Kofi Kingston: La historia de sacrificio y esfuerzo que derivó en la Kofimania

El pasado 7 de abril Kofi Kingston desató la Kofimania en Wrestlemania 35 ganando el título mayor de la WWE. Conoce la historia que llevó al luchador menos pensado, a tocar el cielo del wrestling con las manos.

Guía de: Lucha Libre

kofi-kingston

Kofi Kingston gana el título en Wrestlemania 35

Hace dos meses, un par de semanas antes de Elimination Chamber, Kofi y su stable, the New Day (él, Big E y Xavier Woods) no tenían pelea asignada para el evento. Fue ahí cuando una contusión cerebral de Ali, lo incluía como uno de los 6 luchadores que disputarían el título máximo de la WWE, un premio para un luchador a quien, tras 11 años en la compañía, nunca le habían dado la posibilidad de pelear por el título mayor.

El resto de la historia es de fábula. Kingston no ganó le título esa noche, pero la previa de dicho evento y el PPV mismo, arrojaron actuaciones descollantes del luchador que se ganó el apoyo de los fans que clamaban por Kofi en el evento principal de Wrestlemania, desafiando al campeón vigente Daniel Bryan.

En una Compañía que se basa por los libretos “religiosos” que vienen más de un producto televisivo, pocas veces hay espacio para la creación orgánica de una estrella. La última vez fue en Wrestlemania 30, donde el mismo Daniel Bryan, tuvo que ser incluido en el evento principal por la presión de los fans que boicotearon dos eventos seguidos, al ver que su luchador favorito no recibía la oportunidad que ellos mismos querían para él.

La WWE tomó la lección, y esta vez creó un storyline de injusticia, y sacrificio, donde a Kofi se le negó constantemente su inclusión al evento por parte de Vince McMahon, dueño de la empresa de lucha.

¿El resultado? El pasado domingo no sólo vimos la mejor pelea de la noche, sino también un Wrestlemania Moment, donde la Kofimania se desató al ganar el título de la WWE, luego de 25 minutos de lucha contra Daniel Bryan, y de pasada se logró un hito histórico al ser el primer luchador de color en ganar un título mayor en la historia de Wrestlemania.

Once años de trabajo duro, de oportunidades negadas, de esfuerzo y dedicación al espectáculo, fueron el camino de un luchador que tuvo la habilidad de reinventarse cuantas veces fue necesario para lograr su sueño, y que hoy junto a sus compañeros del New Day pueden celebrar un hito en la historia de la lucha libre y grabar un momento en la memoria de los fans más acérrimos del wrestling.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X