Evolution: La vuelta de un clásico

El Lunes en RAW, presenciamos la vuelta del Stable más exitoso de la historia de la WWE. ¿Será una buena señal o la segunda parte en este caso no será buena?

Guía de: Lucha Libre

El año 2003, sucede un gran cambio de era en la WWE, que se empezó a generar el año anterior cuando la World Wrestling Federation, por razones legales, debió cambiar su último nombre por Entertainment. Lo que en un principio se pensaba que sólo sería un cambio de nombre, provocó cambios de raíz en el fondo de la programación y sus luchas, empezando la era conocida como Ruthless Agression. Para comenzar, el hecho de poner “entretenimiento” en su nombre, permitió ampliar el mercado a otros productos como las películas y otros menos exitosos como el Fútbol americano con la XFL.

Ese cambio de era, fue también acompañado por un cambio drástico en las estrellas de la compañía, el mismo 2003 se retirarían los dos iconos más importantes de la WWE en ese minuto The Rock y Stone Cold Steve Austin. La compañía lejos de espantarse, dio un tiraje a la chimenea que no era extraño para la empresa de Vince McMahon, ya que lo mismo sucedió al comienzo de la era Attitude con los mismos nombres que antes mencionábamos. También estaba en su apogeo la división de las marcas RAW y SmackDown, y por primera vez en la historia, parecía que la segunda era más potente, con Brock Lesnar en su mejor forma, además del respaldo del Undertaker, Edge y Eddie Guerrero entre otros.

Foto: WWE.com

Evolution en pleno apogeo.

Con este contexto, Evolution (en este artículo, nombrado como el mejor Stable de la historia), fue la respuesta perfecta que encontró RAW para solucionar los problemas que tenía, tanto para contrarrestar el poderío de SmackDown, como también darle oportunidades a nuevos talentos  que pudieran liderar la marca a futuro. Evolution se promocionó como la agrupación que traía lo mejor del hoy (Triple H), lo mejor de ayer (Ric Flair) y lo mejor de mañana (Batista y Randy Orton) y la apuesta resultó de mil maravillas, ya que la agrupación estuvo casi dos años en los eventos principales de RAW.

No es antojadizo decir que Evolution es el Stable más exitoso de la historia de la WWE, ya que en su conjunto, suman la cantidad de 47 títulos máximos. En Armaggedon 2003, se logró el objetivo máximo, en donde cada miembro tenía un título, incluido el Peso Pesado en manos de Triple H. Las luchas de poder internas, generaron disputas insalvables para los miembros de Evolution, que empezaron a separarse un año después, cuando Randy Orton obtuvo el título máximo. Pese a que parecía que sus colegas lo apoyarían, le dieron la espalda generándose la primera deserción del grupo. El 2005, con Triple H de vuelta como campeón Pesado, se enfrentó a Batista por el campeonato en Wrestlemania 21, donde el triunfo de Batista generó el final de la agrupación.

Foto: WWE.com

Mas años y arrugas, pero el ring es de Evolution.

9 años después, los papeles se mantienen: Triple H, ahora como el principal directivo de la WWE, es la figura de poder, que ahora tiene que lidiar con dos estrellas consagradas en Orton y Batista, cuyo ego hace que no los pueda controlar siempre de la mejor manera, pero como dijo en RAW, al estar unidos son imparables. Su reunión esta vez, es con un objetivo claro: Acabar con el reinado de Daniel Bryan como campeón indiscutido, y como equipo, derrotar a The Shield, la inesperada piedra en el zapato con la que se encontró Triple H y La Autoridad.

El primer round fue para Evolution, esperemos que nos vuelvan a mostrar el espectáculo acostumbrado, y que no sea una vuelta por volver.

¿Qué opinas de la reunión de Evolution?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X