Inicio » Tenis »

Leyenda del tenis arremete contra el matrimonio gay y desata una feroz polémica

Margaret Court, ganadora de 24 títulos de Grand Slam, consideró que los homosexuales "son una abominación".

Guía de: Tenis

Margaret Court fue una gloria del tenis que alzó 92 trofeos. De ellos, 24 fueron por torneos Grand Slams, de los que se incluyen 11 Abiertos de Australia (su país de nacimiento). Sus brazos se cansaron de levantar estatuillas y premios entre los ’60 y ’70.

El reconocimiento que logró llevó a que la cancha principal del Melbourne Park -donde se desarrolla el primer torneo grande de la temporada- llevara su nombre.

Pero ciertas creencias y ciertas declaraciones que efectuó recientemente podrían costarle caro. Podrían dejar a un lado esa idolatría que supo ganarse dentro de la pista.

court-navratilova-murray

Court (sí, casualmente se llama igual que la cancha de tenis en inglés) trabaja en una iglesia evangélica pentecostal y no dudó en criticar al movimiento LGBT (por las siglas de “lesbiana”, “gay”, “bisexual” y “transgénero”) al considerar como algo dañino (“una abominación contra el Señor”) el solo hecho de que una persona decida sobre su orientación sexual.

La extenista, quien aun ostenta el récord de ser la mayor ganadora de Grand Slams (Serena Williams lleva 23) señaló que esa corriente “es lo que Hitler y el comunismo hicieron: se metieron en la mente de los niños. Hay una conspiración en nuestra nación y en las naciones del mundo para meterse en la mente de los chicos”.

Además, aseguró que boicoteará a la aerolínea australiana Qantas, conocida en ese país por favorecer y brindar apoyo a las políticas de inclusión: “Veo el matrimonio como la unión entre el hombre y la mujer, como lo establece la Biblia. Su punto de vista no me deja otra alternativa que la de emplear otra compañía aérea siempre que tenga vuelos largos”.

Como si eso fuera suficiente, se metió en el seno familiar de la tenista Casey Dellacqua, casada con la jugadora de rugby Amanda Judd, con quien tiene dos hijos: “Veo con tristeza que esos dos niños se han visto privados de tener un padre”.

“Si continuamos desmantelando el modelo tradicional de familias, terminaremos por crear una generación sin padres. No tengo nada contra Casey o su compañera, solo quiero poner los derechos de la familia por sobre los del individuo”, siguió.

Las respuestas de otros referentes del tenis 

Margaret Court parece estar sola en esa posición extremadamente conservadora. Al menos, en el ambiente tenístico. Así se lo hicieron saber varios referentes del tenis que salieron a repudiarla.

Algunos, como Martina Navratilova (es lesbiana y se casó con la modelo rusa Julia Lemigova) y el crédito local Samantha Stosur, sugirieron que el “Margaret Court Arena”, que lleva ese nombre desde 2003, debería ser rebautizado.

Stosur añadió que “el próximo año habrá que ver quién quiere jugar en esa pista” y se mostró en la vereda opuesta de la leyenda australiana: “Creo que el matrimonio gay debería implantarse en Australia”.

La Federación de Tenis de Australia (Tennis Australia) descartó cambiar el nombre de la cancha principal de su Grand Slam, si bien emitió un comunicado en el que destaca que “sus puntos de vista son personales, propios, y no están alineados con los valores de equidad, inclusión y diversidad que tiene esta entidad”.

Por su parte, otro que alzó la voz en contra de las declaraciones homofóbicas fue Andy Murray. El británico, número 1 del mundo, quien actualmente está disputando otro Grand Slam como Roland Garros, aseguró que “sus palabras pueden causar muchos problemas”.

“No entiendo cuál es el problema de que dos personas que se quieren se puedan casar, sean dos hombres o dos mujeres. No entiendo por qué le importa a la gente. En mi opinión, todo el mundo debería tener los mismos derechos”, dijo Andy Murray.

 

 

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X