Inicio » Rock »

Sexo, rock y muerte de Krissy Findlay: La mujer de Ron Wood que amó a Clapton, Lennon y Jimmy Page

En tiempos de sexo libre y hippismo, Krissy fue otra de las grandes musas de aquel movimiento cultural que sacudió el mundo.

Guía de: Rock

Hubo una era que no presumió de los extremos: los cruzó abiertamente, dejando atrás todo límite. Fue la cultura rock, aquellos años donde juventud, hippies y psicodelia se juntaron para trazar las leyes de lo que sería un mundo mejor, Nada de eso ocurrió y el planeta debió conformarse con excelentes canciones, algunos enfrentamientos con la policía y muchas pero muchas anécdotas de amor libre.

Todo eso lo combinaban los músicos de los 60s con su grupo de preparadas groupies, mujeres de una riqueza intelectual que se sumó a los rockeros de distintas esferas de formación… a cambio de disfrutar de la sexualidad, obviamente. Los nombres que son parte inseparable de aquellos genios de los 60s y 70s los conocemos todos: Mucho se ha hablado de Anita Pallenberg, Mariana Faitffhul, Patty Boyd. Este artículo le da el turno a Krissy Findlay.

Findlay

Krissy nació en Ealing, un suburbio de Londres donde la movida local se enorgullecía de sus héroes locales Rolling Stones pero debió reconocer el talento de los portuarios Beatles. Puro mérito de aquellos chicos de la capital inglesa: el talento no sabe de fronteras y toda cultura era festejada. En su casa de siempre fue donde Krissy tuvo sus primeras aventuras amorosas, en busca de los romper los límites que otras generaciones habían aceptado.

En aquel dormitorio Findlay tuvo sus primeros encuentros con Eric Clapton, el guitarrista que ya lideraba aquellos años de hippismo. Krissy que venía de “buena familia” y colegio católico optaba por su hacer su propio camino. En aquellos tiempos de la escuela, Eric la conduciría al hombre que la acompañaría por el resto de su vida: Ron Wood.

Lee también: La historia de Anita Pallenberg, amante de tres Rolling Stone

El guitarrista ya brillaba en los Small Faces y ambos se enamoraron al instante. Pero atención, enamorarse, en aquel tiempo, no significaba lo mismo que ahora. Fue en 1964 cuando la muchacha que hacía sus primeros pasos en el modelaje conoció a rocker, futuro stone. Se casaron en 1971, más o menos cuando Kriss le presentó a su novio al guitarrista de los Rolling, su amigo Keith Richards.

Para aquel entonces la joven ya había servido de inspiración para el tema “Far East Man”, compuesto por su novio y George Harrison… su amante. Fue en aquel tiempo, épocas del álbum solista de Wood “I ve got my own album to do, cuando Kriss comenzó a escaparse con George en plan de amantes. Ron no se preocupaba: él andaba acostándose con Patty, la novia de Harrison. El problema no era ése sino otro, que toda mujer que tenía George despertaba el deseo de Lennon.

35657CEC00000578-3646784-image-a-3_1466173043541

Tras la inserción de Ron en los Rolling Stones, John decidió pasar a los hechos y coqueteó con Kriss. El espíritu de los 60s ya se apagaba. Pero aun faltaba un intercambio más. La pareja viajó a una temporada con Jimmy Page y su pareja Charlotte. Kriss se mudó con el guitarrista de led Zeppelin un año. Pero regresó con el stone cuando quedó embarazada. El hijo de Ronnie y Kriss se llamó Jesse pero no conoció a sus padres unidos: Wood ya estaba en los brazos de quien sería su segunda mujer, Jo. Aquella ruptura definitiva con Ron hundió a Findlay.

De a poco Kriss dejó su carrera como modelo y perdió peso en la cultura de los 80s. Para los años noventa ya se encontraba definitivamente afuera, quejándose de la poca manutención que le pasaba Wood. Murió a los 57 años, de una sobredosis, el 11 de junio de 2005, olvidada por todo el ambiente del arte, salvo su hijo, aquel niño Jesse ya adulto y también músico, quien la recordó un mes atrás en Instagram con una bella foto, tomada en un tiempo que ya no volverá.

Sin título

 

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios