Inicio » TV chilena » Equipo

Las teleseries nocturnas y el sexo, ¿bajo recurso?

De hace años ya que las teleseries nocturnas nos vienen invadiendo con temáticas adultas y mucha, mucha carne. El tema no es la inclusión de un tema que define las relaciones humanas, sino el cómo se hace.

“Peleles” de Canal 13, dentro de su pasó por pantalla marcó un hito que no es menor en la televisión chilena. Fue la primera telenovela que mostró una escena de masturbación femenina, en un cuadro donde Blanca Lewin entraba en esta dinámica pensando en su amor en pantalla, el actor Mario Horton.

La escena tuvo otra particularidad, dentro de lo que puede implicar un cuadro de este tipo, se caracterizó por ser en extremo cuidada, al punto que se vio elegante en pantalla, y no hizo mayor eco en la audiencia.

¿Cuál es el punto acá? Esta escena se encumbra como lo que muchos esperamos que se vea en pantalla. Sexo en función de una historia, y no en función del ráting.

Teleseries nocturnas

Foto: TVN

Reserva de Familia, la nueva apuesta nocturna de TVN, tuvo un candente debut.

Cuando TVN debutó con las teleseries nocturnas con “Idolos”, de una u otra forma se pagó el noviciado del horario adulto que permitió teñir la facción con sexo, drogas y rock and roll como nunca antes se había visto en la TV chilena. Muchos años han pasado, pero seguimos viendo que hoy, aun en menor grado, se usa el recurso sexual como una herramienta que trata a la audiencia como cavernícolas sexópatas que lo único que buscan es ver interacción entre dos cuerpos desnudos, por lo mismo no deja de chocar ver teleseries como “La Doña” donde sorprende y excita ver a actores vestidos.

Reserva de Familia

Siguiendo con esta tecla, pudimos ver como “Reserva de Familia” tiraba toda su carne a la parrilla con 3 escenas de sexo en un sólo capítulo con el fin de capturar la atención de una audiencia que a esa hora veía Mundos Opuestos.

Acá la idea no es apelar al falso discurso moral. Todos tenemos sexo, es parte de la vida. Pero también es cierto que como sociedad ya pasamos hace rato la etapa del destape (muy a la chilena por cierto), y por lo mismo es justo pedir a la industria televisiva que nos trate más como adultos, y no como esos niños con excesos de feromonas que fuimos hace 10 años.

Pedir más inteligencia a los libretistas no es mucho a estas alturas del partido. De lograrlo, en una de esas nos volvemos a encontrar disfrutando de una buena escena de cama en la TV Chilena, algo que hoy, lamentablemente se volvió parte de la oferta base que nos debería ofrecer el género.

Más sobre TV chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X