Inicio » Parejas » Equipo

Estas actitudes pueden estar arruinando tu relación sin que lo notes: Atención con estas señales

Generalmente hay varias cosas que hacemos de forma inconsciente, y que las consecuencias son enormes. Te damos una ayuda para que no te pase.

Tener una relación en pareja no es fácil; es emocionante, divertido, apasionante, es muy lindo…y muchas cosas más, pero fácil no es. Por lo mismo, nunca está de más escuchar (o leer) consejos de otras personas, en especial si éstas son expertas en el tema.

people-3422435_1280

La sicóloga Aurora López, de Mas Vida Psicologos Málaga, entregó un análisis generalizado y con posibles soluciones a tres actitudes que se repiten en las parejas, que pueden terminar por arruinar tu relación.

Aquí te las dejamos para que puedas analizarlas:

1. El centro de tu vida es tu pareja

Estar en una relación con una persona, y esto sirve para cualquier tipo de relaciones familiares o de amistad, no significa girar en torno a esa persona, ni dejarse a uno de lado por el otro, como tampoco esperar que la otra persona haga absolutamente todo por ti.

La vida es tuya y tú eres él o la responsable de ella. Es ya un clásico escuchar cómo una persona cambió desde que está en una relación; otro horario, deja de lado a los amigos, actitudes, forma de ser, etc.

¿Qué hacemos entonces si esto sucede? La sicóloga es tajante: “No perder tu individualidad”.

“Llevas muchos años de tu vida haciendo muchos esfuerzos para hacerte a ti mismo. Para ser maduro, para tener una formación y cultura, para ser independiente, para establecer tus propios valores de vida, para poner al mundo tus normas y límites… ¿y todo esto lo tiramos por la borda por compartir nuestra vida con una persona?”

Estar con una persona significa compartir e intercambiar, no transformar. Puedes tener tus metas, tus tiempos y también compartir los de tu pareja. 

2. Dar por hecho que tu relación es para siempre

Lamento traerles malas noticias, pero así es la realidad. Nunca se sabe qué es lo que va a pasar y por lo mismo, no puedes obsesionarte y pegar a tu cabeza que tu relación es para siempre. Puedes llevar 30 años con una persona, y de pronto algo cambió y sientes que ya no conoces a esa persona ¿cierto?

Pero el real problema con asumir que nuestra relación es infinita, es que comenzamos a dar por sentado muchas cosas; ya no decimos “te quiero”, tampoco sorprendemos con un abrazo por la espalda y un beso en el cuello, hasta dejamos de priorizar el tiempo juntos y no nos esforzamos. ¿Por qué? Porque asumiste que pase lo que pase, esa persona no se moverá de tu lado.

¿Qué hacer si estamos en esta situación? Vive tu relación día a día. La relación puede terminar en cualquier momento ¿para qué desperdiciar el tiempo lindo juntos? “Cuida de manera más consciente a la otra persona y a la propia relación. Con ganas, motivación y esfuerzo para sacar lo mejor de ti y exponerlo en la relación: cariño, mimos, atención, tolerancia, flexibilidad”.

3. La desconfianza es el peor enemigo

¿Realmente vale la pena vivir así? “Dónde está, con quién, qué está haciendo, por qué no me ha llamado, y si me está engañando con otr@, seguro me dejará en cualquier momento”

La única persona que saldrá perjudicada aquí serás tú. Esto tiene nombre; inseguridad e inestabilidad, que parte de ti y luego termina siendo de tu relación. Una relación inestable no llegará a ningún lado, y lo sabes.

La desconfianza termina en una actitud que pretende controlar todo, cosa que no es posible. De hecho, es hasta un poco enfermizo pretender controlar a tu pareja, y nada bueno saldrá de eso. NADA.

¿Cómo lo manejo? “Si quieres tener pareja, tienes que asumir el riesgo. Es decir, tienes que aceptar la idea de todos estamos expuestos a la infidelidad”. Y ojo con esto, porque hasta tú, que tanta desconfianza tienes, puedes ser quien cometa la infidelidad.

La verdad es que tienes que dejarte llevar y confiar en la otra persona, confiar en que te cuidará, no hará nada para herirte, y que están en esto juntos. Pero puede ser, que en algún momento, te rompan el corazón. Y eso está bien, así es la vida, así uno aprende, pero por lo menos estuviste en una relación bella, con momentos lindos y de la cual aprendiste, en vez de estar en una relación llena de peleas, inseguridades y malos ratos, que también terminaron tu relación.

Finalmente ¿Qué vas a preferir? Al final, el amor es una apuesta, a veces se gana y otras se pierde.

Más sobre Parejas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X