Inicio » Rock »

Paul McCartney desmintió viejos mitos sobre la separación de Los Beatles y aclaró por qué los demandó

A cincuenta años de la separación, el genial músico recordó los motivos que ensuciaron el final de la mejor banda de todos los tiempos

Guía de: Rock

sir-paul-mccartney-cumple-anos-himnos-para-celebrarlo-1592493755761

Lugar común: Los Beatles se separaron por Yoko Ono. Una tontería. El tiempo, este medio siglo que transcurrió desde que Paul McCartney publicara su disco solista donde anunciaba la disolución de la banda, puso las cosas en perspectiva y alentó a muchos a realizar análisis más serios que aquella elucubración machista de endilgarle todo a la artista japonesa que ni siquiera formaba parte de los Fab Four.

Pero ahora, ha sido el propio Macca quien revisó aquellos años tan turbulentos. Entrevistado por la edición británica de GQ, el bajista explicó motivos, desmintió viejas teorías, habló de aquellos años perdidos.

“Supongo que cuando los Beatles nos separamos se extendió la idea errónea de que todos nos empezamos a odiar. Pero si lo pienso ahora, me doy cuenta ahora de que éramos una familia. Y las pandillas y las familias se pelean y tienen disputas. Unos quieren hacer unas cosas y otros, otras”, dijo Paul, con el tono conciliador que otorga el paso del tiempo.

Lee también: La discografía solista de McCartney, a examen disco a disco

Un dato puntual pasa por la demanda que el artista le impuso a sus tres compañeros. No se trató de una ruptura sentimental sino de una defensa de un mero hecho artística-comercial. “La única forma de salvar The Beatles y Apple, y lanzar Get Back de Peter Jackson y que se nos permitiera lanzar Anthology y todos estos grandes remasterizados de todos los grandes discos de los Beatles, fue demandar a la banda. Si no hubiera hecho eso, todo habría pertenecido a Allen Klein. La única forma que me dieron para sacarnos de eso fue hacer lo que hice. Yo dije ‘Bueno, demandaré a Allen Klein’ y se me dijo que no podía porque nada de aquello le pertenecía a él”.

Así explicó Macca la importancia que tuvo aquel polémico manager en el final del grupo. Aquello llevó al músico a duros momentos: “Eso fue horrible y me dio momentos terribles. Bebí demasiado y tomé demasiado de todo. Y fue una locura, pero sabía que eso era lo único que podía hacer, porque no había forma de que lo pudiera salvar todo por mi cuenta. Iba a desaparecer como una nube de humo. También sabía que, si lograba salvarlo, también lo estaría haciendo por todos ellos”, amplió Paul, en referencia de cuidar a sus compañeros, a quienes señaló como embaucados por el empresario.

“Estaban a punto de regalarlo. Amaban a este tipo Klein. Y yo decía ‘es un maldito idiota’”. El tiempo hizo comprender a Lennon, Harrison y Starr que el manager era, en efecto, un personaje muy cercano a un estafador. Tras unos primeros años con los Fab four enfrentados entre sí, los cuatro fue recomponiendo las relaciones hasta ocurrida el asesinato de John. Quince años después finalmente la banda más importante de todos los tiempos podía reunirse para el proyecto Anthology.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios