Inicio » Realeza » Equipo

Carlos I y Carlos II: El dramático destino de los monarcas que antecedieron al nuevo Rey

El hijo mayor de Isabel II será el tercer soberano de Inglaterra en llamarse así.

Este jueves 8 de septiembre, marcó un hito en la historia: la muerte de la Reina Isabel II, la monarca británica que más tiempo estuvo en el poder, superando incluso a la legendaria Reina Victoria. Su fallecimiento también viene de la mano de singularidades respecto al heredero.

carlos iii-560

Quien la sucede en el trono es su hijo mayor, hasta ayer Príncipe Carlos. A sus 73 años, nadie en su monarquía había esperado tanto para ser coronado. Una de las incógnitas que no tardó en responderse fue cuál sería el nombre que elegiría como soberano y finalmente será el mismo que hasta ahora: Carlos. Es, así, el tercero en ostentar este nombre.

Pero, ¿cómo fue el reinado de sus antecesores? Tanto Carlos I como Carlos II no tuvieron las mejores experiencias como soberanos del Reino Unido. Tal vez, la tercera es la vencida.

Carlos I de Inglaterra e Irlanda

Carlos I de Inglaterra e Irlanda

Carlos I fue Rey de Inglaterra e Irlanda. Nació en 1600 y gobernó entre 1625 y 1649. Durante su reinado, mantuvo tensas relaciones con el parlamento, llegando incluso a disolverlo en tres ocasiones. Esto derivó en una guerra civil que Carlos I perdió. ¿Consecuencias? Se convirtió en el único Rey de Inglaterra en haber sido ejecutado por el Parlamento. A sus 48 años, lo decapitaron en el Palacio de Whitehall de Londres en 1649.

Según detalla la BBC, luego de esto, se instauró la República de Inglaterra, pero el gobierno fracasó y la monarquía volvió al poder. El nuevo Rey fue Carlos II, hijo de Carlos I, y estuvo en el trono como soberano de Inglaterra e Irlanda entre 1660 y 1685.

Este segundo Carlos de la historia, después de estos sucesos que sacudieron el país, incluyendo la guerra y la sangrienta muerte de su padre, no tuvo una experiencia sencilla.

Carlos II de Inglaterra

Carlos II de Inglaterra

“Asume en un contexto de un país con una etapa conflictiva, y con las reglas asumidas de la actual monarquía británica, donde el poder radica en el parlamento y el rey tiene una figura con un poder mucho más limitado. No puede disolver el parlamento y se desliga de los primeros ministros”, explicó a Biobio el Doctor en Historia Raimundo Meneghello.

Carlos II falleció de apoplejía a los 54 años y, pese a que se dice que tuvo 14 hijos, ninguno fue con su esposa, Catalina de Portugal, por lo que le sucedió en el trono su hermano, Jacobo II.

Más sobre Realeza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios