Inicio » Parejas »

¿Cómo identificar si soy de las personas que tienen miedo a amar?

Las personas requieren construir su propia experiencia relacional con responsabilidad de aprender a levantar una relación.

Guía de: Parejas

Hola a todos, hoy vengo con un tema que tocará a muchos de ustedes, ya que experiencias personales o de terceros, todas cercanas, de alguna manera nos han afectado de manera directa o indirecta marcándonos al momento de construir en pareja.

 ¿Cómo abordamos esta pregunta?

En ocasiones, solo sentimos sensaciones que no alcanzamos a llevar al consciente y menos a analizar objetivamente, solo mostramos cierta ansiedad o inseguridad frente a posibles situaciones que nos lleven a un  vínculo con otro. En otras ocasiones experimentamos nuevas experiencias, entrando en pánico, no entendiendo que hacer y cómo manejar esta nueva situación.

Recurrentemente he compartido con ustedes una frase que es fundamental dentro de nuestro autoconocimiento y que, claramente es fundamental al momento de evaluar este tema: “SOMOS LAS CONSECUENCIA DE NUESTRAS EXPERIENCIAS DE VIDA”, por cuanto, hoy debo tenerla presente para entender desde donde podría estar escondido un miedo que no nos dejará ser libres al momento de construir en el amor.

doloremocional-620x250

Analicemos:

Haber crecido en una familia donde a nuestro alrededor muchos parientes cercanos han sufrido fracasos en sus relaciones de pareja, claramente hará que en nuestro disco duro exista una reticencia inconsciente a validar una relación feliz, estable y duradera.

Entender que las experiencias son únicas e intransferibles, que debo construir mi propia experiencia relacional y que tengo la responsabilidad de aprender a construir una relación será la clave para darme la tranquilidad de una construcción real de una plataforma sólida.

Haber vivido experiencias límite, como infidelidades por parte de nuestras parejas, faltas de compromiso, poca validación del otro o términos abruptos sin previo aviso hacen que quedemos en shock, instalando inconscientemente  en nosotros una reticencia a comenzar una relación. Dudamos y preferimos alejarnos por miedo a una posible nueva frustración.

Claramente, es más fácil salir corriendo cuando veo alguna leve situación que denote que no es seguro, que no me quieren lo suficiente o que en cualquier momento puedo vivir los mismos o similares episodios dolorosos ya vividos. Está claro que no podemos tomarnos una pastilla que borre instantáneamente esos dolorosos sucesos, pero conversar con nosotros mismos honestamente es una de las claves, llevar al consciente esos temores, enfrentarlos y liberarnos será la llave, teniendo claro que NADA ESTARÁ GARANTIZADO, QUE UNA EXPERIENCIA AMOROSA NO NECESARIAMENTE SERÁ SIMILAR A LA ANTERIOR Y, POR EL CONTRARIO, ENTENDER QUE NO PODEMOS HACERNOS TRAMPA EN EL SOLITARIO VALIDANDO UNA RELACIÓN COMO PERFECTA.

Les puedo asegurar que NO HAY una relación perfecta, todas serán un trabajo arduo donde habrán días lluviosos y días soleados. Lo fundamental es soltar, tienes derecho a ser feliz y construir desde cero. Lo que debemos vivir lo viviremos entendiendo que cada situación poco grata la debemos convertir en una oportunidad para ser APRENDER, CONSTRUIR Y SER FELIZ.

Un abrazo, Paula Rodríguez F. – Coach Relacional de Parejas.

Más sobre Parejas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X