Inicio » Moda » Equipo

Whitney Houston: Una retrospectiva de los años 80

La cantante fue un ícono de la música en los '80 y '90, pero también marcó pautas en la moda.

Whitney Houston formó parte de una impresionante dinastía musical, rodeada de gente que sabía bien cómo tratar con el talento. Su madre Cissy Houston es una cantante de gospel exitosa, su prima es Dione Warwick y su madrina es nada menos que Aretha Franklin. Con su voz de registro surrealista, que se extendía fácilmente por tres octavas, su rostro angelical e inocente simpatía escénica, logró cautivar desde su descubridor, Clive Davis, hasta reconocidas artistas actuales que reconocen su influencia, como Beyoncé, Alicia Keys y Mariah Carey. Y por cierto, cautivó también a toda una generación como una reina del pop que bien supo popularizar el R&B y ganar audiencias mundiales, principalmente como un ícono de los `80.

¿Cómo recordarla?

Por un lado está la implacable lista de éxitos radiales, y la coronación en ventas y premios de la más alta categoría: con canciones como “Saving All My Love for You“, “How Will I Know” y “The Greatest Love of All“, ganó su primer Premio Grammy. Como toda gran diva, esta súper estrella se convirtió en un ícono que bien nos retrotrae, al ver sus registros en fotos, a una instantánea de esa época. Su imagen se nos muestra ahora representada en al menos tres instantes bien reconocibles, popularizados en esos video clips de los ochenta (herramientas fundamentales del mainstream), que daban cuenta de una estética -pop-, que a simple vista es sólo una anécdota pero que si lo vemos con un poco de atención, nos daremos cuenta de que esos códigos de la moda tienen algún relato oculto.

El color

Whitney Houston fue la primera estrella negra del pop con rotación prioritaria en el entonces importante canal de música MTV. Esto tuvo su precio ya que al igual que como ocurrió con rey del pop, Michael Jackson, ella tuvo que llevar a cabo una adaptación de su look natural de manera progresiva. En la portada de su primer álbum “Whitney Houston”, en 1985, posa con su belleza de color natural y un vestido cuyo escote descubría un hombro, con una estética alejada del pop sintético de esos años. En álbumes posteriores, llevaría la cabellera rubia y rizada y se vestiría con el look urbano típico de una chica norteamericana de mediados de los `80. También alternaría etapas en las que la saturación del color pop daría paso al monocromático de combinaciones materiales como el  cuero, y vuelta al color en los vestidos de gala.

La silueta.

Whitney Houston, en el video "I wanna dance with somebody"

El estilo de Whitney Houston era más bien “tranquilo” en comparación con lo que llevaban las estrellas pop de mediados de los `80, como el travesti andrógino Boy George &  Culture Club, la incandescente Cindy Lauper o incluso Michael Jackson. Los conjuntos siempre eran monotonales en negro, blanco o rojo. Sus siluetas eran relativamente conservadoras pero formaban a la vez la quintaesencia de la moda de la época, en la que se combinaron elementos opuestos de un look femenino insinuante y seductor de los vestidos tubulares ultra ajustados con las chaquetasoversizedmasculinas, cuya silueta cuadrada se armaba mediante hombreras gigantes que terminaban a la altura de la cintura con la silueta ajustada del cuerpo por debajo. El truco de la moda era inteligente ya que facilitaba una silueta ajustada en telas de punto y por ende el juego era cómodo, dinámico y sexy. Houston y sus bailarines acompañantes fueron un fiel valuarte de ese look que marcó una época. También fue muy popular sus vestidos hiper ajustados en los que su silueta natural destacaban al igual que su simpatía y calidad vocal.

Mujeres y hombres por igual.

Whitney Houston y el look de cueros

Whitney Houston no se hizo cargo de la herencia de estilos de vestir de la música negra, en la que Motown marcó la referencia por mucho tiempo. Más bien lo hizo evolucionar, no era opción de la juventud en ese momento presentar un look obsoleto de tías y abuelas. Los años ochenta eran ejemplares para la juventud en cuanto a la globalización que se traducía claramente en los lenguajes de vestir de hombres y mujeres. Se produjo un cruce de estilos que se traduciría como “unisex”, valor que se logró imponer en la cultura y que gente como esta cantante logró imponer. El look estaba igualado, ambos sexos usaban la misma silueta, y tanto hombres como mujeres podían compartir, desde entonces, chaquetas de cuero, jeans ajustados, camisas y blusas de corte similar y hasta corte de pelo parecidos. Gracias a Whitney Houston, en parte, la cultura pop se volvió un poco más “democrática”, o al menos con menos prejuicios, sin necesidad de traicionar la elegancia.

Más sobre Moda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X