Inicio » Parejas » Equipo

¿Cuáles son las fantasías más comunes de las mujeres?

Las fantasías son la promesa de algo, que en lo más interno deseamos que se cumplan.

Todas tenemos fantasías íntimas, que lo reconozcamos es otro tema. Las Fantasías forman parte  de nuestra salud sexual; de la libertad con la que nos entregamos a las experiencias que la vida nos presenta; del entusiasmo que ponemos en las expectativas de un encuentro casual  o con la pareja que forma parte de nuestra vida cotidiana.

Las fantasías son la promesa de algo, que en lo más interno deseamos que se cumplan, pero tampoco es un requisito que así sea para deleitarnos en la imaginación y dotar de placer extra nuestras vidas. Fantasear nos salva de la rutina, nos muestra ese lado salvaje y perverso que no se ve a simple vista.

Cuando damos espacio en nuestras mentes a las fantasías, nos permitimos conocernos un poco más a nosotros mismos, y si nos atrevemos a compartirlas con nuestra pareja en la intimidad, nos damos permiso para llevarlas a cabo…Muchas mujeres sienten miedo de confesar a sus parejas cuáles son sus fantasías por temor a ser catalogadas a través de esa ensoñación fantasiosa y entonces, esperan  que el otro les preste el escenario para desarrollarla y desatar toda esa multiplicidad de escenas recreativas en la intimidad.

fantasías mujeres

Foto: LUN

Según varias encuestas, a lo largo del tiempo, realizadas por la American Sociological Association y algún que otro libro que reúne las fantasías más comunes femeninas, en versión literaria, escritas por Celia Blanco, E.L James o Sasha Grey, entre otras…podemos destacar las siguientes:

El orden que enumero a continuación es aleatorio

  1. Ser  la dominante, que no es otra cosa que ‘llevar las riendas’ Dar algunos golpes-no perjudiciales- a la pareja ya sea una palmada o utilizando algún juguete erótico, obligar a través de movimientos bruscos a que el otro haga lo que deseamos, decir insultos al otro y/o  tratarlo despectivamente, todo en pos de transformarlo en una especie de esclavo sexual.
  2. Ser  la sumisa, querer ser tratada con rudeza y asumir ciertas ordenes específicas, en muchos casos, aceptar ser atada o esposada, estar dispuesta a obedecer, estar al servicio del otro.
  3. Convertirse en prostituta o ‘stripper ‘por un día, suele ser la fantasía más común entre las mujeres que no tienen buenas experiencias sexuales en la realidad, según los estudios, ya que esta fantasía les permite desinhibirse y sentir que son expertas en dar y recibir placer sin los tabúes convencionales o autoimpuestos.
  4. Que ‘el momento íntimo’ sea como en las películas, esto va como en el cine para adultos que se veía en los ochenta en televisión, y es imaginar o crear una atmósfera de romanticismo y erotismo, con música suave, pétalos de rosas, muchas caricias, miradas intensas, aceites de masaje, crema chantilly y baño de espumas, todo envuelto en una atmósfera de luz de velas.
  5. Formar parte de un trío, dos hombres más la protagonista, o una mujer, un hombre y la protagonista y que la escena tome el curso espontáneo del momento.
  6. En un lugar público, el probador de una tienda, un ascensor, el baño de una discoteca, la playa, una plaza pública, en la boda de un amigo, en el gimnasio. La clave es el morbo de ser descubierta, observar y ser observada. La intensidad, de dejarse arrastrar por un momento de pasión sin importar el dónde.
  7. En algún medio de transporte, el tren, un avión, un autobús, un auto, esto también tiene que ver con dejarse llevar, con ser rápidos sin ser descubiertos, con experimentar la transgresión de un espacio prohibido rodeada de gente y luego intentar simular que no ha pasado nada.
  8. Practicar sexo con un desconocido, fantasear con una estrella de cine, un compañero de trabajo, un amigo o el chico del  bar es también algo común, aunque la mayoría de las encuestadas no estaría dispuesta a concretar la fantasía si está en pareja.
  9. Practicar cualquiera de las fantasías mencionadas con su pareja, es más común de lo que se piensa fantasear con la propia pareja haciendo algo nunca antes experimentado en lo que a intimidad se refiere…desde practicar sexo en grupo, hasta bondage (impedir el movimiento físico de alguien mediante ataduras) o simplemente una cama llena de pétalos de rosas.

Ahora sabes que las Fantasías sexuales, no están sólo en tu imaginación, sino que forman parte de un terreno común.

Más sobre Parejas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X