Estos son los errores más insólitos de la segunda temporada de “The Crown”

La gran serie de Netflix, que recientemente estrenó la segunda temporada, contiene escenas que no coinciden con hechos históricos de la realidad.

Guía de: Series de TV

La propia reina Isabel II había elogiado la calidad (y sobre todo el haber representado con fidelidad los hechos en la vida real) que logró la serie de Netflix “The Crown”.

Claro, esos halagos habían corrido para la primera temporada, que además de estar muy buen en cuanto a la calidad, contó con un presupuesto altísimo y se convirtió en el show más costoso de la historia, con 130 millones de dólares por todo concepto. Aunque también vale decir que  ambos criterios van de la mano.

globovision.com

globovision.com

Sin embargo, para la segunda temporada, hubo algunos cambios que, en el producto final, terminó por dejar de lado esa fidelidad de primer año. Peter Morgan, el creador de la serie, se tomó algunas licencias. Como consecuencia, gran parte de los acontecimientos distan -de manera insólita- de los ocurridos realmente.

La intención era clara: “reinterpretar” ciertos hechos en las que estuvo involucrada la realeza, en pos de asegurarse un nivel de audiencia elevado y pagando el costo de dejar a un lado esa fidelidad tan bien vista.

Una de las que se alzó contra determinadas escenas vistas en pantalla fue Margaret Ellen “Peggy” Noonan, prestigiosa escritora estadounidense que se especializa en política, religión y cultura (además de poseer una columna en el periódico The Wall Street Journal) y en 2017 ganó el premio Pulitzer.

Pese a asegurar que hubo ciertos aspectos que le agradaron del show, como el vestuario, las actuaciones y el dinero empleado para la producción, muchos otros, según su visión, estuvieron enfocados de manera equivocada.

En primer lugar, Noonan criticó “The Crown” por mostrar el desembarco del presidente John Fitzgeral Kennedy por primera vez en suelo francés de un modo diametralmente opuesto al acontecido fuera de la ficción.

El show descubre a un Kennedy molesto porque su esposa, la primera dama estadounidense, llamó la atención de todos los medios y del primer mandatario, Charles de Gaulle. Pero la escritora señala que, según los historiadores, al presidente de los Estados Unidos le gustó la recepción que tuvo Jacqueline Lee «Jackie» Kennedy Onassis.

“Querida señora Kennedy” es el título del octavo episodio, en el que Kennedy se lanza contra su mujer en un rapto de furia y en estado de ebriedad. Esa imagen, en opinión de Noonan, es uno de los errores más graves que muestra la serie.

Además, la escritora no ocultó su decepción por ver que, al representar al primer ministro Harold Macmillan, se hace especial énfasis en la relación por fuera del matrimonio que su mujer Dorothy tuvo con el parlamentario británico Robert Boothby.

Lo que más lamenta Noonan es el sensacionalismo con el que se muestra esa historia, teniendo en cuenta que el affaire era conocido por todos. Macmillan incluso convivió con ese inconveniente matrimonial.

De hecho, en uno de los últimos reportajes que concedió, se deshizo en elogios para con Dorothy: “Ella me dio todo y le debo absolutamente todo, le dije que nunca la dejaría ir” confesó en su momento el primer ministro.

Más sobre Series de TV

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X