Inicio » Tenis »

Esta es la terrible razón por la que Roger Federer entra en llanto cada vez que obtiene un título

El tenista suizo confesó por qué llora cuando gana un torneo, en una historia que lo remonta a los inicios de su carrera.

Guía de: Tenis

www.buzzfeed.com

www.buzzfeed.com

Cuando parece que está todo escrito sobre Roger Federer, siempre aparece una nueva historia que sorprende al mundo del tenis. Uno de los más grandes tenistas (o el más grande) de todos los tiempos ganó 95 títulos. Casi 100.

Sí. El tenista suizo se encuentra a 14 trofeos de igualar, en ese ítem, a Jimmy Connors, el mayor ganador de torneos de la historia. Es probable que no lo alcance. De todas formas, se trata de un número gigante. Una cifra que cobra aun más valor si tenemos en cuenta una confesión que hizo Federer.

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ex número 1 del mundo se emociona tanto y entra en llanto cuando derrota a su oponente en una final? Te lo hayas imaginado o no, el propio jugador admitió que hubo una frase en sus inicios que lo marcó para su carrera tan exitosa.

“Hay gente que me dice que lloro mucho después de grandes victorias o derrotas. Algunos ni siquiera sonríen cuando ganan y otros no dejan de hacerlo durante semanas después de ganar. Yo soy de esa clase de personas que deja que sus lágrimas fluyan”, comenzó diciendo Federer.

Luego, agregó que “así lo hago porque me acuerdo de un entrenador que tuve que me dijo que no llegaría a nada en el tenis”. ¿Quién es ese entrenador que se equivocó tan feo? El suizo no quiso revelar el nombre, aunque parece que le terminó ayudando.

“En esos momentos, pienso en todos los sacrificios que hice para llegar hasta aquí. Debería estar agradecido a esa persona, especialmente en los inicios de mi carrera, ya que él y sus palabras me dieron la motivación para continuar”.

Por otro lado, en una historia que ya habíamos compartido en este canal, el número 2 del mundo de la ATP recordó lo difícil que fue el comienzo, con reacciones llenas de ira cuando las cosas no le salían como él quería.

“Había un tiempo en el que tiraba mi raqueta al suelo de forma habitual, cuando tenía 16 años. Llegué incluso a ser expulsado por eso. Cuando cumplí 17, mi familia decidió que debería ir a un psicólogo porque me enfadaba mucho”.

También, aclaró que “desde ese momento, mi crecimiento fue constante. Cada vez que estoy bajo presión, pienso en el duro trabajo hecho para llegar donde estoy ahora”.

Mira a Roger Federer llorando este año, al lograr su octava corona en Wimbledon

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X