Inicio » Tecnología » Equipo

¿En qué está Bill Gates, el hombre más rico de EE.UU.?

El creador de Microsoft y Windows vuelve a figurar, esta vez por ser el más acaudalado de Estados Unidos, aunque la vida de Bill Gates hoy es mucho más que eso.

Si te comentáramos que durante las primeras horas del terremoto del 27 de febrero de 2010,  en alguna zona lejana, muy lejana de Chile se encontraba empacando sus cosas para retornar a su país el mismísimo Bill Gates quizás costaría creerlo.

Sobre todo porque al parecer nunca se enteró, desde la Patagonia, que millones de chilenos habían vivido una experiencia drámatica, otros habían perdido sus cosas y más de 500 se daban por muertos.

Bill Gates

Foto: Bloomberg

Bill Gates está centrado en sus actividades benéficas desde que dejó la conducción de Microsoft.

¿Qué tiene que ver? Pues dentro de la vorágine de esos días, mucha gente intentó contactarlo, por cierto sin éxito, debido principalmente a que es un hombre conocidísimo, millonario y que desde mucho antes de su salida de Microsoft, dedicaba horas a la Fundación Gates que mantiene viva junto a su esposa Melissa.

Había la secreta esperanza de que Gates supiera lo que estaba pasando en Chile y pudiese ayudar, pero nada de eso ocurrió y tampoco fue culpa suya, simplemente una extraña coincidencia.

Bill Gates lleva años fuera de la mayor compañía de software del mundo, y está presente en más de 1.000 millones de computadores a través de alguna versión (ojalá legal) de su Windows, el sistema operativo que hasta ahora sigue siendo imbatible en cuanto a su uso.

En el intertanto, viajando por el mundo y donando gran parte de su fortuna, Bill Gates ha dedicado horas y horas para visitar países de extrema pobreza que luchan contra las enfermedades que muchos en occidente damos por extintas, como la malaria,  pero que en países de Africa están lamentablemente presentes hasta el día de hoy.

Gates y su señora recorren estos remotos lugares, no solo con el afán de salir en los diarios en un área más social que tecnológica, sino que va más allá pues siendo un hombre respetado en todos los ámbitos, también tiene claro el rol que le corresponde como uno de los líderes innatos del mundo actual, independientemente de cuánto dinero tenga.

Durante los últimos años, había dejado de ser el hombre más rico del mundo, incluso llegando hasta el cuarto lugar del ranking que elabora año a año la revista financiera Forbes, pero él nunca se sintió afectado y dejó de aparecer en diarios o en programas de conversación de la televisión norteamericana para recorrer cada trozo de tierra inóspita, seca y pobre para así poder “devolverle la mano” a la humanidad.

Hoy Bill Gates vuelve a la palestra al ser considerado nuevamente el hombre más rico de EE.UU., con una fortuna avaluada en US$59.000 millones (algo así como tres veces lo que Chile exporta al mundo en un año.. sí .. así de grande).

Lo cierto es que Gates tiene clara la película con su familia y se sabe que el ya ha escrito su testamento, dejándoles a sus hijos sólo US$10 millones para que puedan hacer su vida en el futuro, mientras que a través de su Fundación Gates, donará todos sus ingresos a obras como las mencionadas, e incluso una que nos toca de cerca, como es la donación hecha a las bibliotecas de Chile realizada bajo el mandato del entonces Presidente Ricardo Lagos y que se supone sigue y seguirá recibiendo dineros desde la extensa cuenta bancaria de este visionario.

Gates, con cerca de 60 años renunció a la empresa que él junto a Paul Allen crearon a mediados de los años setenta y que vió  fortalecerse con éxito en los ochenta cuando crearon el sistema operativo Windows, el cual tuvo su primera versión en 1983 y de ahí toda la industria tecnológica fue distinta.

Quizás pocos puedan entender a cabalidad que una persona con tanto dinero no quiera guardárselo para sí o bien contar con una mayor tajada para sus cercanos, pero lo cierto es que estamos en presencia de alguien simplemente excepcional.

Más sobre Tecnología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X