Muerte ecológica, el método de Steve Jobs y Amy Winehouse

En Europa, hay toda una industria de la “muerte ecológica” consolidada, en la que hasta se pueden conseguir féretros ecológicos fabricados con cartón reciclado y fibras de bambú.

Guía de: Medio Ambiente

La muerte es, de por sí, un tema que tratamos evitar. Sin embargo, en algún momento tenemos que decidir qué es lo que se va a hacer con nuestro cuerpo el día que dejemos este mundo.  Y adivinen qué, ya existe una opción verde para ese evento también,   la llamada “muerte ecológica”.

Este proceso de “muerte ecológica” se alcanza a través de una cineración que provoca  una menor cantidad de emisiones hacia al medio ambiente, a la vez que no se contamina la tierra ni el agua.

La última contribución que se puede hacer para ayudar a la descontaminación del planeta es la llamada cineración ECO. Varios famosos han optado en vida por este sistema: Figuras como Steve Jobs, Gandhi, Amy Winehouse, Freddy Mercury y John Lennon son sólo algunos de los personajes públicos que se manifestaron por esta opción.

AP

Foto: AP

Amy Winehouse antes de morir había decidido tener una cineración eco.

¿Por qué se dice que la muerte contamina?

Sí, la muerte contamina. Piensa estos dos puntos: por un lado, en la madera que se necesita para armar los ataúdes junto con  los barnices y pinturas que en ella se usan. Y  por el otro, en una serie de sustancias químicas que se le suele agregar a los cadáveres para mantenerlos durante el velatorio.

Tanto las sustancias químicas que se usan en el cuerpo, como las de la madera y precintos del cajón, una vez que se entierran generan consecuencias en la tierra como el agua subterránea.  Para graficar, muchas de las soluciones químicas que se usan en estos procesos están compuestas a base de mercurio o arsénico. Súmale, los daños que pueden ocasionar en el medio el estado del cadáver, sobre todo si estuvo expuesto a largos tratamientos medicinales.

Frente a estos problemas, la cineración aparece como la opción más ecológica, ya que gracias a las nuevas tecnologías la cantidad de gases que se emanan son menos, no se contaminan ni los suelos, ni el agua, casi no ocupa espacio, y además es mucho más sencillo y económico (se evitan todos los gastos que significa la sepultación).

En Europa, hay toda una industria de la “muerte ecológica” consolidada, en la que hasta se pueden conseguir féretros ecológicos fabricados con cartón reciclado y fibras de bambú, sin ningún tipo de agregado químico.  El Natural Death Centre es una de las más importantes funerarias ecológicas, a su vez ofrece un servicio en el que se ponen arbustos y flores sobre el féretro enterrado para que  el proceso de descomposición sea mucho más natural.

Lejos de la realidad que se vive en Europa, en Chile se han dado grandes avances en materia de “muerte ecológica”. En la Región Metropolitana hay más de 55 memoriales parroquiales, pero uno de los más solicitados es el que administra ACOGER en la cumbre del Cerro San Cristóbal, uno de los lugares más lindos de la ciudad de Santiago. Esta compañía de servicios  integrales de memoralización está vinculada con el  Arzobispado de Santiago.

Si se encuentra interesado en el tema de “la muerte ecológica” pues ahora sabrá que en Chile también hay gente trabajando en ello.

Más sobre Medio Ambiente

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X