¿Eres una mujer cálida o fría?

Para determinar si eres fría o cálida hay que tener algunos factores en cuenta no sólo en términos de color, sino también de forma.

Guía de: Maquillaje

En el mundo del maquillaje, llamamos armonía al resultado de color que emana una persona. Así, determinamos si es fría o cálida y, por lo tanto, los colores que la favorecen y resaltan su belleza natural. También existen algunas personas que caen en la categoría “neutra”, gracias a lo cual pueden lucir cualquier color, sin embargo, son una minoría.

Tradicionalmente, este reconocimiento se realiza observando el color de las venas. Como este método puede llevar a algunos errores si no se considera el contexto total de la persona, nos guiaremos por otro.

Cálida Fría

Foto: El Mercurio

Para determinar si eres fría o cálida se deben tomar en cuanta varios factores.

Para determinar si eres fría o cálida hay que tener algunos factores en cuenta no sólo en términos de color, sino también de forma. Algunos de ellos son: color de piel, color de pelo, color de las cejas, color de los ojos, forma de rostro, corte de pelo, forma de las cejas, etc. El análisis de todos ellos, arrojará un resultado que permitirá llegar a una respuesta. Si bien parece complicado, la intuición acierta la mayoría de las veces.

Por ejemplo, en América Latina tenemos predominancia de armonías cálidas. Observamos pieles más tostadas, morenas, con mayor pigmentación, ojos marrones, cabello ondulado, formas de rostro más sinuosas, curvas, lo que arroja un resultado más cálido. Por el contrario, en Europa, especialmente en los países nórdicos, encontramos mayoritariamente armonías frías: pieles muy blancas, ojos claros, facciones de líneas rectas, definidas y marcadas, casi geométricas, cabellos rubios muy lisos, etc.

Armonía cálida

Si tu armonía es cálida, los colores más favorecedores son los marrones en todas sus gamas (café, tierra, chocolate, dorado, cobre, bronce), los verdes oscuros, algunos naranjos. Mientras que para las armonías frías, los mejores aliados son los plateados, grises, azules intermedios (no muy oscuros) y rosados.

La idea del maquillaje es divertirse, jugar, experimentar. Ningún color está prohibido, al contrario, puedes crear todas las combinaciones que se te ocurran; sin embargo, si a veces te preguntas por qué una tonalidad se ve bien en tu amiga y no en ti o por qué un color te queda “como raro”, probablemente la respuesta la encuentres analizando tu armonía. Recurrir a los tonos de tu armonía tiene una gran ventaja: son tus colores, por lo tanto te hacen ver más natural, aunque lleves mucho maquillaje encima, y las personas notan tu belleza y no los productos que aplicaste.

Más sobre Maquillaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X