Inicio » Ovnis »

Astrofísico dice que nuestra galaxia podría estar plagada de nano-sondas extraterrestres

Según él, su microscópico tamaño les ayudaría a autorreplicarse con suma facilidad por lo cual podríamos detectarlas desde la Tierra.

Guía de: Ovnis

Saber si estamos solos o no en el universo, es una pregunta que se ha hecho la humanidad desde siempre. Por lo mismo, en la actualidad, científicos de diversas partes del mundo trabajan en los mecanismos para encontrar indicios de vida inteligente fuera de nuestro planeta. El método más común hasta ahora es oír, mediante potentes radiotelescopios, las posibles señales de radio provenientes de diversos sistemas estelares, pero dicho mecanismo no ha tenido los frutos esperados por el momento.

Sin embargo, no es la única forma de vigilar el cielo. Utilizando su imaginación, varios investigadores han planteado la posibilidad de buscar a hipotéticas civilizaciones extraterrestres por medio del análisis de las estrellas, identificando posibles megaestructuras artificiales que absorban su energía (ver nota acá). Otros, en tanto, han sostenido que en nuestra galaxia posiblemente existan máquinas sofisticadas construidas por extraterrestres capaces de autorreplicarse, a las cuales se las ha denominado “sondas von Neumann”, pero esta idea no ha podido ser comprobada

Foto: larepublica.pe

Foto: larepublica.pe

Precisamente tomando en serio esta última alternativa, el astrofísico Zaza Osmanov, de la Universidad de Tblisi (Georgia), ha mencionado, por medio de un artículo publicado en “arXiv.org», que la razón por la cual no hemos detectado las sondas de von Neumann es porque se ha estado buscando máquinas de un tamaño similar a las nuestras. Para este investigador, es posible que los adelantos tecnológicos de los aliens sean muy sofisticados, tanto que su tamaño pueden ser muy pequeño, incluso, microscópico.

Con esta dimensión, sostiene Osmanov, las sondas no necesitarían los recursos de planetas rocosos como el nuestro para replicarse y, en su lugar, podrían usar simples átomos de hidrógeno, el elemento más abundante del Universo. Para él, este tipo de sondas microscópicas serían mucho más eficientes y pueden replicarse en un lapso breve, mucho más rápido que una máquina de gran tamaño.

De acuerdo a los cálculos de este astrofísico, estas nano-sondas de von Neumann podrían ser muy numerosas. Por ejemplo, si la población inicial fuera de 100, después de haber viajado un solo parsec (3,6 años luz), su número se habría multiplicado hasta 10^33, o sea, 33 ceros a la derecha de un 1. Claramente, un enjambre como ese puede ser detectado por nuestros instrumentos en forma de tenues emisiones luminosas.

Si bien cada emisión de luz individual sería muy pequeña, todas unidas serían observables porque tendrían la masa aproximada de un cometa de varios kilómetros de largo. Esa es la razón por la cual Osmanov planeta derechamente buscar objetivos como éste.

En su artículo, el investigador explica que “los resultados antes mencionados indican que si se detecta un objeto extraño con valores extremadamente altos de incremento de luminosidad, eso podría ser una buena señal para colocar el objeto en la lista de candidatos a sondas extraterrestres de von Neumann”.

Por ahora, solo falta que alguien ayude a Osmanov en la búsqueda de estas nano-sondas para saber si su idea es correcta o es solo eso, una idea.

Más sobre Ovnis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X