Inicio » Rock »

El misterio más oscuro sobre Freddie Mercury: Este es el enigma jamás resuelto sobre el genial músico

Acorde a lo que fue su vida de leyenda, una enorme interrogante se despliega sobre el destino del genial músico.

Guía de: Rock

55cf48a472e7a_o,size,969x565,q,71,h,b055cc

El mundo, tras décadas de haberse olvidado en un injusto impasse, vuelve a hablar de él. Freddie Mercury. Uno de los artistas más brillantes de la cultura rock y del Siglo XX en general. Comandó la formidable banda Queen, logró el amor eterno de los británicos por encima de cualquier otra banda local (léase Beatles, Stones, etc), se volvió furor mundial con su fallecimiento… y luego pasó a un importante olvido que duró los primeros 18 años del Siglo; Queen fue relegada del podio de las grandes bandas de la historia. Hasta ahora.

Y entonces, cuando todos quieren saber –de vuelta– todo sobre él, un enigma retorna con fuerza. Uno oscuro, uno negro. Sus restos. ¿Dónde descansan los restos de Freddie? El propio músico quiso que nada de él quedara y por eso forzó a una cremación cuando este uso no estaba tan expandido como ahora. Las cenizas, se supone, son lo mínimo que puede quedar de alguien. Polvo. Como cualquier otro.

Mira también: ¿Puede haber sido Queen la banda de rock más grande la historia?

Pero alguien sabe. Mary Austin, la única mujer que Freddie amó en vida. “Freddie me dijo que, cuando muriera –explicó su pareja Jim Hutton al biógrafo Lesley Ann-Jones– quería que se lo llevaran de inmediato. Quería que todo se acabara cuanto antes, con el mínimo alboroto posible. Si hubiéramos sido capaces de organizarlo, a él le habría gustado que lo incineraran el mismo día de su muerte. Acabar de una vez, para que todo el mundo pudiera volver a la normalidad”.

freddie_mercury_beca_acm-678x360

Y fue el 24 de noviembre de 1991 cuando Farrokh Bulsara -su verdadero nombre- dijo basta. Una bronconeumonía apagó su vida en la residencia Garden Lodge en Londres. Su delicado estado de salud víctima del HIV, por aquellos días, SIDA, hacía esperar la noticia de un momento a otro. Freddie fue cremado en el West London el miércoles 27. Se despidieron de él un círculo de amigos íntimos que incluyó a David Bowie y Elton John y las cenizas se las llevó Mary Austin.

“Él temía ser desenterrado. Le preocupaba que sus restos fueran robados por algún fan de Queen y simplemente quería descansar en paz”, explicó Peter Freestone, su histórico asistente. En el sitio donde se llevó a cabo el funeral en el cementerio Kensal Green en Londres apareció poco tiempo después una placa de bronce: “A la memoria de Farrokh Bulsara. Para estar siempre cerca de ti, con todo mi amor. M.”. Allí, debía suponerse, estaban las cenizas del artista colocadas por Mary. Pero la desconfianza cayó sobre ésta, cuando Austin jamás confirmó que fuera ella quien la colocara. La placa fue retirada con el tiempo.

article-2284109-1847A63A000005DC-629_634x431

¿Dónde están los restos de Freddie? Durante muchos años se creyó que estaban en el jardín de la mansión de Mary, bajo un cerezo. Pero años después el ex marido de ella lo negó: “Lo único que sé es que no están allí”. Se dice de un lugar en la India o de otro en Suiza. Habladurías. En el lago en los Alpes fue tomada la fotografía del disco póstumo “Made in heaven”. Quién sabe.

“Sencillamente, no lo sé. Sospecho que las cenizas de Freddie se repartieron, y que tal vez una parte se la quedaron sus padres, otra parte se la quedó Mary. Pero ¿Quién puede decirlo? Sólo ellos lo saben a ciencia cierta”, reflexiona Freestone. ¿Quieren los restos de Freddie? Están más cerca de lo que creen. En la casa de cada uno de los fans: tomen un disco, den play, suban el volumen. Allí están. Claro que allí están.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X