Análisis de Payback 2015: Una amarga venganza

Disminuida su importancia por la cercanía de Elimination Chamber y Money in the Bank, Payback solo será recordada por un par de luchas destacadas.

Guía de: Lucha Libre

Tal cual como pasó con Extreme Rules, las expectativas puestas en Payback, eran bastante bajas, sobretodo luego de que la WWE, decidiera traer de vuelta el evento Elimination Chamber, uno de los más emocionantes por sus batallas dentro de la Cámara de la Eliminación. Pero donde Extreme Rules respondió con luchas de buena calidad, Payback no pudo convencer a los exigentes seguidores, que solo se prendieron en un par de ocasiones. Lamentablemente, se están repitiendo algunas prácticas que parecían superadas por la WWE, como la programación de luchas sin un gran feudo detrás.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.comKick-off: R-truth venció a Goldust. Parece ser que la WWE paulatinamente está tratando de eliminar tanto análisis de sus Kick-off, reemplazándolos por luchas sin mayor trascendencia. El único antecedente previo entre estos hombres, fue su participación en la lucha de escaleras por el Campeonato Intercontinental en Wrestlemania y de ahí nada más. Lucha no programada que no le añadió ni le quitó nada al evento.

Foto: WWE.comKick-off: The Ascension venció a The New Mega-Powers. A diferencia de la anterior, esta lucha sí estaba programada, pero su realización y desarrollo, nos deja con un tremendo signo de interrogación en relación a estos talentos. The Ascension parecía ser la pareja que venía a tomarse inmediatamente la división en parejas, pero hasta ahora solo han sido ampliamente ridiculizados y puestos en combates sin trascendencia como este. Damien Sandow, parecía haber sacado lo mejor de su alianza con el Miz, pero resulta que involucionó rápidamente a lo que era antes de eso. Lucha de relleno, corta y que no merece mayor análisis.

Foto: WWE.comSheamus venció a Dolph Ziggler. El comienzo oficial de la noche, fue para dos personajes que aparte de las ganas que se tenían (de enfrentarse), demuestran a las claras las consecuencias de tener un solo título máximo unificado. Sheamus en su retorno al ring, no ha podido sacudirse las críticas sobre su extraño aspecto y solo parece un remedo del monster-heel  que nos quieren vender. Ziggler por su parte, derrocha energía y cuenta con el apoyo de la mayoría del público, sin embargo sigue estancado en feudos poco atrayentes para él, donde más encima termina perdiendo. Tanto en “Chamber” como en “Money” ambos tendrán la posibilidad de mostrarse más, siempre y cuando los consideren en la lucha principal.

Foto: WWE.comThe New Day venció a Tyson Kidd y Cesaro reteniendo el Campeonato en Parejas de la WWE. La segunda lucha en parejas de la noche, siguió ratificando a las claras, el mal momento de la división. Pese al cambio de bando que tuvieron ambos equipos, los New Day solo son ridiculizados y el apoyo popular a los ex-campeones, se pierde en su falta de carisma. Las parejas requieren con urgencia un shock que les permita ampliar las opciones de otros a alcanzar el título, sobretodo pensando en que se viene una Elimination Chamber exclusiva de parejas. ¿Qué haría yo?, parejas de luchadores principales: Rollins-Kane, Ambrose-Reigns y porque no un Cena-Orton (algo absolutamente descabellado), devolverían parte de la importancia a un título que nunca debió perderla.

Foto: WWE.comBray Wyatt venció a Ryback. Páginas y páginas podríamos hablar de Bray Wyatt, quien a mi parecer, es el luchador más subvaluado de la WWE actual. Su personaje, sus movimientos, su presencia y llegada con el público, no tienen parangón en el roster principal y parece tampoco tenerlo con los muchachos que vienen de NXT. Su presencia en dos Wrestlemania seguidos con personajes que de seguro estarán en el Salón de la Fama de la WWE, deberían asegurarle inmediatamente su presencia en los eventos principales de cada PPV y show semanal. Sin embargo, su personaje tan disfuncional en la actual WWE, lo deja sin muchas posibilidades de feudo y de pegarse un más que merecido salto a las estrellas principales de la compañía. El combate de anoche, demostró que Ryback sencillamente no está a la altura y que la Nueva cara del terror, debe ir por más. Tal vez Elimination Chamber sea su momento.

Foto: WWE.comJohn Cena venció a Rusev, reteniendo el Campeonato de los Estados Unidos. El cuarto combate seguido entre Cena y Rusev en un PPV, resultó ser el mejor de todos, aún cuando su casi seguro desenlace, disminuía las expectativas. Cena nunca se ha rendido desde que adoptó la personalidad de superhéroe y aunque el morbo de verlo sucumbir siempre está, era muy difícil que en este evento se diera. Sin embargo, hubieron varias situaciones que generaron que el público se parara de sus asientos: primero el “accidente” relacionado con la pirotecnia y luego cuando Rusev sacó la soga del ring para castigar a Cena, son momentos que quedaran en el recuento del año. Pese a la constante crítica, lo cierto es que Cena a cumplido con creces lo que se esperaba de él como Campeón de Estados Unidos y en cuanto a Rusev, terminó perdiendo pero de pie, por lo que su futuro puede ser esplendoroso, solo depende de él.

Foto: WWE.comNaomi y Tamina vencieron a las Bella Twins. Es extraño decirlo, pero a mi parecer, la lucha femenina completó el podio del evento, con la lucha antes analizada y el evento principal. Y eso es porque no se espera mucho de una lucha de esta división en un PPV, pero esta vez las chicas pudieron desplegar todo su potencial en apenas seis minutos. Ya hemos consignado como las Bella han madurado un montón desde su aparición en la WWE (sobretodo Nikki), pero este es el momento esperado largamente por Naomi para poder mostrarse como una alternativa más que importante para el campeonato de Divas. Su dupla con Tamina, mezcla fuerza, técnica y  una rudeza impropia para las chicas, pero que tanto se aprecia cuando resulta. Más temprano que tarde, Naomi (y por que no tambien Tamina) debería consagrarse por fin como Campeona de las Divas.

Foto: WWE.comNeville venció a King Barrett. Tal como en el caso de Cena vs Rusev, Neville se enfrentó por tercera vez consecutiva a Barrett (considerando la final del King of the Ring) y al contrario de la reseña anterior, resultó el peor de dichos enfrentamientos. Con una duración muy similar a la lucha de Divas, Neville no pudo desarrollar lo que nos tiene acostumbrados y Barrett abandonó rápidamente la lucha en lo que parecía consecuencia de una posible lesión de Neville en la última movida, sin embargo se develó que no era tal por las acciones de Barrett posteriores al término del combate. Relleno innecesario y que poco aporta a la carrera de ambos, sobretodo a la ascendente de Neville.

Foto: WWE.comSeth Rollins venció a Randy Orton, Roman Reigns y Dean Ambrose, reteniendo el Campeonato Mundial Pesado de la WWE. Como siempre hemos comentado, una lucha fatal de 4 esquinas, es de las luchas más apasionantes y demandantes que puedan existir, ya que la posibilidad de ganarla es de solo un 25%. Dicha situación y los condimentos que le pusieron las semanas anteriores a este combate, hicieron que la expectativa fuera altísima y aún hicieron pensar en un nuevo campeón. Sin embargo, la ayuda de La Autoridad a Rollins, no permite analizar el combate en su justa medida, ya que lamentablemente Kane se unió a última hora a la ayuda al actual campeón. Como principal momento, la reunión por un par de minutos del grupo The Shield, fue la excusa perfecta para que el público disfrutara de una lucha que probablemente se repetirá casi íntegra a fines de mes en Elimination Chamber. El tiempo que falta (solo dos semanas), impide hacer mayores cambios y el término de Payback, donde nadie consiguió su venganza, genera mayor importancia a un match donde muy probablemente tendremos un nuevo campeón.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo

 

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X