Inicio » Animé »

¿Por qué Kaiyodo es favorita en el coleccionismo?

En el mercado del coleccionismo, la marca Kaiyodo se ha posicionado con fuerza y a fuego en la piel de sus seguidores al lograr unir un producto de calidad, barato y enteramente poseable.

Guía de: Animé

En el mercado del coleccionismo, una marca se ha posicionado con fuerza y a fuego en la piel de sus seguidores al lograr unir un producto de calidad, barato y enteramente poseable.

Si hay algo que un coleccionista agradece al comprar una figura, es que se pueda “mover” para así poder dejar durante un buen tiempo en una pose que sea de su agrado.

Hasta hace poco tal gracia de las figuras era, por decir lo menos, muy complicada.  Si la figura era estática, no había nada que hacer.

Kaiyodo

Foto: Kaiyodo

Las figuras de Kaiyodo han conquistado el mercado.

Si la figura se podía mover, lo más probable era que moverla fuera un proceso delicado para evitar romper alguna pieza y que a la larga, gracias a la acción de la gravedad, los brazos se vencieran y las poses quedaran sólo con los brazos abajo.

Quienes tuvieron o jugaron con juguetes como los G.I. Joe de antaño, comprenderán a qué me refiero.

La empresa japonesa Kaiyodo sorprendió hace unos años al mercado al lograr superar estos defectos –a estas alturas- intrínsecos de las distintas figuras al sacar su línea “Revoltech” en la cual logra dar poseabilidad, firmeza a los distintos modelos disponibles, además de poseer una calidad de acabado, diseño y detalle digno de una compañía japonesa.

Desde el primer modelo, aparecido en Junio de 2006, hasta hoy; la compañía ha sabido ganarse a los fans a través de una amplia diversificación, dejando de lado sólo el lado animé y los robots de sus distintos productos, expandiéndose hasta personajes de Disney series de animé y manga actuales e incluso videojuegos.

La principal gracia de los productos que ofrece la compañía Kaiyodo radica en las uniones (o “joints”) de las distintas partes del cuerpo en la cual se realiza el movimiento. Se trata de una especie de pelota que viene dividida en dos partes, con unos soportes muy fáciles de sacar (van insertados en los agujeros de las distintas partes del cuerpo) que permiten realizar con una inusual facilidad los movimientos propios de un brazo o un pie (arriba – abajo, izquierda – derecha), además de una especie de seguro interior que evita el vencimiento de los brazos y que a pesar de ser tan firma, se mueve de manera suave y sin mayor problema, sin importar el tiempo que la figura pase en una pose determinada.

Actualmente Kaiyodo ha sacado a la venta más de 100 figuras distintas, pasando por robots de series de animé de los ochentas (Getter Robo, Dancouga, Dougram, Macross, entre otros), personajes de animé (Lupin III, Queen’s Blade, Samurai X), de Disney (Monsters Inc., Toys Story, Nemo, Wall-E), de Videojuegos (Street Fighter). El precio es bastante razonable teniendo en cuenta la relación tamaño/calidad y va de entre los 2000 hasta los 5000 yens, sin incluir el envío, dependiendo de la figura. (1 Yen = 6 pesos aproximadamente).

Entre los productos más destacados de Kaiyodo tenemos una Valkyria de Macross (que en Chile fue conocida principalmente por la adaptación gringa que llegó a nuestras tierras con el nombre de “Robotech”) enteramente poseable y transformable, al que logra finalmente dejar de lado para muchos aquel Varitech de la época del colegio que incluía sacapuntas y con el que muchos soñamos o no dejamos de jugar.

Más sobre Animé

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X