Crochet graffiti: Un toque “hecho a mano” en la ciudad

Pasión por tejer al nivel del arte, vistiendo las frialdades del entorno urbano con arte hecho a mano, que agrega color y vida a edificios y calles, cambiando el cemento y metal.

Guía de: Manualidades y Artesanía

Sabemos que el graffiti es una expresión popular sobre el mobiliario urbano para expresiones callejeras, conflictos sociales o rebeldía. Para sus fines se utiliza el spray, tintas o pinturas.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

El graffiti genera rechazo en muchos sectores, que no lo ven como arte sino como un daño a la ciudad.  Sin embargo que distinto es cuando para esta forma de expresión urbana sólo se necesitan lanas, agujas y saber algo de crochet.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Para quienes aún no lo conocen, el Crochet Graffiti (o Yarn Bombing en inglés, o Knit Graffiti) es un tipo de “street art” que, mediante aplicaciones de piezas tejidas multicolores, interviene en los espacios urbanos.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Estas instalaciones tejidas son espectaculares y su permanencia en el lugar es relativa, ya que pueden ser removidas fácilmente. De alguna manera esta forma de expresarse también podrá estar mal para algunas personas, quienes encontrarán que es un acto de vandalismo alterar la ciudad, de tal suerte que dependerá de las municipalidades o de las fuerzas de seguridad el tiempo que se mantengan.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Existen varios grupos de Yarn Bombing alrededor del mundo, que organizan estas instalaciones a través de talleres, cada uno de los cuales prepara sus propios proyectos y actividades para darles un cambio a ciertos sectores de las ciudades, de forma de quitarles la frialdad que les da el cemento, el vidrio y metal.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Por lo que entiendo esta historia comienza con Magda Sayeg, una artista estadounidense que llevó su pasión por tejer al nivel del arte, vistiendo las frialdades del entorno urbano con su arte hecho a mano. Llevó un material como la lana a lugares llenos de hormigón y metal, llevó la calidez de lo hecho a mano a lugares fríos y distantes.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Así nació el movimiento “la guerrilla del tejido” que ha “atacado” a varios lugares del mundo, como China, Australia, Alemania, Suecia, Italia, México, Inglaterra y Estados Unidos. Es simple, sacó el arte de las galerías y museos y lo llevó a la calle, ¿no es ahí donde debería estar siempre? Dice Magda que ella es feliz “cuando su cartero pasa frente de su casa y la ve llena de colores, y luego le envía un email para agradecerlo”.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

Otra artista llamada Jessie Hemmonds  encontró que a la estatua de un toro en Wall Street le faltaba algo más vistoso, así que la cubrió con un tejido fucsia.

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

crochet-graffiti

Foto: Yarn Bombing

La verdad es que esta técnica no deja indiferente a nadie que la ve por la calle, o rodeando troncos, grifos,  basureros y otros objetos urbanos. Yo no lo he visto personalmente porque en Chile todavía no han intervenido, pero no me cabe duda que no agrede ni a la arquitectura ni al aspecto urbano. Creo que es una vez más un homenaje a la creatividad.

Links:

Más sobre Manualidades y Artesanía

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X