Inicio » Rock »

Cuáles son los mejores discos de Led Zeppelin: Repaso álbum a álbum a toda su discografía

Escuchamos toda la discografía de la banda más pesada de la historia hasta concluir: Cuáles son los mejores discos de Led Zeppelin, álbum a álbum

Guía de: Rock

Un alarido infernal en el silencio, un garabato eléctrico indescifrable e interminables anécdotas de sexo, drogas y heavy metal: eso fue Led Zeppelin. Nos sentamos con paciencia (hasta donde nuestros pies aguantaron y no se pusieron a bailar) y recorrimos disco a disco de su producción en estudio de la genial discografía, hasta sentenciar cuál es el mejor álbum de la banda más pesada de todos los tiempos.

Led Zeppelin (1969): 7 ptos

Zep es una banda que surgió en la fama: la razón de esto es que su guitarrista ya era conocido al momento del disco debut; una placa donde la banda casi funciona como base de Jimmy Page, que compuso y reformuló viejos temas de otros. Fue grabado en apenas 30 horas de estudio repartidas en poco menos de tres semanas. Así todo suena elaborado y arrollador: una banda que inventaba el heavy-metal, fusionando blues, pasión, sexo y virtuosismo musical.

Mejores canciones: “Dazed and Confused”, “God times bad times”, “Babe Im gonna leave you”

bda65d189fcb723d747085b4b2dd97546-400x400Led Zeppelin II (1969): 8 ptos

Con el segundo álbum nace la tradición de numerar los discos, en vez de titularlos. II trae el primer gran hit de la banda, “Whole Lotta Love”, más cataratas eléctricas, búsquedas psicodélicas y acústicas, y las primeras comuniones mágicas de la lírica de Robert Plant con la viola de Page. El disco es un éxito arrollador, desplaza al “Abbey Road” beatle del nro1 y convierte al cantante rubio en un astro sexual al límite de lo humano, todo registrado donde pudieran, entre y gira y gira, orgías salvajes, armando cintas, grabando y volviendo a guardar. Música de carreteras, chicas con poca ropa y sonido atronador.

La canción expansiva en medio de tanto sex-rock: “Thank You”

Te interesará: Historia, apogeo y tragedia de Led Zeppelin

 

lz3Led Zeppelin III (1970): 8 ptos

Zeppelin siempre tuvo un escollo, aun en sus momentos de gloria: las críticas poco entusiastas de la prensa. Si no los valoraron con sus dos primeras placas, cayeron devastadoramente con III. Page y Plant evolucionaban a nuevos horizontes y salían un tanto de los riffs que dejaban a las chicas rendidas a los pies. Si bien abre con un “Inmigrant song” atronador, se trata del disco de apertura de la banda, el que saca al grupo de la etiqueta rígida de heavy rock y lo acerca al blues más desgarrador (“Since I´ve been loving you”) y la balada stone (“Tangerine”). Grabada en el primer stop de giras, el reposo del regreso a la campiña inglesa y el gusto por el folk californiano lleva a Zep a otro sonido, menos salvaje, más melodioso.

La canción más bella: “That´s the Way”, Led Zeppelin country

 

71_led_zeppelin_iv… … … (1971): 10 ptos

Furiosos con la prensa y la industria, Zeppelin publica su cuarto álbum y no lo titula de ninguna forma, salvo unos extraños íconos en la contratapa. Nace el mito de satanismo de la banda, alentado por la mudanza de Jimmy a una casa de pasado truculento. El erróneamente llamado Led Zeppelin IV es uno de los discos más exitosos de todos los tiempos, contiene la gema “Rock And Roll” y el mejor solo de la historia de la música: “Stairway to heaven”. La cima de popularidad una banda destinada a brillar.

El regreso al rock rutero: “Hey, nena, cómo te mueves, te haré transpirar”, en Black Dog

 

henken-9779-fotos-portadas-albumes-Houses of the Holy (1973): 7 ptos

Jimmy Page era el músico más violento de todas las épocas, lo era para todos salvo para él, que se veía como un simple músico con inquietudes artísticas imposibles de satisfacer. Su búsqueda incesante empuja a Zep a romper la fórmula del éxito fácil. El grupo publica su primer disco titulado, inicia la vida hippie y llenan la placa de canciones de gira y amor a sus fans. “No es un disco para escuchar de pasada”, aseguró Page “Tienes que sentarte, pensar un poco”. Desde el inicio mismo, la distorsión diferente en la guitarra de  “The song remains the same”  avisa: si quieres más de lo mismo, tal vez este no sea el disco para tí.

La anécdota: la portada sería diseñada por Storm Thorgerson, responsable estético de Pink Floyd; cuando el artista se apareció con un boceto ridículo, Jimmy Page lo casi a las patadas. Pobre Storm, capaz que estaba muy drogado; debiste ser más comprensivo, Jimmi…

 

images (1)Physical Graffiti (1975): 10 ptos

Obra cumbre musical de Zep: un enorme edificio (como el de la portada) donde encastran a la perfección obsesiones humanas, búsquedas sonoras y evolución musical. Un disco doble que llega a la cima, obviamente, en la magnifica “Kashmir”, un ensamble de cuerdas árabes que sostienen una épica sonora de más de ocho minutos. Un disco mosaico con diversos estilos, que aman músicos de todas las esferas musicales; para muestra, un botón: se trata del disco preferido de Christina Aguilera.

El detalle: la canción “Houses of the Holy” se halla aquí; caso similar a Sheer Heart Attack”, de Queen, que se encuentra en “News of the World” y no en el disco homónimo

 

Led_Zeppelin_-_PresencePresence (1976): 8 ptos

La historia de Zep tiene un quiebre absoluto tras la publicación de “Physical Graffiti”. De pronto, a la banda más grande del mundo le comenzó a salir todo mal. Empezó de a poco: Plant y Page sufrieron serias lesiones en piernas y manos respectivamente y así grabaron “Presence”. La placa arranca según lo habitual, rock crudo, aunque a un ritmo que nunca se decide a arrancar del todo. Se trata de un regreso a una mayor crudeza, sin teclados ni guitarras acústicas salvo una base en el canal izquierdo de “Candy Store Rock”, pero pronto, el momento difícil tiñe todo de paletas sonoras más densas, más rudeza, menos rock festivo . Con apenas siete temas, “Presence” es el último gran disco del grupo antes del horror.

 

Lee también: Boleskine House, ¿es esa satánica casona donde vivió Jimmy Page la entrada al infierno?

 

descarga (5)In through the Out Door (1979): 5 ptos

Tras la muerte de Karac, hijo de Robert Plant, y la acentuación de las adicciones de Page (heroína) y Bonzo Bonham (alcohol), Zep graba su última placa. El bajista y tecladista John Paul Jones toma las riendas y su gen musical distinto del de Page se nota: los teclados ganan terreno ante el desentendimiento del guitarrista. A pesar de la calidad musical, el disco decepciona a fans y pasa inadvertido en un entorno musical que cambiaba día a día. Los vientos eran otros y ya nadie se interesaba por la, hasta poco tiempo, banda más grande del mundo. Ni siquiera ante un tema de la talla de “All my love”, escrita por Plant a su niño fallecido.

Pregunta: ¿Led Zeppelin tropical en “Fool in the rain”?

 

codaCoda (1982): 4 ptos

El 25 de septiembre de 1980, el impresionante baterista “Bonzo” Bonham falleció tras excesiva ingesta de alcohol. Led Zeppelin terminaba. La banda más feroz era un simple recuerdo en 1982, cuando Jimmy Page armó un nuevo álbum con viejas cintas, uno de esos trabajos que se hacen para cumplir contratos. Un disco que recupera el viejo virtuosismo de la banda, sin conectar con la cultura imperante. Tan solo resalta la veloz “Wearing and tearing”, que permite imaginar el camino a seguir por Zep de no haberse topado con la tragedia.

El dato: excepto presentaciones aisladas, Led Zeppelin es una de las pocas bandas, como los Beatles, que no volvió a reunirse tras su disolución.

 

 

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X