Inicio » Los 80 »

Los famosos libros regalados por revista Ercilla: 8 millones de nuevos lectores en Chile

En 1983 este conocido semanario capitalino hizo historia en nuestro país por un gran acierto editorial. Distribuyó gratuitamente 8.103. 921 libros a sus lectores en menos de un año.

Guía de: Los 80

En 1983 la conocida revista Ercilla hizo una apuesta riesgosa, pero que a la postre le trajo resultados históricos y asombrosos. Con el apoyo de la Editorial Andrés Bello y el patrocinio de la Corporación de Televisión de la Universidad Católica de Chile, este semanario decidió estimular la inquietud del lector chileno, repartiendo gratuitamente 8.103.921 volúmenes, distribuidos en menos de un año.

libros ercilla

Foto: Internet

La colección de literatura clásica chilena de Ercilla era la de tapa negra.

La revista comenzó entregando 24 títulos de una cuidadosa selección de los mejores libros chilenos, los cuales, a través de los kioskos, llegaron a centenares de miles de hogares, permitiendo que los más grandes autores nacionales se sentaran, codo a codo, con los hombres, mujeres y jóvenes de esta angosta y larga faja de tierra. Gracias a la entusiasta respuesta del público, que respaldó semanalmente la iniciativa, la revista Ercilla diversificó la colección, entregando los mejores títulos de la literatura clásica española, la literatura clásica universal y la monumental “Historia de Chile”, de Don Francisco Antonio Encina, en su versión completa, a través de 36 tomos.

Los libros regalados por esta publicación de actualidad nacional e internacional tuvieron el mérito de hacer un decisivo aporte, en pleno gobierno militar, al sistema de alumbrado cultural que muchos se esforzaban por encender, logrando que el libro recuperara gran parte del terreno perdido durante los primeros años de esa década y la segunda mitad de los años 70’. Además, y no por ello menos importante, contribuyó a la formación literaria de numerosos escritores y periodistas de nuestro país, como es el caso del crítico y novelista Alejandro Zambra.

“Gran parte de los niños de los años ochenta debemos nuestra iniciación literaria a la Biblioteca Ercilla, una numerosa colección de libros sin dibujos, sin prólogos y sin notas al pie de página que venían de regalo con la revista Ercilla. Esta biblioteca, bastante familiar para quienes hoy bordean los 40 años, se dividía en tres colecciones: literatura clásica chilena (de tapa negra); literatura clásica universal (de tapa marrón), y clásicos de la literatura española (tapa dorada). Mi generación fue la última cuya formación literaria fue, fundamentalmente, nacional. Crecimos partiendo primero leyendo a los chilenos, a los chilenos muertos, para ser preciso. En mi casa, como en la mayoría de las casas de clase media, la biblioteca consistía únicamente en una colección de libros baratos que venían de regalo con esta publicación oficialista”.

Zambra, autor de las premiadas novelas “Bonsai”, “La vida privada de los árboles” y “Formas de volver a casa” agrega que “somos, mal que nos pese, la generación Ercilla: leímos La metamorfosis o El retrato de Dorian Grey o los cuentos de Poe fundamentalmente porque entonces bastaba estirar la mano para obtener esos libros y porque nos cautivaron o no nos aburrieron. Los de la generación Ercilla crecimos en un mundo nada propicio para la literatura, un mundo donde resultaba más saludable hacerse el tonto que pasarse de listo”.

La colección literaria regalada por la revista Ercilla fue, al cabo, uno de los mayores éxitos editoriales de toda la historia de nuestro país y una prueba indesmentible y palpable del interés que, por diversas razones, yace dormido en el público lector chileno.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X