Inicio » Rock »

Keith Richards realizó sorprendente anuncio pero nadie le creyó: ¡Exigen una explicación!

El genio de los Rolling Stones dice haber dejado atrás años de vida al extremo, drogas y alcohol ¿Le creemos?

Guía de: Rock

keith-richards

Usted no, maestro, usted no. (Los rockeros tratamos en tono solemne a nuestros gurús de la vida). O bueno, tal vez convenga dejar por un momento ciertos lugares comunes (y destructivos) del legendario rock and roll y aceptar algunos consejos médicos, gente tan válida como aquellos héroes de guitarras afiebradas: los médicos se dedican a salvar vidas en este mundo disparatado. Los rockeros hacen exactamente lo mismo… pero de otro modo.

Keith Richards dedicó su trayectoria a revelar la realidad que se vivía en la otra cara del planeta, esa que “el sistema”, como ellos mismos lo denominaban en los 60s, tapaba: el resultado de las políticas económicas, la pobreza, la marginalidad, las revueltas sociales. Para ser coherente con su mensaje de andar por el otro lado de la cornisa del “sentido común”, Richards pagó con su propia vida. Vivió los extremos del rock más que nadie. Tomó más alcohol que cualquier otro ser humano, probó las peores drogas, vivió las anécdotas más salvajes.

Nunca se jactó de eso. Y mejor, nunca lo recomendó. Siempre se refugió en su “estirpe” para asegurar porqué toleraba todo aquello. Venía de familias duras, de cuerpos resistentes y complexión fornida, más allá de su aparente delgadez. Pero todo aquello quedó atrás. A los 75 años (sí, es increíble, Keith Richards tiene la edad de nuestros abuelos), el guitarrista de los Rolling Stones anuncia que cambió de hábitos.

Lee también: Historia de los Rolling Stones resumida; su indeleble marca en el rock

“Fue una buena manera de comenzar un nuevo año, ¿verdad? Ahora tomo un poco de vino con las comidas, y una Guinness o una cerveza o dos, pero por lo demás … nada. Es como la heroína: el experimento ha terminado“, explicó Keith a la revista MOJO. La decisión fue adoptada tras la fiesta por los 35 años de casado con Patti Hansen.

“Si te encuentro en un bar y me dices: ‘¿Quieres un trago?, no lo rechazaría! No soy un puritano en estos asuntos. Es solo que ya no está en mi menú diario”, amplió el músico. También explicó que se encuentra de dejar el cigarrillo, quizá en un futuro cercano lo logre. Bueno… qué decir… bien por Keith. Sólo una última cuestión: ¿recuerdan la eterna sonrisa pícara de Keith? Es tan clásica como su pose junto a una guitarra. Y él mismo se ha reconocido infinidad de veces como un gran mentiroso. Así se perdonaron los Stones y volvieron al ruedo: el hombre se disculpó con Jagger tras varios dichos públicos… y una semana después se reía: “yo puedo decirte cualquier cosa con tal de seguir tocando”. ¿Le creemos a Keith? Dice que dejó la vida del rock and roll… Telón piadoso… fin del artículo.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X