La estrecha conexión del Presidente Trump y la WWE: Historia y sus videos sobre el ring

La cercanía entre la principal empresa de Lucha Libre del mundo y el nuevo presidente norteamericano no está exenta de polémica.

Guía de: Lucha Libre

Hace casi una década, el 1° de Abril del 2007, la WWE vivía su principal evento del año, cuando Wrestlemania desarrollaba su edición número 23 y aunque los eventos principales estaban llenos de esa mezcla de experiencia y nueva sangre que se toma la empresa, un combate llamaba la atención del público y quedaría en los anales de la historia de la Vitrina de los Inmortales: La Batalla de los Billonarios.

Trump rapando la cabeza de Vince McMahon en la Batalla de los Billonarios.

Trump rapando la cabeza de Vince McMahon en la Batalla de los Billonarios.

Aun cuando la Batalla ya tiene su larga historia (que pueden revisar en el link resaltado), hoy este concepto alcanzó un nuevo nivel, ya que se transformó en la única vez que un Presidente de los Estados Unidos, ingresó a un ring de la WWE. Claramente Donald Trump no estaba en el evento para combatir en un mano a mano con Vince McMahon, pero Trump además de ganar la competencia con su pupilo Bobby Lashley, se prestó al espectáculo que plantea la WWE, ganándose en el camino además, una Paralizadora del mismísimo Stone Cold Steve Austin.

 

Mira a Trump peleando en la WWE

 

Pero la unión entre Trump y la WWE, no nació en ese inolvidable match, que le valdría su inducción al Salón de la Fama, sino que su aporte al desarrollo de la Compañía en sus primeros años, sería vital al posibilitar la realización de Wrestlemania IV en el Trump Plaza de Atlantic City, situación que se repetiría el siguiente año, con el consiguiente aumento de presencia de la WWE en el conocimiento público en los Estados Unidos.

Un joven Trump con las estrellas Hulk Hogan y André el Gigante.

Un joven Trump con las estrellas Hulk Hogan y André el Gigante.

Para Wrestlemania 23, ya los rumores indicaban la inminente presencia de Trump como candidato presidencial del Partido Republicano en alguna próxima elección, pero las constantes polémicas en las que se veía involucrado, generaban una alta tasa de rechazo en el electorado. En ese sentido, su presencia en el evento y luego como parte del Salón de la Fama, sirvieron de apoyo fundamental para un “lavado” en la imagen del controvertido millonario.

Pero los McMahon, no solo prestaron su empresa para hacer ver a un Trump más cercano a la gente, sino que como resultaba obvio, pusieron una alta cantidad de dinero en la Campaña (se habla de cerca de 6 millones de dólares). Una de las cosas fundamentales tras este apoyo, es que los McMahon hicieron la donación de manera personal, tratando de no mezclar a la WWE en esta campaña, sin embargo los claros vínculos con Trump y el pasado político de Linda McMahon (quien trató dos veces de entrar al senado de los Estados Unidos), hacen imposible separar a la familia del negocio, que es de donde obtienen su fortuna.

Trump y McMahon, amigos y colaboradores.

Trump y McMahon, amigos y colaboradores.

Para los fanáticos, el nombre de Trump suena bastante cercano, por las ocasiones donde se ha prestado para participar en la empresa de sus colaboradores, pero el mismo carácter polémico de Trump, hace que sea imposible que su figura alcance un apoyo incondicional. A pesar de eso, Trump siempre será conocido como el primer presidente, que subió al ring de la WWE.

Donald Trump es el Presidente de los Estados Unidos.

Donald Trump es el Presidente de los Estados Unidos.

¿Qué opinas de la relación de Trump con la WWE?

@gustalbo

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X