Inicio » Tenis »

Djokovic muestra una desconocida y furiosa faceta cuando las cosas no le salen: Fotos e historia

El serbio parece no querer perder un solo set y la perfección lo lleva, en ocasiones, a reaccionar violentamente y lanzar indescifrables insultos.

Guía de: Tenis

Novak Djokovic se comporta generalmente de manera ejemplar, intentando dar espectáculo y generar empatía con el público que paga una entrada para verlo jugar.

Gestos como el que demostró en el US Open de este año, bailando con un espectador, o imitando a sus competidores como supo hacer años atrás, demuestran una muy buena personalidad del serbio.

Sin embargo, a lo mejor imperceptibles por lo bien que se desempeña especialmente en lo que al tenis respecta, lleva consigo una marca de reacciones a base de insultos en su idioma -difíciles de descifrar- y roturas de raquetas y desplantes, incompatibles con la excelente imagen que se tiene de él. ¿Ganar, gustar y ser el número 1 del mundo? No estaría siendo suficiente para Novak.

Un Djokovic diferente en el US Open, a los gritos frente a Feliciano López - www.abc.es

Un Djokovic diferente en el US Open, a los gritos frente a Feliciano López – www.abc.es

La reacción más reciente la experimentó en el Abierto de los Estados Unidos que se está disputando actualmente, y aun habiendo logrado el pase a semifinales -donde enfrentará al defensor del título Marin Cilic- luego de vencer al español Feliciano López, “Nole” enloqueció tras perder el segundo set por 6-3.

Ese empate parcial lo sacó de quicio: se dirigió a su silla, se quitó la remera con furia, se tapó la cara y lanzó una catarata de insultos en serbio, los cuales el extenista John McEnroe, en la transmisión televisiva, pidió a su esposa Jelena Ristic que tradujera, pero ésta se negó no sin sonreír y sonrojarse.

Un solo set concedido, suficiente para perder los estribos. Es que el nivel de autoexigencia es alto, y la perfección a la que quiere llegar el número 1 del mundo se traduce en ataques de nervios. De todas formas, los resultados positivos que obtiene posteriormente a los berrinches, abonan a la teoría de que éstos le sirven para dejar salir una posible mala energía contenida en esos instantes.

Las raquetas, víctimas de Djokovic

En el partido de octavos de final se midió ante otro español, Roberto Bautista Agut, con resultado similar al que luego obtendría frente a López, derrotando a su rival en cuatro sets. El parcial que obtuvo el 23° del mundo logró que el serbio pisara su raqueta echándola a perder.

Lo mismo sucedió cuando disputó los octavos de final del Masters de Miami. Del otro lado estaba el ucraniano Aleksandr Dolgopolov, aunque aquí optó por romper el elemento de la forma tradicional, es decir, con las manos.

¿Más? Casualidad o no tanto, otro set perdido implicó otra raqueta quebrada: Roland Garros 2014, instancia de semifinales y el letón Ernests Gulbis que osó ganar el cuarto set. En ese momento Djokovic dijo basta y decidió darle unos cuantos raquetazos al polvo de ladrillo parisino.

www.teinteresa.es

www.teinteresa.es

www.forocoches.com

www.forocoches.com

www.eltiempo.com

www.eltiempo.com

www.puntodebreak.com

www.puntodebreak.com

www.cortaporlosano.com

www.cortaporlosano.com

 

 

 

 

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X