Inicio » Selección Chilena » Equipo

Portugal-Chile: Correcto debut de la era Borghi

El nuevo técnico se sacó los nervios con un empate de visita frente a un rival clase A. Un resultado acorde con el juego de ambos equipos, en donde ya se pudo apreciar la mano del Bichi.

Aunque Claudio Borghi declaró que quería mantener el trabajo que Bielsa venía haciendo – en su debut como entrenador de la Selección Chilena – se notó su influencia sobre el equipo. Chile, a pesar de buscar atacar y tener la mayor cantidad de tiempo la posición del balón, tendrá otras características de la mano del Bichi.

La Selección será un equipo que buscó ante Portugal, y buscará en los encuentros venideros, recuperar la pelota un poco más cerca de su arco que la que estábamos acostumbrados a ver, siendo más cuidadosos en ese ámbito.

Chile-Portugal

Foto: AP

Un tiro libre de Matías Fernández, que volvió a brillar en la selección, le dio el empate al equipo de Borghi.

En ataque se reconoce la idea de una mayor elaboración ofensiva, en lugar del vértigo y la frontalidad conocida del equipo dirigido por Bielsa. Eso se pudo apreciar en este encuentro y también se desprende de la decisión de sumar un volante más a la mitad del campo.

El dibujo es algo que a simple vista se reconoce distinto. Bielsa siempre se plantó para defender según lo que le pedía el ataque rival. En ofensiva imponía siempre tres atacantes (dos punteros y un nueve) a sus oponentes. Ante Portugal, Bielsa – con certeza – hubiese estructurado una línea de cuatro, un tridente de volantes y tres delanteros. Con Borghi la cosa es distinta (ni mejor ni peor), arma su equipo pensando menos en el rival. Ante los lusos, paró tres defensores, cuatro mediocampistas, un mediapunta y dos delanteros. Para defender se va amoldando a cómo lo agreden, contra Portugal, a pesar que los lusos atacaron con tres hombres, Chile paró tres defensores. Pero dependiendo la situación, retrocedía uno de los volantes centrales (más Carmona que Medel) o bien uno de los volantes externos (Vidal o Isla). En el caso del proceso anterior los duelos estaban bien definidos, Bielsa “emparejaba” los jugadores y dejaba uno libre en el fondo, el cual no era siempre el defensor central. Ahora eso cambió.

Para el ataque y la elaboración, Borghi se encarga de darles libertad a sus dirigidos. Mientras Bielsa se preocupaba de los apoyos y mecanizaba jugadas. Eso se notó en el debut, ya que muchas veces jugadores quedaban aislados, sin tener con quien descargar. Eso seguramente mejorará con el tiempo, cuando Borghi tenga más entrenamientos con los seleccionados.

Yendo al partido, Portugal es un rival de nivel mundial, y el resultado es bueno. El trámite se condice con el uno a uno, aunque llama la atención las pocas veces que Chile llegó al arco luso. Se notó la falta de un nueve de área (lesiones de Suazo, Pinilla, Paredes y Mancilla). Además la calidad del rival influyó en la poca cantidad de tiros a puerta, cosa que también se puede justificar por el corto periodo de asimilación a los nuevos conceptos.

En defensa Chile no tuvo mayores problemas, a pesar del gol que es una situación de balón detenido, ítem donde Borghi reconoció que debe trabajar más.

En el balance individual de cada jugador, ninguno se destacó por ser un punto bajo. Dejando en claro que estos son los jugadores que tienen que estar.

Un punto destacado es el tiro libre de Matías Fernández, el volante no marcaba mediante esa vía desde diciembre del 2006, cuando era dirigido por Claudio Borghi en Colo Colo. Esa  vez la víctima fue Nicolás Peric, en esos tiempos Matías regularmente convertía mediante balón detenido. Sin dudas, una señal.

Claudio Borghi

Foto: EFE

Borghi logró un buen debut al mando de la Slección Chilena.

La era Borghi partió bien, con un resultado positivo y una idea clara que viene desde el entrenador. Chile tiene una buena generación de jugadores que asimiló los conceptos rápidamente (la mayoría ya conocía a Borghi). Pareciera que esta “nueva” Selección Chilena sabe a qué va a jugar. Eso, sumado al resultado, ya es partir bien.

FICHA TÉCNICA
Estadio Municipal de Leiria

Árbitro: Kevin Blom (HOL).

Portugal (1): Rui Patricio, Joao Pereira (Silvio, 40′), Rolando, R. Carvalho (Pepe, 46′), F. Coentrao, Martins (Paulo Machado, 71′), Meireles, J. Moutinho, Silvestre Varela (Ricardo Quaresma, 61′), Nani (Dani, 85′), H. Postiga (Hugo Almeida, 82′). DT. Paulo Bento.

Chile (1): Claudio Bravo, Pablo Contreras, Waldo Ponce, Gonzalo Jara, Mauricio Isla (Fabián Orellana, 82′), Gary Medel, Carlos Carmona, Arturo Vidal, Matías Fernández, Alexis Sánchez, Jean Beausejour (Gonzalo Fierro, 66′). DT. Claudio Borghi.

Goles: 1-0 Varela (16′), 1-1 Matías Fernández (41′).

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X