Inicio » Tenis »

La asombrosa “raqueta spaghetti”: ¿Cómo era esta arma secreta del tenis y por qué se prohibió?

La raqueta que contaba con doble encordado tuvo poca vida en el circuito; su uso fue vedado a raíz de una queja del extenista Guillermo Vilas.

Guía de: Tenis

Desde los orígenes del tenis como se lo conoce actualmente, promediando el Siglo XIX al presente, el deporte sufrió un sinfín de modificaciones, tanto en la forma de jugarlo, las reglamentaciones, como también en los materiales con los que se fue construyendo la raqueta, el elemento esencial para la práctica tanto de manera aficionada como profesional.

Curiosamente, quien diseñó el encordado o las cuerdas que la raqueta lleva en el centro de la misma, con las que se impacta a la pelotita, fue el cirujano inglés Lord Joseph Lister y desde allí fue mutando considerablemente.

raqueta spaghetti

La controversial “raqueta spaghetti” creada por el alemán Werner Fischer – http://www.puntodebreak.com/

Lo que parecía imposible, sin embargo, fue que de alguna cabeza surgiría la idea de crear a pura inventiva una raqueta con doble encordado. La imaginación sin límites del ingeniero alemán Werner Fischer trabajó para lograr en el pueblo de Vilsbiburg la “raqueta spaghetti”.

El inusual patrón de encordado de la raqueta, comercializada desde 1976, pero prohibida para torneos oficiales un año más tarde, lograba un increíble efecto que hacía imposible saber al rival del poseedor del raro invento hacia dónde iría la pelotita, dificultando la devolución.

La “raqueta spaguetti” creada por Fischer atrajo a la prensa local e internacional, con titulares en diarios y revistas, y provocó reacciones dispares, tanto a favor como en contra (se la llamó irónicamente “wunderwaffe”, que quiere decir “arma milagrosa”), y la invitación del ingeniero al programa deportivo alemán “ZDF Sportstudio” redundó en una alta demanda de la raqueta por parte de los televidentes.

El negocio pareció prosperar para el inventor, algo que generó controversia en su país: cobraba, según el sitio especializado 80s-tennis, entre 60 y 75 euros por raqueta, a pesar de que la fabricación le llevaba tan solo 3 horas de trabajo… aunque, según palabras del propio Fischer, se trataba de una ardua tarea.

Las protestas de Guillermo Vilas contra la raqueta

La ITF (Federación de Tenis Internacional por sus siglas en inglés) decidió, en una asamblea realizada en julio de 1977, permitir el uso de la extraña raqueta en el plano profesional.

El tenista rumano Illie Nastase sacó ventaja de esta determinación y la utilizó en la final del torneo de Aix-en-Provence de Francia en octubre de ese mismo año, nada menos que frente al argentino Guillermo Vilas, quien llevaba una impresionante racha de 53 partidos ganados en polvo de ladrillo, por supuesto, en forma consecutiva (récord que fue roto en 2006 por el español Rafel Nadal).

Nastase ganó los primeros dos sets 6-1 y 7-5, pero Vilas se retiró del encuentro en señal de protesta por la utilización de la raqueta, que era reglamentaria según lo mencionado anteriormente.

La presión del argentino y su entrenador, Ion Tiriac dio resultado: “Era la raqueta”, “no perdí contra un jugador, perdí contra una raqueta” fueron algunas de las quejas, pese a que el marplatense la habría utilizado informalmente en sesiones de entrenamiento.

Lo cierto es que a raíz del revuelo causado, la ITF reconsideró su postura y finalmente decidió dar marcha atrás y prohibir el invento de Fischer.

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X