Inicio » Rock »

Las fiestas más salvajes del rock: Un desenfrenado e histórico recuento de excesos

Que a los muchachos les gustaba, les gustaba. Sexo, drogas y rock and roll -literalmente- formaron parte de las fiestas más salvajes del rock

Guía de: Rock

Existe, es un lugar común, pero existe. Sexo, drogas y rock & roll van de la mano. Los grandes músicos organizaron las grandes fiestas. Y, como el viejito financista de Jurassic Park… ¡no escatimaron en gastos! A continuación, un repaso por las noches más recordadas de todos los tiempos.

Noche de sábado en Sodoma; lanzamiento del álbum “Jazz”, de Queen

Tal vez arriba de todas en el podio. Y dedicada para aquellos que piensan que el mundo está zafado ahora. Empujado por Freddie Mercury, un habitué de los excesos, la banda Queen organizó una fiesta brutal para el lanzamiento de su disco “Jazz”, en 1978. El simple “Bicycle Race” ya había generado polémica desde su portada con mujeres desnudas pedaleando, y en el hotel Fairmont, de New Orleans, nada faltó el 31 de octubre. Bandejas de droga, enanos, artistas exóticos, strippers y servicios sexuales gratuitos estuvieron a la orden del día en la que fue reconocida como “Noche de sábado en Sodoma”.

Rolling Stones en la Mansión Playboy, 1972

A poco de haber lanzado su placa más legendaria, “Exile on Main Street”, los Stones, que no podían regresar a Inglaterra perseguidos por el fisco, hicieron escala en la mansión de Hugh Hefner. No fue una, sino tres noches. El periodista Robert Greenfield fue invitado y, en los ratos libres, contó lo vivido. “Las conejitas pasaban de uno a otro, como si fueran porros”. Las noches incluyeron un incendio raudamente reducido y una histórica anécdota cargada de misoginia, imperdonable a la vista de los tiempos actuales: una joven se miró el cuerpo e intentó llamar la atención de Jagger, que leía una crítica del disco: “Mira cuántos moretones”. El rocker ni la miró: “¿Son mios? Tendré más cuidado la próxima vez”. Las historias de aquellas noches pueden leerse en el libro “Viajando con los RS”, de Greenfield. 683e31dc436ad6e434a46cf393d3e36d-e1442566108979

 

Link sugerido: La historia de los Rolling Stones, resumida 

Cumpleaños “vigésimo primero” de Keith Moon, 1967

¿Por qué “vigésimo primero” entre comillas? Porque Moon cumplía 20, pero no quería tener problemas con la ley. Igual los tuvo. El 23 de agosto, el líder de The Who convocó a la crema del rock al hotel Holiday Inn, de Michigan. Había un horario estipulado para la finalización de todo, las cenicientas 12. Cuando el encargado llegó a avisar que todo concluía, recibió un tortazo en la cara por parte del músico, que luego huyó armado de un matafuegos. Lo perdieron de vista por unos instantes… hasta que lo encontraron: Keith se balanceaba sobre la lujosa araña del hotel. Hubo algunos detalles más: un coche flotando en la piscina, un diente hallado en los pasillos, una multa de más de 50.000 dolares. ¿Y la policía? Jamás pudo encontrar al músico. Claro, se hallaba camino al dentista.

6B730AD2C

 

 

“The Mud Shark”, la fiesta “acuaria” de Led Zeppelin

Frank Zappa inmortalizó la noche en la canción “The Mud Shark”, un hito de la historia más extrema del rock. A ver cómo se puede explicar… En el Hotel Edgewater Inn se puede pescar, ¿sí? Es así. Una particularidad. Un gancho para atraer viajeros. Ya habían ido Los Beatles, que se portaron… “bien”. Pero en julio de 1969 llegaron los Led Zeppelin… que no se portaron… “tan bien”. Al rato de llegar, los músicos habían pescado ya suficiente, incluyendo un tiburón. Y en el cuarto tenían a una grouppie llamada Jackie atada a la cama. El miedo mayor era saber si el pobre tiburón se convirtió o no en juguete sexual. Richard Cole, el manager, tranquilizó a todos: no fue un tiburón. Fue un pargo. Porque hacía juego con el color del vello de la joven. Jimmy Page, que tenía fama de perverso, safó de la acusación. Más pegados quedaron los integrantes de Vanilla Fudge. La despedida de Zeppelin del hotel fue un santuario de peces regados por los pasillos. Y, como no podía ser de otra manera, un sinfin de televisores voladores “saltando” desde las ventanas.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X