¿Cuáles son las ventajas de las sandalias biodegradables?

Las chalas sustentables ya están en Chile, pensadas para cuidar el medio ambiente y reciclarse cuando ya no las usemos.

Guía de: Medio Ambiente

Una novedosa alternativa llega a Chile, se trata de unas sandalias o chalas clásicas para la playa, pero con la particularidad de que son  100 por ciento sustentables.

Estas surgieron hace un tiempo en los Estados Unidos como una alternativa única en el mercado. Se trata de un calzado fabricado íntegramente en forma sustentable,  en el sentido de respetar  el medio ambiente y a las condiciones en la que es tratada la mano de obra que hace posible el producto.

Estas  sandalias o chalas buscan ser un producto generado a través de la conservación del medio ambiente, con una materia prima no contaminante y  100% por ciento biodegradable.

Sandalias Biodegradables

Foto: ProyectoBamboo

Sandalias hechas con materiales 100% biodegradables.

El proceso de producción de estas chalas biodegradables comienza en la lejana Tailandia, en donde se trabajó sobre una plantación de gomeros. Los gomeros son arboles muy especiales ya que absorben mucho CO2. En este sentido, cuanto más gomeros hayan plantados, más CO2 será absorbido de la atmosfera. La salvia de estos árboles es utilizada para realizar este calzado. Se estima que los gomeros pueden producir salvia durante unos 40 años. Luego, estos árboles son podados para fabricar muebles, al tiempo que ya se han plantado otros más. De esta manera no se  produce ningún tipo de abuso sobre las plantaciones de gomeros en Tailandia.

La novedad de este tipo de producto reside en su materia prima. A diferencia de la típica goma o goma eva de las sandalias clásicas, estas están fabricadas con el látex extraído de la salvia del gomero. Esta particularidad es lo que las hace 100 por ciento biodegradables,  por lo que tras 5 o 6 años de uso puede compostarse  con el resto de los desechos orgánicos que produces.

Esta propuesta también hace un punto de reflexión sobre la distribución de la producción. En ese sentido, muchos se preguntarán que tiene de ecológico un producto que se elabora en Tailandia, se empaca en los Estados Unidos y se importa a Chile. Por ese motivo, solo se importa un gran stock anual, para abastecer la demanda de los doce meses. Y la importación se hace por vía marina, evitando así el uso de aviones, los que genera un impacto menor a la hora de pensar en los gases que se producen durante el transporte aéreo.

Seguramente, más de uno de los que lea el artículo, no estará a favor de este producto, y señalará que no es más que una campaña de marketing. Lo cierto es que  hay una nueva forma de caminar y es sobre chalas totalmente ecológicas.

Más sobre Medio Ambiente

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X