Inicio » Los 80 »

Sexual democracia: el genial toque de humor en el pop chileno de los 80’

Liderados por el incombustible músico Miguel Barriga, este grupo musical sureño llamó la atención en los años 80’ por entregar una original propuesta musical salpicada de corrosivas y chistosas letras.

Guía de: Los 80

El grupo Sexual Democracia, liderado por el músico Miguel Barriga, nació en la Universidad Austral de Valdivia en la segunda mitad de la década de los 80’. Su particular nombre nació como una parodia de la extrema tensión política plebiscitaria que se vivía en ese momento y del hecho de que los chilenos, en palabras del propio Barriga, en ese tiempo se creían expertos consumados en dos cosas: el sexo y la democracia.

Haciendo una inédita mezcla de rock, pop, folklore y ritmos tropicales, el grupo autoprodujo su primer álbum, titulado “Los Chicos Buenos”. Con la mitad del álbum grabado en estudio y la otra en vivo (por falta de dinero), el disco, que ahora es objeto de culto, llamó de inmediato la atención por sus graciosas letras que desnudaban descarnadamente a la sociedad chilena. Es el caso de canciones como “Los pitutos”, “Profanador de cunas” , “Los chicos Buenos (Los bomberos)” y “Yo no copio”, (cuya letra condenaba a los plagiadores, pese a que en su parte final la canción imitaba graciosa y descaradamente al tema “La voz de los 80’” de Los Prisioneros, y el “1,2, Ultraviolento” del grupo argentino Los Violadores).

sexual democracia

Foto: El Mercurio

"Buscando chilenos" fue el segundo disco de Sexual Democracia.

La humorística mirada de Miguel Barriga sobre una serie de diversos tópicos nacionales se tradujo en letras desopilantes y divertidas, como la que caracteriza al tema “Profanador de cunas”, dedicado a esos galanes adultos que se solazan seduciendo “lolitas”:

“Tu vida privada no me interesa / hagas lo que hagas, con quien te parezca, / No es que sea moralista… pero esa chica no esta lista / Hey, ubícate profanador, déjale algo a la nueva generación / Profanador de cunas, chacal de los chicles, rey de los jumpers / Profanador de cunas, te crees novio de kindergarden / profanador de cunas, las conquistas con chocolates / profanador de cunas, gurka de los flippers / Con que pese arriba de 30 kilos / sonría en la fila y lea de corrido / cruce la vereda sola y con gusto a leche no te incomoda / Hey, ubícate…/ Profanador de cunas,…/ Reconozco que algunas lo piden a gritos / en vez de 13 diría que tienen 25 / Hey, profanador, tal vez tengas la razón / la edad no importa en el amor, / soy otro profanador…”

Otro tema emblemático de esa primera época del grupo y que les trajo bastante popularidad fue “Los Chicos buenos (bomberos) ”, dedicados a aquellos sacrificados funcionarios públicos especializados en apagar el fuego: “Amo sus uniformes, me encantan sus colores / Me gusta verlos desfilar, me emocionan cuando empiezan a actuar / Quiero ser uno de ellos, si /… me gusta verlos con sus cascos / también con sus mangueras/ quiero ser uno de ellos / Vivan los bomberos (bomberos) vivan los bomberos (que apagan el fuego) bomberos chicos buenos / Ellos tienen bombas y no las usan para matar (no como otros) / Ellos actúan a la luz del día y no se esconden (no como otros) / ellos pagan en las micros… no reciben sueldos de ningún tipo (no como otros…) / Ellos no se han privatizado y no cobran por incendio apagado / Vivan los bomberos../ Acuda a sus fiestas (no se corra) / compre tarjetas para sus bingos (déles plata) / coopere con la campaña del sobre (apóyelos) / no llame por incendios falsos (no sea tonto) / Salten, aplaudan, salten, aplaudan /(si no) se les quema la casa / Vivan los bomberos…”

El siguiente disco del grupo, “Buscando chilenos”, lanzado en el período del ocaso del pop latino, vendió más de 100 mil copias y los consagró artísticamente. En 1992 actuaron exitosamente en el Festival Internacional de Viña del Mar, año en que lanzaron “Buscando chilenos 2: la venganza continúa”, que obtuvo un disco de platino en su primera semana de venta y en cuya portada aparecía un indio pícaro chileno despedazando un afiche de Robocop. Ese mismo año hicieron una gira por 50 ciudades y pueblos del país.

Después de algunos cambios en la formación y de sacar nuevos discos (“Sudamérica Suda”, “Hueveuz”, “Buscando chilenos 3: el encontrón final”, “Sxd.cl” y algunos discos recopilatorios), el grupo entró en receso. Pero en el año 2007 Miguel Barriga reapareció ante 50.000 personas en el Estadio Nacional, entregando una arrolladora presentación en la Cumbre del Rock Chileno 1. Ante los elogios y el apoyo del público, la prensa especializada debió reconocer su gran carisma y arrastre.

Hoy, Miguel Barriga sigue activo y entregando su particular propuesta musical (“pop-klor”, la llama él) con una mezcla de rock, pop, pachanga, folklore, música tropical y, sobre todo, mucho, mucho humor. Por de pronto, en muchas partes del país ya se ha exhibido la cinta “La experiencia Barriga”, un documental estilo roadmoavie filmado por dos jóvenes chilenos, un peruano y un estadounidense en que las cámaras registran no sólo una serie de presentaciones de Miguel Barriga por ciudades, pueblos y villorios del sur de Chile, sino que además descubren qué se esconde tras la figura del cantante y de qué se trata la auténtica chilenidad.

Recuerdos de los años 80′

Durante la presentación de este documental en un festival musical en Valparaíso, Miguel Barriga le confidenció a Guioteca los recuerdos más vívidos que le dejaron la extinta década de los 80′.

“Lo que más recuerdo de los 80’ son las peñas y los café concert. Eran shows donde había mucha creatividad contenida, porque era una creatividad que sólo podía llegar a un determinado nivel, ya que no se podían ocupar otras palabras. Recuerdo esa época de los 80’, en pleno gobierno militar, como una época con muchas metáforas. Había que decir lo obvio, pero de una forma que no te pillaran. Ese es mi recuerdo de los 80,’ una época en que por supuesto tenía otro físico (risas) y otros sueños. Era una época muy dual porque como que había un mundo de fantasía que tú te estabas perdiendo. Y, por otro lado, había una realidad que no se mostraba en los medios. Y en provincias esa situación era todavía peor. Yo soy de Quirihue y allí teníamos sólo un canal de televisión, el canal 7, que nos entregaba una sola verdad oficial. Y en Valdivia pasaba casi lo mismo, sólo la lluvia y las expresiones artísticas que tú podías encontrar en las universidades y otros recintos. De esa época de Sexual Democracia mi canción favorita es “Los bomberos”, un rocanrol a mi gusto muy chileno”.

Video Sexual Democracia: “Profanador de cunas”:

Sexual Democracia interpretando “Los Bomberos” en el Festival de Viña 1992:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X