Inicio » TV chilena » Equipo

Final de Mundos Opuestos: Lo esperado y lo deseado

Terminó Mundos Opuestos y en una final que no dejó mucho espacio a la sorpresa, se dio en cierto sentido la perfecta mezcla entre la lógica y el deseo.

Cuarenta y nueve puntos de ráting promedió la final de Mundos opuestos, que si bien no rozó la emoción (algunos seguimos añorando ese final de infarto de La Granja), sí tuvo los condimentos para entretener.

Luego de unas semifinales con algo de polémica y que gracias al espirítu de cité chileno se nos filtraron los resultados dos días antes, quedaban dos preguntas que los sapos de farándula no podrían adelantar y que se resumían en quiénes ganarían: si Sebastián Roca o David Dubó por un lado; o Fanny Cuevas o Vivi Flores por el otro.

Lo esperable

Final Mundos Opuestos

Foto: El Mercurio

Para absolutamente nadie fue una sorpresa la forma en que la doble de Justin Bieber ganó su final. Durante los 6 meses fue una demoledora que ganó casi todo lo que tuvo en frente. Ni el exceso de cigarro le jugó en contra a un sistema aeróbico que, pese a llegar siempre reventado al final de cada competición, logra sacar tanta ventaja inicial que es imposible remontarla después.

Aun cuando buena parte del público (y podemos suponer de la audiencia también) iba por Fanny, nada desmerece el triunfo de Viviana Flores.

Lo deseado

La gran duda de la nocha pasaba por el hecho si el nuevo novio/yerno de Chile Sebastián Roca sería capaz de derrotar a David Dubó. Daba lo mismo lo que la audiciencia quisiera (en un 99% a favor de Roca), Dubó se ganó merecidamente su paso a la final y ganarle eran palabras mayores, pero nunca imposibles.

La sorpresa (tal vez única) del programa llegó con el comienzo de esa prueba. Nadie pensó o apostó que Roca se impondría con tanta ventaja tras un grueso error de Dubó en una etapa de equilibrio (que nunca fue su fuerte y hace pensar hasta qué punto estas pruebas se construyen bajo la lógica de la igualdad competitiva).

Lo cierto es que acá se dio lo deseado, Sebastián Roca ganó con facilidad (sacando una vuelta de ventaja) en una prueba que tuvo emoción sólo al ver los festejos.

Correcto final de Mundos Opuestos, linda puesta en escena, uno que otro error técnico clásico de un programa en vivo fuera de estudios, conducción ágil y lo más importante, la audiencia quedó contenta con el final.

Ahora habrá que esperar hasta que un nuevo fenómeno de masas televisivo se apodere de la campaña y alimente el debate entre los dictadores de la cultura y los anarquistas del entretenimiento.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X