Inicio » Tenis » Equipo

Montecarlo: Nadal retoma liderazgo en Masters 1000

Una marca impresionante de ocho títulos seguidos en Montecarlo logró Rafael Nadal, tras vencer luego de 16 meses a Novak Djokovic en la final.

Pasan los años, pero el reinado de Rafael Nadal en arcilla no varía en nada. ¿La prueba de ello? El español ganó su primer título en Montecarlo en 2005, con 18 años, y siete años después sumó su octava corona consecutiva tras derrotar al mejor tenista del mundo, Novak Djokovic, en la final.

El duelo decisivo fue un claro reflejo de la dictadura del zurdo en polvo de ladrillo, tras aplastar 6-3, 6-1 al serbio, lo cual fue muy significativo para Nadal ya que llevaba siete derrotas seguidas ante Djokovic, siendo su último triunfo hace 16 meses en las Finales de Londres, por lo que el mallorquín se sacó esa espina que tenía clavada.

Nadal Montecarlo

Foto: EFE

Djokovic se había transformado en un dolor de cabeza para Nadal, por eso el español celebró efusivamente su triunfo.

La semana de Nadal fue simplemente arrolladora ya que no perdió ningún set, y el parcial más complicado fue el 7-5 que forzó Stanislas Wawrinka en el primer set del encuentro de cuartos de final. Un arranque de la gira europea por arcilla, que culmina en Roland Garros, que augura un aumento en el histórico legado del hispano en arcilla.

Otro hito que marcó Nadal fue el quedar nuevamente como el único tenista con más títulos de torneos Masters 1000, ya que llegó a 20, dejando atrás a Roger Federer quien en Indian Wells este año lo había alcanzado con 19; más atrás sigue Djokovic con 11.

Así este es el torneo más exitoso de Nadal de esta categoría, aunque su tarea pendiente se mantiene en Cincinnati, que es el único campeonato de los nueve que conforman los Masters 1000 en el cual no ha podido ni siquiera llegar a la final aún, pero tiempo tiene de sobra para intentar lograrlo.

Ahora Nadal quedó con 47 títulos en su carrera y el primero desde Roland Garros del año pasado, por lo que ya son 33 sus coronas en su superficie preferida, donde hace mucho tiempo ya instaló su nombre como el mayor especialista de la historia.

A pesar de perder la final, de seguro que la figura de Djokovic estuvo en el foco de atención en la semana y su campaña fue loable por el contexto. Sólo minutos antes de salir a la cancha para su duelo de tercera ronda ante Alex Dolgopolov Jr. al serbio le avisaron que su abuelo –con quien era muy cercano- había fallecido, en un momento que incluso quedó registrado por una cámara.

El mejor tenista del planeta decidió salir a la cancha igual y venció con muchos problemas al ucraniano y en el final nuevamente el llanto irrumpió para homenajear a su pariente. Luego despachó a Robin Haase y Tomas Berdych para llegar a la definición, en lo que fue tremendo mérito y hazaña y una demostración de vida de que es un verdadero campeón y un profesional al 100 por ciento sin discusión.

Pero además Djokovic sumó valiosos 600 puntos en este torneo ya que el año pasado no lo había jugado, por lo que aumentó su ventaja en el liderato del ranking con casi cuatro mil puntos más que Nadal, y servirá de colchón para la defensa de unidades que sigue teniendo hasta Wimbledon.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X