Inicio » Tenis »

“Lo intento, pero no está funcionando”: La carrera de Novak Djokovic se hunde cada día más

El serbio no encuentra juego ni resultados; admitió que no la está pasando nada bien en la pista y su futuro es toda una incógnita.

Guía de: Tenis

La cancha de tenis no parece su casa. A esta altura, la ve como un terreno hostil. Se siente raro. No puede desplegar el juego que hasta hace un tiempo era motivo de admiración y sus acciones se derrumban cada día un poco más.

Novak Djokovic cayó en la primera ronda de Indian Wells ante el japonés Taro Daniel (111º) y luego sucumbió en la misma instancia de Miami, perdiendo con el francés Benoit Paire (47º). Rivales a los que, en condiciones normales, derrotaría sin transpirar.

www.abc.es

www.abc.es

Pero eso no es lo más alarmante. No es, ni por asomo, lo que más frustra el ex número 1 del mundo. Lo que más amarga al tenista que incluso llegaba a imitar a otros como muestra de lo bien que la pasaba en la pista, es saber que no puede salir del agujero. La lesión en el codo ya no es excusa. Parece más bien que al serbio que solía arrollar a sus oponentes no le quedan reservas anímicas.

El propio jugador admitió al caer ante el galo que “lo estoy intentando, pero no está funcionando”, agregando que “no me siento bien cuando juego de esta manera”. No verlo en el top 10 (actualmente ocupa el 12º puesto en el listado) también es un mal sabor para sus fanáticos.

Los números no mienten, y así como su ubicación en el ranking lo muestra alejado de la pelea entre los mejores, otro dato desnuda su magro presente: disputó 6 partidos en lo que va del año, perdiendo en 3 de ellos. Dato elocuente.

Siguiendo con una especie de autodiagnóstico, “Nole” apeló a una sinceridad brutal para afirmar que “desafortunadamente” no está en el nivel que quisiera y que, para peor, no sabe qué esperar de su futuro. “Sigo enfrentándome a mí mismo“, razonó. En este momento, su rival más duro se llama Novak Djokovic.

“No me gusta nada verme en esta situación. Yo quiero jugar cuanto antes a mi mejor nivel”. El ganador de 12 Grand Slams quiere convencerse y aferrarse a ese deseo, pero luego se da cuenta de cómo es la realidad. Cómo es la actualidad. Y se lamenta porque “sé que en estos momentos eso es imposible”.

Cabe recordar que en septiembre de 2016, aun cuando en ese año logró 7 títulos, ya había anticipado que “perdí mi amor por el tenis”. Su familia no le daba el tiempo suficiente como para enfocarse 100% en el tenis.

Y ahora, 1 año y medio después, esa confesión cobra aun más sentido. Se viene el Masters 1000 de Montecarlo, a disputarse en abril, y la incógnita sobre qué hará el serbio es total. Él mismo lo dijo: “Hay que ver qué pasa”.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X