultural… No es extraño que la fuerza acumulada por todas aquellas razones dure hasta hoy. Los momentos difíciles, duros, donde a pesar de todo hay emoción y combate, no se olvidan fácilmente. Y si los jóvenes de hoy siguen escuchando esa música es porque debe haber sido buena, y dan ganas de seguir creando. Yo personalmente, y creo que es el caso de todos los miembros de UPA!, no tengo ninguna intención de parar de crear!”.

Estas palabras de Planet se refrendan precisamente con la noticia del lanzamiento del nuevo disco de UPA!, que tentativamente se llamará “Presente”, nombre que esconde toda una declaración de intenciones. “Posiblemente ese disco salga en marzo y lo hemos llamado así porque esta hecho hoy y representa nuestra actualidad de creadores. Está la acepción de decir “!presente!”, presente al combate que nos concierne, presente en estos tiempos extraños. Y también “presente” en términos de presentes al instante; no hay mucha gente que este presente al instante… generalmente están pensando en otra cosa, o mirando al vecino o a la vecina que está rico o rica, o quejándose interiormente del pasado o asustándose por el futuro. Para ser Músico con mayúscula hay que estar presente. Es un álbum rock, como siempre. Los que nos han visto últimamente en vivo saben de lo que hablo; estamos lanzados mas que nunca ya que tenemos menos que demostrar que antes. Otra cosa es que todos componemos en UPA! y que todos ya somos adultos con hijos, entonces los temas hablan de eso, de cómo vemos la vida hoy. También esta el Amor (como siempre!) que es un tema “infinito”. Yo creo que es una de las mejores cosas que hemos hecho. En esta grabación participaron los músicos/amigos que nos acompañan hoy : Cristian Opazo en guitarras y Raúl Carmona en teclados. Y en las perillas uno de los mejores sonidistas que hemos cruzado : Barry Sage”.

Planet agrega que “el germen del álbum fue que una vez Pablo vino a vivir un tiempo en París, y naturalmente, luego de varias conversas sobre el estado del mundo y de la humanidad en general, nos pusimos a crear. Siempre me voy a acordar cuando él agarró una guitarra en mi departamento, se puso a tocar con su talento natural. Yo salí corriendo a buscar mi teléfono gritándole “No pares, no pares!!”, y así pude grabar aquellos acordes super que luego se transformarían en “Nueva Fe”, uno de los temas del álbum. De ahí él ya no paró y yo tampoco, y contaminamos a Sebastián y a Tavo Bascuñán, y pum! Un álbum…que empezamos a grabar casi inmediatamente después de tocar en el Teatro Caupolicán”.

UPA! tuvo el mérito, junto con otras bandas de la época, como Los Prisioneros, Viena, Emociones Clandestinas, La Banda del pequeño Vicio, La Banda 69 y Electrodomésticos, de abrir nuevos espacios y complicidades pop en un monolítico imaginario musical. Desde su álbum debut en 1986, un disco marcado por su lírica humanista y urbana y que reprodujo con precisión quirúrgica el clima desangelado del Chile de los años 80’ y que contenía 10 imperdibles viñetas musicales, canciones exquisitamente construidas con mimo, furia, dulzura, rebeldía, calidez y un alto poder de evocación, el grupo santiaguino supo construir, en una carrera marcada primero por una época de oro y posteriores reuniones esporádicas, un cancionero elegante y confesional.

Por ello, consultado sobre la relevancia que tuvo (y tiene) UPA! para el rockpop chileno de todas las épocas, Mario Planet confiesa que “la importancia o trascendencia solo se pueden medir con el tiempo…Dada la vigencia de nuestra música y textos, tengo la impresión que dijimos algo que tocó a la gente. En esos años era lo que queríamos, decir algo que no fuera atado a lo contingente sino que fuera al corazón de las cosas. Con la música lo mismo, pese a que estábamos influenciados por nuestros músicos favoritos, no nos inquietaba tanto estar “a la moda”. Creo que esas dos cosas hicieron que tuviéramos, con el tiempo, una cierta importancia y trascendencia”.

Video UPA! “Sueldos”:

UPA! en el Estadio Chile (1988) cantando “Cuando vuelvas”:

Video de UPA! “Ella llora”:

UPA! “Las masas son gente”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X