Luchador de Febrero: Randy Orton, el villano que todos “amamos odiar”

El mes más corto del año nos dejó el renacer de un veterano que volvió con su mejor cara a ser el luchador más odiado.

Guía de: Lucha Libre

randy-orton
La Era PG de la WWE trajó a comienzos de la década del 2010 contenido más familiar y abrió la Compañía a audiencias más infantiles, algo que benefició las arcas de la Compañía en ventas de auspiciadores, contratos televisivos y más merchandising, pero también le quitó filo a los arcos argumentales y a personajes que basaban su performance en rasgos psicopáticos y agresivos, como fue el caso de Randy Orton.

Por años una figura deslavada y plana, con el regreso de Edge a la Compañía volvió a lo que mejor sabe hacer, sacar su lado sadístico, y despertar el repudio de la fanaticada.

Bastó un ataque a su retornado ex amigo para dar un vuelco a un personaje que hace años pedía a gritos una nueva dirección.

 

Desde ahí, semanas sin explicar el porqué de la traición a Edge y dos nuevos ataques en semanas consecutivas a otro veterano, Matt Hardy, hicieron el trabajo para que Orton volviese a ser el luchador más odiado, y también el más interesante de la copada pantalla televisiva de la WWE.

 

¿Qué se viene ahora para el multicampeón mundial? Un encuentro en Wrestlemania 36 contra el mismo Edge, y de ahí en adelante es posible que sea el contendor número 1 para el título que debería ganar Drew McIntyre en el mismo evento.

Orton sin lugar a dudas renació y volvió con su mejor cara.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios