Inicio » Parejas » Equipo

Consejos para él y ella cuando se trata de lograr el orgasmo femenino

No es muy común reconocer que el orgasmo no sólo te lo da la pareja, sino que la mujer también puede buscarlo.

El orgasmo femenino es un tema muy estudiado por científicos, poco hablado por las mujeres que no lo han alcanzado y temen herir los sentimientos de su amante, rodeado de mitos, y de historias de “casi casi” o “estuve a punto”. Lo que no es muy común, es reconocer que el orgasmo no sólo te lo da la pareja (en este post no hablare de auto-estimulación), sino que la mujer también puede buscarlo y seguir unos sencillos consejos para conducir el encuentro sexual hasta el orgasmo.

http://www.elconfidencial.com/fotos/noticias_2011/2013022244pareja_cama-int.jpg

¿De qué hablamos cuándo hablamos de alcanzar el orgasmo femenino?

Lograr el orgasmo femenino es fácil, en la mayoría de los casos, sin embargo, producto de los múltiples mitos, auto-exigencias, desconocimiento y carencias de autoestima, a muchas mujeres se les ha ‘escapado’ experimentarlo. Un estudio publicado en Journal of Sexual medicine, revela que en realidad existen dos tipos de orgasmo femenino: a través de la estimulación del clítoris externo y por medio de la penetración vaginal. (Aunque hay otros estudios que revelan que se pueden experimentar hasta diez tipos diferentes de orgasmos, tema que abordaré en futuros post)

Del lado de ellas

Cuando nuestros cerebros están llenos de sobrecarga de expectativas, análisis de lo ocurrido; las metas futuras, es mejor ir directo al grano…si eres mujer y quieres conseguir un orgasmo, toma nota de lo siguiente:

No te saltes los preliminares: por mucho que tu pareja esté listo para la acción, y te dé vergüenza o tedio, reconocer que aún no estás al mismo nivel, dedica el tiempo necesario para solventar el camino a tu orgasmo. Según indican sexólogos, el cuerpo femenino requiere de unos veinte minutos para prepararse para el orgasmo, esto incluye desde sentirte con ganas, hasta besos, caricias y estimulación de tus zonas erógenas. Si te saltas esta fase, te resultará más difícil alcanzarlo.

Asegúrate de ir al baño antes de entrar en acción, tener la vejiga vaciada es un plus que permite una entrega con mayor seguridad y libertad mental a la hora de sentir presión en esa zona durante el acto sexual, ya que la estimulación del punto G suele generar una sensación incontrolable de visitar el baño. Esto se debe a que el punto G se encuentra muy cerca de la glándula de Skene, que está relacionada de forma directa con la vejiga, lo que se traduce en que cada vez que sientas presión sobre el punto G, tendrás la sensación de querer vaciar tu vejiga, por lo que si ya has visitado el baño antes de entrar en acción, esta sensación no afectará tu entrega.

Apaga la mente y enciende tu entrega, no es un mito ni un misterio que el género femenino tiene la capacidad de conectar mil temas en su cerebro al mismo tiempo, situación que ha sido útil a lo largo de la historia para desempeñar todos los roles que actualmente desempeña, pero que en la intimidad puede jugar en contra, ya que el cerebro tiene un rol primordial en el acto sexual liberando sustancias químicas que provocan vibraciones en todo el cuerpo. Por lo tanto, olvídate de lo que te contó tu amiga, lo que falta en la nevera o lo que harás al día siguiente, céntrate en sentir y vivir el momento, ya que es muy fácil que cualquier distracción te aleje de las sensaciones que estás viviendo; las estimulaciones, la conexión con tu pareja y te alejes del orgasmo. Un buen truco del sexo tántrico, para evitar que las distracciones ganen espacio en tu mente es: cada vez que sientas que tu cerebro te aleja del momento de pasión que estás experimentando, céntrate en la respiración, en la propia y en la del otro, así lograrás entrar rítmicamente y con conciencia en el momento presente y conseguir tu objetivo: el clímax.

http://www.diarioveloz.com/adjuntos/120/imagenes/001/581/0001581063.jpg

Del lado de ellos

Ten paciencia en los juegos preliminares, las mujeres necesitan tiempo para lograr una estimulación total, que vuelque su mente en las sensaciones que están experimentando. El orgasmo femenino, según la sexóloga Helen S. Kaplan, está asegurado si hay concentración en las sensaciones y estímulos adecuados, esto es que además de caricias y besos, necesitan una estimulación directa y constante del clítoris para conseguir un orgasmo.

Instrúyete sobre las zonas erógenas de las mujeres, si bien no todas sienten lo mismo en los mismos sitios, hay ciertos datos científicos que te ayudarán a no perder el tiempo investigando por tu cuenta ’in situ’ y te servirán para ser el amante perfecto. Utiliza manos y los recursos a tu alcance, ten presente los sentidos, conoce la anatomía femenina, y no olvides que es muy difícil que una mujer llegue al orgasmo sin estimulación del clítoris.

Acrobacias, innovaciones, posiciones: el estudio de Journal of Sexual Medicine, revela sin lugar a dudas, que existen posiciones que favorecen el orgasmo femenino. Si a tu pareja le cuesta llegar al orgasmo, no intentes innovaciones complicadas que la distraigan mentalmente, si bien puedes probar escenarios o actitudes diferentes, las posiciones que suelen facilitar el orgasmo femenino son las más tradicionales. La clave para conducir a tu pareja hasta el orgasmo es generar una estimulación constante, controlar la respiración, mantener el ritmo adecuado y desarrollarlo, para que fluya la comunicación silenciosa de la intimidad y logren el objetivo de ambos que es llegar al clímax.

Expuestas estas recomendaciones, sólo queda seguir estudiando y practicando, la sexualidad es parte de una vida saludable, permítete disfrutar sin culpas ni vergüenzas y recuerda que la comunicación con tu pareja es fundamental para lograr el éxito en la intimidad.

 

 

 

Más sobre Parejas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X