Inicio » Los 80 »

Los 10 mejores lentos del rock-pop latino de los 80’: Cómo olvidarlos

Bandas como Soda Stereo, GIT, Los Prisioneros, UPA!, los Fabulosos Cadillacs y Mecano también apelaron a la melancolía y la contemplación interior con bellas canciones de amor.

Guía de: Los 80

El inolvidable movimiento musical de los años 80’ llamado “rock latino” (o simplemente “pop latino”), escena en lengua vernácula que se adueñó de la programación de las radios de nuestro país y donde despuntaron grupos chilenos, argentinos, brasileños y españoles, no sólo dejaron una estela de inolvidables y eléctricos temas bailables, si no que también un puñado de baladas o temas lentos, los mismos que a más de un melómano le estrujaron el corazón. Acá les presentamos los más destacados.

1) “Me cuesta tanto olvidarte” (MECANO)

Este sencillo de 1986, compuesto por José María Cano e incluido en el álbum “Entre el cielo y el suelo”, se transformó en Latinoamérica en una de las canciones más populares de este trío español. Esta hermosa balada acústica destaca sobre todo por las emotivas inflexiones de la voz de Ana Torroja, secundada por un piano acústico acompañado de teclados simulando violines. Este tema también sería grabado por Mecano tanto en idioma francés como en italiano (“Mi costa tanto scordarti”).

 

2) “Trátame suavemente” (SODA STEREO)

Compuesta por Daniel Melero y producida por Federico Moura, esta canción de 1984, incluida en el disco debut de Soda Stereo, es el único tema del famoso trío argentino que no fue compuesto por alguno de sus tres miembros. Como primera balada en propiedad que grabó Soda Stereo, se transformó con el paso del tiempo en una de las grandes baladas del rock latino de los años 80′. Fue tan emblemática que Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti siempre la interpretaron en sus más importantes recitales, incluyendo las giras “El último concierto” y “Me verás volver”. La canción comienza como una suave balada jalonada por la crepuscular voz de Cerati, que en la segunda estrofa gana en vigor y energía con la entrada de la batería y un solo de guitarra a cargo, por supuesto, del fallecido y genial artista argentino.

 

3) “Deseo” (BANDHADA)

Este grupo chileno formado en 1983 al alero de la Facultad de Artes de La Universidad de Chile intentó plasmar en sus orígenes una propuesta que mezclara el jazz-fusión y el rock progresivo, pero al poco tiempo mutó a una propuesta más pop, acorde con la popularidad que el rock latino iba ganando en los radioescuchas nacionales. En 1987 el grupo lanzó su disco debut, donde destacó el single “Deseo”, un emotivo tema que con el paso del tiempo se convertiría en su tema más representativo. La canción destaca por su bella atmósfera musical, donde despuntan hermosos y jazzísticos aportes de saxo.

 

4)”Basta de llamarme así” (LOS FABULOSOS CADILLACS)

Incluida en el disco “Bares y Fondas”, el disco debut que Los Fabulosos Cadillacs lanzaron en 1986, se cuenta que esta canción fue escrita por el vocalista Vicentico Fernández Capello en homenaje a su fallecida hermana Tamara. Posteriormente, el grupo grabaría en 1993 una segunda versión del tema en clave acústica, donde la voz del vocalista de este grupo argentino, como si recordara ese infausto episodio, parece quebrarse en varios momentos.

 

5) “Es demasiado triste” (LOS PRISIONEROS))

Esta nostálgica canción cierra brillantemente el disco “Corazones”, el disco más “romántico” de este popular grupo sanmiguelino (que a esas alturas ya era un dúo, luego del alejamiento del guitarrista Claudio Narea). Producido por el cotizado productor argentino Gustavo Santaolalla (al igual que el resto de las piezas del álbum), el tema destaca por la brillante letra de Jorge González (“Oye voy a tomar/ un taxi hacia quien sabe donde/ y así poder olvidar/ lo único inolvidable…”) y el carrusel de melancólicos sonidos sintetizados que acompañan a su estribillo.

 

6) “Es tan fácil romper un corazón” (MIGUEL MATEOS –ZAS)

Grabado en 1986 en Estados unidos, junto al resto de la canciones que conformaron el disco “Solos en América”, esta canción fue uno de los tantos buenos singles que se desprendieron de esa placa, la misma que le permitió a Miguel Mateos y a su grupo Zas conquistar los principales mercados de América Latina. La canción destaca por la sentida interpretación vocal de Mateos, secundada por la rockera guitarra de Carlos “Negro” García López, el bajo de Carlos “Cachorro” López y la batería de Alejandro Mateos, hermano del líder de la banda.

 

7) “11 y 6” (FITO PAÉZ)

Incluido en el disco “Giros”, el segundo álbum de este popular artista rosarino, esta canción de 1985 se transformaría en una de sus canciones más populares y emblemáticas. El tema es una suerte de poema urbano adaptado musicalmente que cuenta la historia de amor de dos empobrecidos jóvenes de Buenos Aires, los cuales, a pesar de todos los inconvenientes y carencias, logran llevar su relación romántica adelante (“¡Miren todos!/ Ellos solos / pueden más que el amor / y son más fuertes que el Olimpo. ..”), El nombre de la canción, al parecer, haría referencia a la edad de los dos jóvenes protagonistas de la historia, que se explicaría en el verso: “Él carga con 11 y ella con 6,/ y si reía, él le daba la luna…”.

 

8) “No hieras mi corazón” (GIT):

Luego de acompañar como músicos de sesión a Charly García para sus discos “Clics Modernos” y “Piano Bar”, el bajista Alfredo Toth, el guitarrista Pablo Guyot y el baterista Willy Iturri decidieron en 1984 probar suerte como grupo. Bautizados como GIT, sigla que unía la primera letra de sus respectivos apellidos, el trío lanzó ese mismo año un exitoso disco debut llamado igual que el grupo. El segundo disco, llamado El disco negro de GIT, también alcanzó cifras altísimas en ventas. Entre sus bailables singles destacó este moroso tema, donde despunta como siempre, el sonido de la enérgica e inconfundible batería de Iturri.

 

9) “Cuando Vuelvas” (UPA!)

Compuesta por Sebastián Piga e incluida en el disco debut de este cuarteto santiaguino, este single se encaramó en 1987 a lo más alto de los rankings nacionales. Esta brillante gema pop destaca por su original introducción de platillo y batería a cargo del percusionista Octavio Bascuñán, y una cuidada instrumentación, donde despunta los precisos punteos de guitarras de Mario Planet y el epílogo de saxo del mismo Sebastián Piga. Su escueta letra tampoco deja de ser llamativa, especialmente cuando el bajista y vocalista Pablo Ugarte canta “Cuando vuelvas /quiero verte a solas / y contarte/ todas estas cosas / ayudarte/ a sacarte la ropa…”.

 

10) “Déjenme” (Álvaro Scaramelli)

Luego de saborear el éxito con el grupo Cinema, el cantante y compositor chileno Álvaro Scaramelli grabó en 1987 en Buenos Aires su disco debut “Mi tiempo interior”, una placa donde trataba temas como la soledad, los bemoles de la fama y la incomunicación amorosa. El principal single de ese disco, “Dejénme”, no sólo se tomó los primeros lugares de los rankings de la música pop de nuestro país, sino que también las radioemisoras dedicadas a la música romántica adulta.

BONUS TRACKS:

 

11) “Tus viejas cartas” (Los Enanitos Verdes)

Incluida en el disco “Contrarreloj”, el disco más exitoso de este cuarteto argentino, esta canción tomó la posta en los rankings de otros exitosos y acelerados singles que se extrajeron de esa placa, como “Simulacro de tensión” y “La muralla verde”. La canción, cantada con mucho sentimiento por el vocalista Marciano Cantero, describe sin preámbulos la decepción y la melancolía que provocan en un enamorado la lectura de viejas cartas de amor.

 

12) “Esperando nacer” (Pancho Puelma y los Socios)

La historia de esta balada, que cuenta la historia de un niño en gestación que escucha intrauterinamente las expectativas de sus parientes sobre su futuro, lanzó a la fama a este artista de Viña del Mar, y también a su banda, que tenía la particularidad de incluir a músicos chilenos de excelencia como el baterista Mauricio Clavería, futuro integrante de La Ley. Según relató el mismo Pancho Puelma, en 1985 grabó por su propia cuenta este tema, agregando una base musical sobre teclado. Luego de hacer 100 copias en cassette, las mandó a varias radios sin resultado. Sólo cuando la “Radio Recreo” de Viña del Mar comenzó a tocarla, el sello RCA decidió incorporarla a un compilado. El éxito fue tan abrumador que en 1986 aparecería en el primer disco de Puelma con el título de “Esperando Nacer”.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X