Inicio » Parejas »

No quiero estar solo (a): ¿Por qué no encuentro a mi media naranja?

El buscar con desesperación o con ansiedad se huele

Guía de: Parejas

Hola a todos nuevamente, en esta oportunidad la invitación es a buscar una de las respuestas más complejas que ha existido desde que el Señor Einstein buscó la respuesta a la relatividad y construyó su teoría. Esa respuesta que nos haría pagar en oro y piedras preciosas, que muchas veces nos desvela y que ronda a menudo en muchos de ustedes o por lo menos en alguna oportunidad hemos sido presa de esta tan compleja interrogante…. ¿POR QUÉ NO ENCUENTRO A MI MEDIA NARANJA?

Tener la respuesta a tan difícil pregunta no es fácil. Analicemos.

Muchos dicen: “Es que he tenido tan mala suerte, tal vez debo ampliar mi círculo de amigos, estoy configurada(o) para ir de la casa al trabajo y del trabajo a la casa” … “cada vez que conozco a alguien que realmente me interesa, algo pasa y no queda en nada”… “¿por qué siempre me ligan los incorrectos?”… “¿por qué no resulta?” … “¿Hago algo mal?” … “¿seré yo Señor?” … “¿Estaré destinada(o) a estar solo(a)?” …. ufff, cuantas variables para esa sola mega pregunta.

¡Pues bien, pongámonos el traje de buzo y comencemos el viaje!

No quiero estar solo

Lo primero que tengo que saber es qué pasa conmigo, si, debemos dar el primer paso comenzando a vernos nosotros mismos en dos ámbitos.

1° estoy trabajando en mí, entendiendo que trabajar en mí significa antes que todo, conocernos en esencia?, ustedes me dirían, pero si yo me conozco, sé quién soy ¡!!, la invitación es a bucear un poco más a fondo para vernos, QUERERNOS Y ACEPTARNOS COMO SOMOS. Mientras yo no me quiera a mi mismo(a) nunca podré estar preparada (o) para querer y compartir con otro individuo.

Por cuanto, analicemos ¿qué significa quererse? Preguntémonos:

• ¿Me he dado los tiempos conmigo misma(o), me he escuchado objetivamente respecto a lo que quiero o no quiero de una pareja?, es decir, ¿Qué estoy dispuesta(o) a aceptar y transar y que no? (no acomodando la carga en el camino)?

• Me he hecho el cariño suficiente, es decir, he aprendido a manejar y querer la “soledad” sin miedo a ella, entendiendo que somos una sociedad que en muchas ocasiones le da a esa palabra una connotación negativa. (es decir, no veo la soledad como algo negativo en mi vida, sino como una oportunidad de estar conmigo misma, escucharme y regalonearme)

• ¿Tengo claro cuánto valgo?, sé que soy un ser humano que merece lo mejor y no merezco menos que eso en una relación de calidad donde sea valorada, querida y cuidada?

• ¿Tengo claro que NO voy a construir desde mis carencias?, (es decir, ¿necesito desesperadamente que me quieran, me cuiden y me protejan, no importando quien lo haga?)

• Tengo claro que no busco un padre o madre según sea el caso, ¿sino un compañero y partner de vida?, (muchas veces, sin darnos cuenta, buscamos y construimos inconscientemente desde las carencias de nuestra infancia).

• ¿Tengo claro que no me debe presionar que gran parte de mi círculo social ya esté en pareja?, (entendemos que por qué muchas personas alrededor nuestro ya tienen su pareja nosotros estamos llegando últimos en la carrera y eso nos causa ansiedad).

• ¿Tengo claridad de mis proyectos como persona y profesional a corto mediano y largo plazo, y eso me cautiva dándome ganas de levantarme todos los días con esa energía positiva?

Entender que las cosas no pasan ni antes ni después de cuándo deben pasar es fundamental para soltar esa ansiedad que muchas veces no nos deja ver con claridad.

He aquí lo esencial de todo este dilema, la clave de romper este karma de búsqueda sin resultados:

No quiero estar soloUna pareja debe venir a SUMAR y no a RESTAR a mi vida, es decir, YO debo trabajar en mí para estar plena, tranquila y feliz. Una pareja no me traerá la felicidad, CONTRIBUIRÁ A ELLA. Yo debo ser feliz conmigo misma (o), con lo que me rodea y con lo que yo he construido para mí.

Debemos dejar ese paradigma tan utilizado por muchas generaciones que habla de: “sólo encontramos la verdadera felicidad si estamos en pareja”, no digo que no sea así, claramente contribuye, suma, pero no es la felicidad completa. Mientras no esté yo feliz conmigo misma(o), mientras yo esté dedicando mis tiempos y energías para ver si el personaje que se subió al ascensor y fue a mi piso podría ser el posible príncipe o princesa, nunca nos focalizaremos en lo realmente esencial… ¡¡ NOSOTROS !!

Amigos míos, el buscar con desesperación o con ansiedad se huele. Y créanme que no es un aroma muy agradable para los posibles candidatos (as)… es más, los(as) ahuyenta de manera casi automática.

El aroma que despedimos cuando estamos felices y empoderadas de nuestra vida y de nuestros proyectos es, por el contrario, un aroma casi afrodisiaco. Ojo, no te pongas imitaciones (esto significa: ¡no trates de demostrar algo que realmente no estás viviendo, vívelo de verdad!)

Tu media naranja llegará en el momento que no la busques porque vas a estar más focalizada (o) en tu vida, tu cuidado y tu desarrollo personal y espiritual. Por favor tampoco seamos extremistas, donde estamos tan absortos en nuestras cosas que no nos damos cuenta que existen otros terrícolas en la tierra.

El 2° ámbito es: preguntarnos… ¿en qué proceso de vida estoy?, ¿qué significa esto?. Debemos entender que un clavo no saca a otro, solo tapa por un rato el espacio, pero luego se caerá lo que colguemos con él. El darnos los tiempos de soledad conmigo misma(o) son importantísimos para auto evaluaciones, tranquilidad y re construcción, por ello, si sientes que tienes la suerte de haber encontrado justo a alguien en el proceso inmediato a la ruptura, disfrútalo y manéjalo sin involucrarte en una relación formal, porque NECESITAS TIEMPO!!!, si él o ella tiene un interés real, sabrá respetar tu proceso y tus tiempos para estar contigo misma(o) , obviamente contribuirá a hacerlo más corto pero NUNCA lo hará innecesario.

Una vez que nos hayamos empoderado desde nuestra esencia de estos humildes consejos, el universo hará lo suyo.

No esperes, no seas ansioso(a), no te frustres, solo entiende lo que estás viviendo convirtiéndolo en una oportunidad para ti como ser humano independiente.

¡Ni antes ni después… causalidad y no casualidad!

Más sobre Parejas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X