Inicio » Ovnis »

El día en que Pablo Neruda avistó un OVNI: Amigo del poeta reveló el secreto

Objeto multicolor fue visto en 1949 por el célebre poeta, su mujer y el diplomático Jorge Bravo, quien ahora rompió el silencio.

Guía de: Ovnis

Dentro de la ufología moderna, cada vez es más común que personajes famosos den a conocer sus testimonios sobre avistamientos de objetos voladores no identificados. Por ejemplo, lo han hecho sin ningún problema cantantes como Robbie Williams o Juanes. Incluso, algunos, como Tom DeLonge (ex vocalista de la banda Blink 182), han quedado tan impactados con lo que vieron en el cielo, que se volvieron connotados ufólogos.

Sin embargo, no siempre se ha dado esta apertura mental. Antiguamente era muy mal visto por la sociedad que alguien reconociera haber atisbado un ovni, pues podría ser considerado como loco. Esa fue justamente la razón por la cual, el célebre poeta chileno Pablo Neruda, no habló jamás de su experiencia paranormal.

Foto: Pablo Neruda. /tvu.cl

Así lo asegura un amigo suyo, quien, tras largos años de mutismo, reveló una verdad que le era incómoda al literato nacional.

En conversación con el medio argentino “El Litoral”, el diplomático y poeta chileno, Jorge Bravo, quien actualmente reside en Colombia, reveló interesantes detalles del avistamiento que tuvo con Neruda hace varias décadas.

De acuerdo a Bravo, su amigo Pablo y la señora de éste, lo invitaban seguido a la casa de Isla Negra. Fue durante una de esas tardes, junto al mar, donde los tres se convirtieron en testigos privilegiados de un hecho inexplicable.

“Nos encontrábamos en su casa de la Isla Negra, a 150 kilómetros de Santiago, un domingo de verano del año 1949, yo había ido a pasar el fin de semana con ellos, invitado especialmente. Ya se habían retirado todos los amigos con los que compartimos la velada. Cerca de las 21 y en compañía de su segunda esposa, la argentina Delia del Carril (apodada la ‘hormiguita’) nos dirigimos hacia la terraza, a instancias de Pablo, quien nos sugirió que subiéramos para tomar un poco de aire fresco en esa calurosa noche”, afirmó el diplomático chileno.

“Salimos, y estábamos conversando animadamente cuando hacia el Sur de la Isla Negra, vimos una especie de bola de fuego, muy rara; no parecía un cometa porque no tenía cola. Venía avanzando a gran velocidad despidiendo luces rojas, azules y anaranjadas, acercándose más a la costa y de repente disminuyó la velocidad hasta quedarse prácticamente inmóvil frente a nosotros, meciéndose suavemente. Esto nos sorprendió mucho, pero recuerdo muy bien que Pablo se mantuvo serio e impasible en todo momento. La que no soportó este extraño procedimiento del objeto fue su mujer, quien enseguida se sintió muy fatigada y se desmayó, cayéndose al suelo”, agregó Bravo.

Foto: Representación artística de un ovni moderno. /bbc.co.uk

Foto: Representación artística de un ovni moderno. /bbc.co.uk

Asustados, él y Neruda llevaron a la mujer hasta su dormitorio para auxiliarla mejor. Una vez que ella se recuperó, su amigo le tomó el brazo y le pidió que no comentara este incidente con nadie.

“Te pido por favor que no divulgues esto, que sea un secreto, porque van a pensar que es todo una chifladura mía o mis enemigos van a pensar que me estoy mandando la parte para hacerme propaganda”, le habría dicho el poeta.

“En esa época no se hablaba ni de platillos voladores ni de Ovnis, para mí fue algo de eso, entonces le prometí no hablar más del tema, pero ahora ya han pasado muchos años y él ya partió, prefiero romper el silencio en beneficio de la ciencia y la investigación. Espero que Pablo, esté donde esté, sepa perdonar esta infidencia”, destacó Jorge Bravo.

El diplomático concluye que su amigo Pablo sí estaba al tanto de los ovnis, incluso acostumbraba a comentar sobre ellos con sus cercanos, pero dado lo nuevo que era esto en 1949, no hizo público ese interés. Cabe recordar que 1947 se habría producido el famoso “Incidente Roswell”, cuando un presunto platillo volador se estrelló en Estados Unidos (Ver nota acá). A partir de ese momento recién se empezó a hablar de ovnis y extraterrestres en todo el mundo, pero eran pocos los que reconocían haberlos vistos por temor al ridículo.

Más sobre Ovnis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X