A 1 mes de la boda con Harry, revelan comportamiento “despiadado” de Meghan Markle con exnovio

Medios dieron a conocer las feas actitudes de la exactriz de la serie "Suits" para con el chef Corey Vitiello.

Guía de: Series de TV

celebrityinsider.org

celebrityinsider.org

A la prensa envidiosa no le cabe mucho que digamos la idea que se tiene -o al menos que se solía tener- del matrimonio, esa que dice “vivieron felices y comieron perdices”.

De todas formas, esto no quita que -aun cuando estamos a tan solo 1 mes de la sonada boda entre Meghan Markle y el príncipe Harry- (el 19 de mayo), de ser cierto lo que revelaron algunos medios, el bueno de Harry corre riesgos de tener que soportar a una mujer demasiado altanera.

Es que una cosa no quita la otra… y lo que se dieron a conocer ahora fueron oscuros detalles de la más reciente relación de la ex actriz de “Suits” antes de comenzar su comentado romance con Enrique de Gales.

Y era hasta esperable, teniendo en cuenta que, tan solo dos semanas atrás, se difundieron más actitudes cuestionables de Markle, en este caso para con el productor Trevor Engelson.

Ahora, en otra operación que si no vuelve a escandalizar a la realeza británica pega en el palo, se revelaron detalles del muy mal comportamiento, rozando lo “despiadado e infantil”, que Meghan Markle tuvo con el chef canadiense Cory Vitiello, con quien rompió muy poco tiempo antes de conocer a Harry.

Al parecer, la ex intérprete mostraba actitudes de “diva” y de “primera dama” que terminaron por cansar a Vitiello. Como ejemplo, medios como Radar Online y Daily Mail citan que “cuando salían a algún sitio por la noche, exigía la mejor ubicación solo porque actuaba en la serie “Suits”, diciendo que era una celebridad”.

Otra actitud inexplicable y que, según publican en los medios mencionados, fue lo que determinó el fin del romance, se dio en una cena con amigos, quienes alabaron un original plato de pasta entrelazado con calabacín en forma de espiral.

Markle aseguró que el plato era de su autoría, que lo inventó ella, cuando en realidad el creador había sido su novio. Innecesario, en una muestra de demasiada pedantería que representó una herida de muerte al orgullo del cocinero.

Y eso que Cory, hastiado de los aires de Meghan, también es considerado una celebridad. El chef, propietario del restaurante The Hardbord Room, ostentaba de su propio espacio de cocina en televisión y acreditó romances con muchas de las mujeres de más alto perfil de su Canadá natal.

Es casi una “fija” que, a medida que vas codéandote y relacionándote con gente de perfil más alto, corres el riesgo de perder de vista el piso. De marearte. De no darte cuenta de que alrededor tuyo hay otra gente.

¿Cómo reaccionarán en Gran Bretaña? Imaginemos por un segundo a los demás reyes y reinas y príncipes y princesas, todos recatados, desayunándose los detalles del ensañamiento con el que la futura dama de la realeza se comportó con el afamado cocinero. Pensemos si no les rondará por la cabeza la inquietante y temida pregunta: “¿Y si le hace lo mismo a Harry?”.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X