Boris Becker, con una misteriosa lesión, intentó pasar inadvertido: Los paparazzis se lo impidieron

El extenista estuvo en las playas de Ibiza junto a su hijo, y fue visto por los fotógrafos con una misteriosa pieza ortopédica.

Guía de: Paparazzis

Con sus problemas financieros y sentimentales, a Boris Becker no le podía ir peor. Declarado en bancarrota el último mes, la situación con Lilly Kerssenberg, su esposa, también es delicada.

Kerssenberg insultó feo a Becker porque, luego de un viaje que realizó a Namibia en el marco del reality show alemán “Gladiator”, todos sus compañeros le dejaron mensajes menos él. Lo más suave que le dijo, por la falta de apoyo,  fue “tacaño”.

Después de todo esto, ¿le puede ir peor? La respuesta es sí. Es que el extenista alemán, una leyenda que ganó 6 títulos de Grand Slam entre 1989 y 1996, apareció en Ibiza, junto a su hijo, y una de sus piernas cubiertas por una pieza ortopédica.

Nada se sabe acerca de la misteriosa lesión, por la que Becker requiere asistencia para pisar, aunque el exjugador intentó pasar inadvertido… cubriéndose la cabeza apenas con un gorro negro. Tarea fácil para los paparazzis, quienes lo divisaron y… bueno, el resultado está a la vista.

Su cabello rubio sobresalía de ese gorro. Su hijo Amadeus, de 7 años de edad, es una réplica exacta de Boris.

Captura www.dailymail.co.uk

Captura www.dailymail.co.uk

Captura www.dailymail.co.uk

Captura www.dailymail.co.uk

Captura www.dailymail.co.uk

Captura www.dailymail.co.uk

 

 

 

 

Más sobre Paparazzis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X