El perturbador final de Mónica Santa María, una de las “dalinas” de Nubeluz: Vivió un infierno

La animadora peruana no soportó la depresión y la soledad en la que estaba inmersa, acabando con su vida y su corta carrera de forma abrupta.

Guía de: Series de TV

“No tienes que estar tríste, tú siempre debes estar contento porque vives, porque estás aquí, en un mundo precioso. Tienes amigos, familia, gente que se preocupa por ti. Tienes que estar alegre siempre”. Nunca una frase, dicha delante de las cámaras de televisión para cientos de niños, contrastó tanto con lo ocurrido detrás de ellas.

Estos dichos le corresponden a Monica Santa María, una de las “dalinas” -tal como se las conocía a las presentadoras- del popular show infantil “Nubeluz”. En ocasiones ocurre (ya lo hemos revisado en otras oportunidades) que, quien debe hacer reír a los demás no encuentra motivos para ser felices en sus vidas personales.

Mónica Santa María, la "dalina" de Nubeluz que acabó con su vida a sus 21 años / www.infobae.com

Mónica Santa María, la “dalina” de Nubeluz que acabó con su vida a sus 21 años / www.infobae.com

Santa María, nacida en Lima, encajó con este perfil; muchas risas para los demás… ninguna para sí misma. La conductora debutó en el programa el 4 de septiembre de 1990, cuando tenía tan solo 17 años, y compartiendo el rol con Almendra Gomelsky.

Los responsables de la fiesta (como preferían mencionarlo los productores) encontraron en ella a la persona ideal para llevar adelante las emisiones: personalidad, carisma y habilidades para cantar y bailar eran algunas de sus características.

Lee también: Una íntima foto de “Don Ramón”, con cáncer terminal, lo muestra sonriendo en el hospital: A 31 años de su muerte

Sin embargo, el hecho de “dejar todo” en el ciclo pareció ser a propósito. Para ocultar su otra cara. La de la angustia por, a modo de ejemplo, la falta de respaldo por parte de sus padres. Estos, de forma incomprensible, no apoyaban la carrera de su hija.

A este inconveniente, el cual afectó sobremanera a la joven presentadora, se le sumaron las serias dificultades para encontrar un amor duradero. Mónica perseguía el sueño de casarse pero, ante cada pareja de la que se enamoraba, solo encontraba frustración.

Lejos de buscar ayuda para encontrar el rumbo, la depresión por estas decepciones la hicieron sentirse sola, y esto era así aun cuando tenía personas a su alrededor. Tras la ruptura con Diego Ferrand Palacios comenzaron sus intentos para quitarse la vida aunque, tras el consumo de pastillas, fue ingresada a una clínica para su recuperación.

Otro de los vínculos sentimentales, aunque bastante más polémico, fue con Arturo Bayly. Este hombre estuvo envuelto en el “clan Calígula”, banda de delincuentes conformada por jóvenes peruanos de clase alta. Ellos extorsionaban a famosos, a quienes filmaban en medio de orgías en fiestas exclusivas para luego pedirles dinero.

Se cree que Santa María era una de las potenciales víctimas, por lo que esta relación tampoco resultó favorable en su búsqueda. Mucho menos, en su de por sí precario estado anímico. Aun así, no se dio por vencida e intentó seguir adelante.

monica santa maria nubeluz

Hasta que llegó su último romance, el que acabó por dinamitar los esfuerzos para cambiar su vida. La personalidad televisiva llevaba una rutina de muchas presiones por ser la cara de “Nubeluz”, y pololear con el millonario Constantino Heredia no alcanzó. De hecho, nuevamente vio frustrados sus planes de casarse y formar una familia.

Un año después de comenzar a salir con Heredia reincidió en el consumo de pastillas, y en la clínica en la que quedó internada le diagnosticaron el trastorno de bipolaridad. ¿El tratamiento? Tampoco funcionó. El infierno la acorralaba cada vez más.

La “gota que rebalsó el vaso” llegó -paradoja mediante- en una fiesta de casamiento de un amigo del empresario. Santa María expuso en una charla sus deseos de pasar por el altar. No llegó a terminar porque su pareja aseguró “no estar listo” para semejante compromiso. Esto la eyectó del recinto, decidiendo irse ofuscada a bordo de un taxi.

Su decisión, el 12 de marzo de 1994, estaba tomada: llamó a su pololo para avisarle que pensaba usar una pistola. ¿Qué hizo él? Comunicarse con sus suegros para contarles lo que estaba pasando, pero no hubo forma de aplacar los ánimos.

Tras hablar con sus padres y decirles que Heredia los estaba engañando, volvió a llamarlo para retarlo: “Lo único que querías es tu pistola, ¿no? No te preocupes, cuando acabe lo que tenga que hacer, puedes pedirla a César Coello. Y deja de llamar a mis padres y decir que la tengo yo, porque no te van a creer. Creen que estás loco”.

Entre la 1 y las 3 de la mañana del 13 de marzo se escucharon dos disparos, aunque nadie del edificio pareció darse cuenta de lo que había ocurrido. Recién el lunes 14, sus padres la encontraron y comprobaron que Heredia no les mintió. La cama estaba teñida de rojo y, junto al cuerpo de la mujer, había varias pastillas de un antidepresivo.

monica santa maria

A semejante tristeza, le siguió un episodio casi igual de triste: los encargados de “Nubeluz” pensaban en la tragedia que implicaría -debido a la gran popularidad de sus emisiones- que la noticia se difundiera entre los espectadores. ¿La fiesta sin Mónica? ¿Cómo lo dirían? Esa, la del impacto que causaría, fue su principal preocupación.

La primera emisión, tras la partida de Mónica, fue harto difícil para Gomelsky. La animadora nacida en Argentina y radicada en Perú le dedicó el programa luego de 9 minutos de presentación, y haciendo un gran esfuerzo para contener las lágrimas.

Quiero agradecer a una persona que quiero que sea la madrina de este primer programa. Es una persona que no está físicamente conmigo ni con nadie en este momento, pero en mi corazón al menos está, y sé que en el de todos ustedes también”.

“Esa persona es Mónica Santa María, y a quien hoy día le dedico el programa”, fueron las emotivas palabras de la presentadora. Lógica mediante, ya nada fue igual.

Revisa, desde el minuto 9:17, el homenaje de Almendra Gomelsky a Mónica Santa María

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios