Triunfo de Chile sobre Perú: los pro y los contra que dejó la “Roja”

Si bien el 3-0 de este viernes en Valparaíso es importante para el ánimo, quedan para el análisis la alineación de un “9” de área que permita abrir las pobladas defensas que tanto complican a la Selección Nacional.

Guía de: Selección Chilena

Más allá del triunfo 3-0 sobre los peruanos y que el portero Claudio Bravo se inscribió como el seleccionado chileno con más encuentros Full International en sus registros, lo que valen son las conclusiones con miras a la próxima Copa América.

De partida, se logró revertir la anemia goleadora que afectaba al equipo ya que en los cuatro partidos previos al duelo con los del Rímac sólo se había celebrado en dos ocasiones.

Con sus dos tantos a los peruanos, Eduardo Vargas ya lleva 17 goles en la Roja.

Con sus dos tantos a los peruanos, Eduardo Vargas ya lleva 17 goles en la Roja.

Sin embargo, un detalle muy importante que no se debe soslayar. Cuando la Roja tuvo el hombre más en el campo –gentileza de la expulsión de Rinaldo Cruzado- y la cuenta 2-0, obviamente se pensó en aumentar la boleta. Pero ocurrió lo contrario: le costó a los de Sampaoli ubicarse detrás del muro rival que ajustó su zaga con tres centrales y los dos laterales contenidos.

Es una patología que no hay que descuidar. Ya le pasó algo similar en el Mundial con los holandeses, que también formaron con cinco atrás y sorprendieron en el contragolpe. Habrá que ajustar la mira en esas situaciones, ya que no siempre se podrá depender de las gambetas y tiros libres de Alexis Sánchez.

Con ese marco, era la opción de jugársela con un delantero centro (Angelo Henríquez) que significaba abrir la última zona contraria. Sin embargo, en los 12 minutos que estuvo en el campo, el forward del Dínamo de Zagreb sólo tuvo un cabezazo tras un corner de Sánchez. Habrá que esperar, entonces, para saber qué pasará con el tema del “9”. Pero, a nivel macro, Chile se vio mucho mejor tras las correctas presentaciones del mes pasado ante México y Haití.

El partido

Con relación a lo sucedido en la cancha de Valparaíso, los peruanos mostraron ambición en el inicio con incursiones por las bandas externas. Muy compacto y tranquilo en su desarrollo, los del Rímac ganaban los cabezazos e intentaron con remates de distancia. Y en las pocas ocasiones cuando apuraron el tranco, sorprendieron a los chilenos, que se coronó con la falta que derivó en el penal a favor de los nortinos. Que Paolo Guerrero lo haya desviado, es otro cuento.

Chile se vio incómodo, no imponía superioridad, se notaba errático. Sólo cuando se juntaron Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Eduardo Vargas, más la incursión de Mauricio Isla por su carril se asomó daño para los del Rímac. El mejor ejemplo se registró a los 20’ cuando el atacante del Arsenal recuperó en área rival, tocó para el polivalente de la Juventus y su disparo bombeado se fue desviado. Por lo menos, intención hubo.

Mauricio Isla -en la acción, ante el peruano Juan Vargas- mostró sus avales en las incursiones por su banda,

Mauricio Isla -en la acción, ante el peruano Juan Vargas- mostró sus avales en las incursiones por su banda,

Hubo desorden, Charles Aránguiz no apareció en la última zona, mientras que Vidal no se encontraba. Hasta que, nuevamente, el tándem Sánchez-Vargas aclaró el panorama. El primero, revitalizando su faz de pasador que tiene en el atacante del Queen’s Park Rangers a su mejor socio. Un deja vu que goza la Selección.

Era que no, la apertura de la cuenta calmó a Chile. Y Perú, tras la anotación de Gary Medel –los más memoriones encontraron, de seguro, cierta similitud con el tanto que el Cabezón Farías le marcó a los peruanos en Montevideo, por las Eliminatorias al Mundial de Alemania 74- se enardeció. Reflejo de aquello fue la agresión de Carlos Zambrano a Sánchez, y el codazo de Rinaldo Cruzado a Medel que le permitió irse temprano para su casa.

Con esos atenuantes en el segundo tiempo Chile lució mucho mejor, tal como tiene acostumbrados a sus hinchas. Funcionando la dupla Sánchez-Isla por la derecha, Aránguiz con más protagonismo en el medio, mayores incursiones de Jean Beausejour por el carril zurdo, Vidal acomodándose mejor en la zona media y la última línea adelantada para presionar al rival y, mantener de paso, lo compacto del equipo chileno.

Tal vez un punto bajo fue José Rojas, a quien en los 58’ se le arrancó André Carrillo quien elevó una gran opción de gol. Sí, es el mismo Carrillo del autogol en la pasada Copa América, pero es sólo un datillo extra.

Que pudo ser goleada, claro que sí. Pero no se concretó por lo que se esbozó en los párrafos iniciales de esta crónica.

CHILE 3-0 PERÚ

CHILE (3-3-2-2): Claudio Bravo; Gary Medel (+46’ Francisco Silva), Gonzalo Jara, José Rojas (65’ José Pedro Fuenzalida); Mauricio Isla, Marcelo Díaz (82’ Carlos Carmona), Jean Beausejour (73’ Juan Delgado); Charles Aránguiz, Arturo Vidal; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (78’ Angelo Henríquez). DT: Jorge Sampaoli

PERÚ (4-3-2-1): Raúl Fernández; Luis Advíncula, Carlos Zambrano (73’ Josimar Atoche), Alexander Callens, Yoshimar Yotún; Carlos Ascues, Josepmir Ballón, Rinaldo Cruzado; André Carrillo (85’ Mario Velarde), Juan Vargas; (58’ Christian Ramos) Paolo Guerrero. DT: Pablo Bengoechea

Goles: 1-0, 27’ Eduardo Vargas (Chi); 2-0, 34’ Gary Medel (Chi); 3-0, 53’ Eduardo Vargas (Chi)

Arbitro: Julio Quintana (Paraguay)

Público: 12 mil personas, aproximadamente

Expulsado: 38’ Rinaldo Cruzado (Per)

Incidencia: 22’ Paolo Guerrero (Per) desperdició lanzamiento penal

Estadio: Elías Figueroa Brander de Valparaíso

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X