Edu Vargas: Jugadores no ven bien decisión de Sampaoli de traer nacionalizados

Las declaraciones del delantero Eduardo Vargas de que el plantel de la Selección no veía de buena manera el arribo del delantero argentino, hijo de padre chileno, Mauro Zárate reavivó la polémica.

Guía de: Selección Chilena

Como dice el lugar común, la olla la destapó Eduardo Vargas. Sí, porque el delantero del Queen’s Park Rangers confesó que la postura del DT de la Roja, Jorge Sampaoli, de integrar jugadores nacionalizados al plantel “no es una decisión muy bien vista por el vestuario”.

Tal cuña se agrega a lo expresado por el estratego el lunes cuando culpó al entorno de que Mauro Zárate decidiera no involucrarse en nuestro representativo. “El medio es muy nacionalista y se apodera de una noticia para ser más sensacionalista. La noticia perjudicó la llegada de Zárate y hoy no lo podemos tener. Estábamos avanzados, pero el tema mediático causó que él no quisiera exponerse ni incomodar”, señaló el casildense.

edu

Al parecer, Sampaoli no está muy interiorizado de los antecedentes que hay sobre nacionalizados en la Roja. Porque un lado es ganarse el derecho de jugar con la camiseta roja; y el otro, hacerlo por conveniencia.

Hace poco recordábamos en esta misma tribuna, por ejemplo, a Rodolfo Almeyda, bonaerense quien después de cinco años de residencia tomó la nacionalidad chilena por opción. Que lo hayan llamado después al equipo es otro partido.

Similar a lo sucedido con el portero Sergio Vargas. Él pudo haber jugado por Chile en las Eliminatorias al Mundial de Francia, sin embargo, sólo al final de su carrera, y como una manera de retribuir lo ganado en nuestras canchas, aceptó colocarse el polerón con el escudo bicolor en el pecho.

Otro caso: en 1979, a las puertas de la final de la Copa América ante Paraguay el goleador Oscar Fabbiani recibió su pasaporte chileno para colocarse la camiseta roja en los tres duelos ante los guaraníes. Y después de su retiro, se quedó acá llegando, incluso, a ser elegido concejal en la Municipalidad de Recoleta.

Entonces, hablar de nacionalismo es un poco de extremo. Si fuera así, entonces el camarín de la Selección también sería nacionalista. Lo que pasa es que tal vez lo jugadores captaron que había una sensación de que Zárate llegaría a Pinto Durán por descarte, tras no ser considerado ni para las convivencias de fin de año en la Selección Argentina. Nadie desconoce el currículum del goleador consagrado en Vélez Sarsfield, que en verdad sería un aporte. Tal vez, al ser hijo de padre chileno, coma una empanada cada 18 de septiembre. Pero la sensación ya señalada tal vez conspiró en el ánimo no sólo de sus potenciales compañeros sino que también del medio.

Es verdad, Chile no ha ganado nunca un torneo oficial mientras los trasandinos tienen jugadores para armar una Selección A, B o C de similares niveles. Y que quien podría llegar sería un aporte. Mas, lo del Premio de Consuelo que alguna vez expresamos en esta tribuna influye en la recepción. Y eso, tal vez, perjudicó la inminente llegada de Mauro Zárate.

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X