¿Qué ocultan los perfiles falsos de chicas sexys en Facebook? Sus oscuros secretos

Es común que en esa red social mujeres livianas de ropa ofrezcan una incondicional amistad. ¿Cuál es su objetivo?

Guía de: Medios Sociales

En Facebook existe una gran cantidad de perfiles falsos y uno debe aprender a cómo distinguirlos. Foto: Peru.com.

En Facebook existe una gran cantidad de perfiles falsos y uno debe aprender a cómo distinguirlos. Foto: Peru.com.

Aunque ha sido fuertemente criticado desde distintos sectores, Facebook es aún es la red social más utilizada en el mundo y actualmente intenta implementar un plan de acción para impedir que los datos de sus usuarios no sean malamente utilizados como en el escándalo de Cambridge Analytica.

Mientras eso pasa, ‘la gran F’ debe lidiar con perfiles de usuarios inescrupulosos o bots, los que son definidos por el sitio Enter.co como un programa informático que simula el comportamiento humano. Los bots pueden hacer muchas tareas que van desde un masivo ciberataque hasta crear cuentas de correo o incluso, conversar con seres humanos. Estos últimos, denominados chat bots son aquellos que logran imitar una conversación de mensajería instantánea y mediante el uso de la inteligencia artificial y el ‘machine learning’ o aprendizaje de máquina, logran finalmente entender y aprender el lenguaje natural escrito por los humanos. Impresionante.

Hace algún tiempo atrás el prestigioso sitio Vice. com quiso determinar por qué es frecuente que mujeres ligeras de ropa a veces quieran entablar relaciones con personas en la red social, en su mayoría hombres y la mayoría de las veces sin tener otros contactos en común. Allí cuenta el caso de Melania Barboza, una ‘florista’ que estudió en la Universidad Complutense de Madrid y es como puede esperarse, soltera. Melania suele subir fotos de ella y sus amigas en bikini en paradisiacas playas y con ajustados atuendos. Además, es casi exclusiva porque posee un selecto grupo de un poco más de 100 amigos en la red social.

Muchos perfiles falsos abundan en la red. Foto. Vice.com

Muchos perfiles falsos abundan en la red. Foto: Vice.com

‘Fakes profiles’

Para muchos estos perfiles falsos se han creado con el objetivo de captar clientes en negocios ligados al porno, así como obtener cantidades de ‘me gusta’ y fans ficticios, esparcir por la red virus para los dispositivos electrónicos o derechamente estafar a usuarios incautos. En 2016 Facebook calculaba en alrededor de 83 millones de estas cuentas falsas. Aunque parece que es más común de lo que se cree, Facebook se preocupa por erradicar estos fakes mediante su registro, amistades, likes y mensajes. La compañía se vale de clasificadores automáticos que alertan de cualquier comportamiento inusual.

rebecca se dará a entender y será reiterativa en tratar de obtener datos de forma compulsiva. Foto: Vice.com

rebecca se dará a entender y será reiterativa en tratar de obtener datos de forma compulsiva. Foto: Vice.com

Álvaro Falide, quien se desempeña en el colectivo de expertos en seguridad informática GSICKMINDS, señala que al intentar mantener en raya a los ‘fakes profiles’ se procura tener cuidado en no borrar a usuarios reales. “Deben ser cautos a la hora de tratar con ellos para no cargarse cuentas de usuarios reales por error”. Además, Falide agrega que la mayoría de perfiles falsos son bots “que se crean y gestionan automáticamente de forma masiva para llegar al mayor número de usuarios posibles y suelen ser fáciles de identificar por su frecuencia de publicación, porque muchas veces suben todas las fotos el mismo día o su incoherencia”.

La contraparte del bot son cuentas creadas y manejadas por personas reales sin ningún tipo de automatización. En este sentido Falide observa que “por fuerza, estas cuentas deben de tener objetivos más específicos y la dificultad para detectarlas dependerá de la habilidad del usuario”.

La desnudez de Rebecca

El periodista Vice.com, Iago Fernandez, sostuvo una amistad en Facebook con Rebecca, o quien presume se encuentra detrás de su perfil en la red social. Rebecca estudió Matemáticas en la Universidad de Toulouse, es “commerçante de bijoux” y no posee amigos en común con ella. Cuando el profesional le señala si se conocen ella responde “No creo que yo no sé, pero me gustaría saber que si no te importa?? (sic)”.

En su primer encuentro Fernández teme que el perfil de Rebecca intente un mal movimiento como un link que, al pinchar, logre que se descargue en su notebook un troyano y que una vez consumada la emboscada a los contenidos del computador, pida un millonario rescate por la solución a los males que ella misma podría implantar. Acerca de esto, Falide opina que “Lo (que estás cuentas) buscan la mayoría de las veces es que accedas a un enlace para aumentar el tráfico en un sitio web o infectar tu equipo. Otras veces, en vez de intentar que acceder a un enlace, intentan directamente conseguir tu dinero, en una especie de renovación del famoso timo nigeriano, pero con chicas sexys”.

Parte de la conversación con Rebecca. Foto: Vice.com

Parte de la conversación con Rebecca. Foto: Vice.com

Ante el razonamiento si finalmente Rebecca, o cualquier persona que haya inventado esa identidad, ha cometido un delito, el experto informático cree que no. “Que yo sepa no. Los problemas legales con los que se pueden encontrar están relacionados con la suplantación de identidad, el uso de imágenes robadas a otros usuarios o el uso de la cuenta con fines lucrativos (mediante estafa). No buscan un objetivo específico, sino que intentan llegar al mayor número de usuarios posibles, generalmente hombres, porque el porcentaje de gente que ‘pica’ es bastante pequeño y al hacerlo de forma masiva consiguen que el número de víctimas sea bastante elevado”.

PODRÍA INTERESARTE:  MÁS DE LA MITAD DE LOS ESTADOUNIDENSES PERDIERON CONFIANZA EN FACEBOOK: CRISIS DE LA RED SOCIAL

Durante la interacción con Rebecca, ella se ha esmerado en que su contraparte le comparta datos de su vida privada. Ella le contará que está sola en su habitación desnuda y se ofrece a ser contemplada a través de una webcam. Rebecca insistirá reiteradas veces acerca de su propuesta y Fernández cree que, de aceptar, y darle su dirección de correo electrónico, se apreste a recibir una avalancha de spam. Luego de un tiempo Rebecca le sugiere al periodista que se dirija al baño, y cuando se da cuenta que su plan no es efectivo, adopta un tono imperativo para lograr su propósito. Posteriormente le solicitará fotos de él.

Toda esta situación le hace al representante de Vice.com cuestionarse acerca de si en verdad Rebecca es un bot o finalmente hay una persona real detrás de ella. Lo claro es que, tras no haber conseguido su propósito, ‘la mujer’ desaparecerá en busca de más incautos en la red. De seguro no le faltarán.

Más sobre Redes Sociales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X