Inicio » Tenis »

¿Qué pasa por la cabeza de Nick Kyrgios? Sucesión de escándalos tiene hastiado al mundo del tenis

El tenista australiano se portó de forma inaceptable en Shanghai y fue sancionado.

Guía de: Tenis

Parece no tener arreglo. La “azotea” del australiano Nicholas Kyrgios dio, en poco tiempo, sobradas muestras de estar sufriendo “filtraciones” severas. La nueva víctima de sus berrinches y conductas antideportivas fue el Masters de Shanghai.

En la misma ciudad donde vimos al francés Jo-Wilfried Tsonga comportarse como un caballero, al sensibilizarse ante un pasapelotas que había sido golpeado por una bola, Kyrgios hizo todo lo contrario. Todo mal. A tal punto que fue sancionado.

Kyrgios, regalando su saque ante el alemán Mischa Zverev en Shanghai / poderygloria.net

Kyrgios, regalando su saque ante el alemán Mischa Zverev en Shanghai / poderygloria.net

Cuesta entender qué pasa por la cabeza de este chico. Porque en definitiva, es un chico de 21 años que necesita ayuda. Lo concreto es que luego de ganar su primer torneo de la temporada en Tokio, en lo que podría haber significado el despegue definitivo -porque tiene el tenis como para lograrlo-, a la semana siguiente lo echó todo a perder.

En el primer set de su partido ante el alemán Mischa Zverev, cuando caía por 3-1, prácticamente regaló su servicio. No demostró siquiera interés en ganar los puntos, con una flagrante falta de intensidad.

Y a pesar del llamado de atención del juez de silla, lejos de deponer en su actitud, en el 1-1 del set siguiente se dirigió a su rincón antes de que Zverev impulsara la bola en su turno de saque. ¿Más? Insultó a un espectador que lo silbó.

Luego del partido, echó aun más leña al fuego. Desafiante, declaró: “No le debo nada a nadie. Si supieran de lo que hablan, estarían en una pista de tenis y tendrían éxito”.

Un historial que acumula las peores conductas

Los episodios lamentables con Kyrgios como protagonista principal son muchos. Demasiados. Aquí, un resumen de lo peor del tenis en cuanto a actitudes.

Wimbledon 2015: En la “Catedral” del tenis, donde todos quieren dejar una huella, Kyrgios cayó ante el francés Richard Gasquet y jugó displicente, de forma similar a lo hecho en Shanghai la semana pasada. Una falta de respeto que luego se haría recurrente en el nacido en Camberra. Esta actitud le valió recibir numerosos comentarios en contra.

Más adelante, en el Masters 1000 de Montreal, intentó desconcentrar al suizo Stan Wawrinka al decirle que “Kokkinakis -otro tenista- se acostó con tu novia”. De las más recordadas y al mismo tiempo de las peores provocaciones.

Luego, en la primera ronda del US Open del mismo año, en un cambio de lado fingió quedarse dormido y en otro tramo del partido frente a Andy Murray dejó volar su raqueta, pudiendo haber lesionado a cualquier desprevenido que no viera venir el instrumento.

Durante el Masters de Shanghai pero de 2015, Kyrgios ya estuvo al borde de la sanción, al quejarse airadamente de las condiciones de la pista, insultar a los organizadores, gritar que el torneo era “un circo” y en lo que fue la frutilla de postre, arrojar violentamente una bola que casi golpea a un juez de línea.

La sanción

Shanghai de este año fue la gota que rebalsó el vaso. El torneo donde el hilo que iban dejando sus desplantes y malos ejemplos en términos de comportamiento debía, obligatoriamente, encontrar una “tijera” que lo cortara. Y finalmente la sanción llegó.

La multa consistió en principio en 16.500 dólares, pero luego ascendió a 25.000 de la misma moneda, sumados a una suspensión de 8 semanas durante los cuales se disputen torneos ATP. El organismo emitió un comunicado, donde se resalta que “Kyrgios ha cometido una grave infracción incluida en la Conducta Contraria para la Integridad del Juego”.

De todas formas, la pena podría verse reducida a tan solo 3 semanas… si va al psicólogo. ¿Podrá el pobre hombre o la pobre mujer que lo atienda solucionar al menos una parte de los trastornos de inmadurez que padece?

El tenista acató las condiciones impuestas por la ATP y ensayó un pedido de disculpas, que habrá que ver si es sincero o se trata de una jugada para que le tengan lástima.

“Tras la decisión de la ATP, me gustaría aprovechar la oportunidad para disculparme por los hechos sucedidos en Shanghai. La temporada ha sido larga y batallé con varias lesiones y otros desafíos hacia el final del verano”, se excusó.

 

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X