Inicio » Animé »

4 remakes estadounidenses de series de animé que nunca se hicieron

A continuación revisamos cuatro ejemplos de remakes hechos en Estados Unidos de famosas series de animé que, para el bien de todos, nunca se hicieron realidad.

Guía de: Animé

Para nadie es un secreto que cuando alguna franquicia multimedia tiene éxito en Estados Unidos, el país americano trata de explotarla en la mayor medida posible. Ejemplos hay muchos de series de animación japonesa que han sido censuradas y editadas para apegarse a los estrictos estándares de televisión infantil de ese país, sin embargo, otra cosa es cuando la industria de la animación decide hacer un producto completamente nuevo basándose en uno ya existente de otro territorio.

Es por eso que presentamos a continuación cuatro remakes hechos en Estados Unidos de famosas series de animé que, para bien de nuestra sanidad mental, nunca salieron al aire.

Doozy Bots, la versión para preescolares de Mobile Suit Gundam

Cuando hablamos de franquicias que definieron el concepto actual de animé como lo conocemos, es imposible no mencionar a Mobile Suit Gundam. La creación de Yoshiyuki Tomino introdujo el concepto de los “robots reales” y definió para siempre el género mecha de ahí en adelante. Dado el contexto político y social de la franquicia original, su adaptación al público infantil de Estados Unidos era una tarea bastante difícil, sin embargo el diseño de los robots llamó la atención de los ejecutivos de ese país. Gracias a eso, el mismísimo estudio japonés Sunrise se involucró en la tarea de crear un piloto de una serie de TV con niños de diversas etnias que pudieran utilizar los famosos robots como armaduras. El resto debe verse para creerse.

Lupin VIII, un Lupin para todo público

Si bien es debatible que este proyecto pueda considerarse estrictamente estadounidense, de todas maneras es digno de mención. En el año 1982 la empresa DiC Entertainment en colaboración con TMS Entertainment se pusieron a la tarea de crear una versión para todo público de Lupin III. La idea era crear una serie situada en un París futurista quitando prácticamente todas las referencias a armas y chistes de doble sentido del programa original. El proyecto tenía un tremendo staff de producción liderado por Shingo Araki (de la fama de La Rosa de Versalles/Lady Oscar y cómo no, de Los Caballeros del Zodiaco/Saint Seiya) y se esperaba que debutara en la televisión francesa. Lamentablemente, por problemas de derechos con los herederos de la franquicia de novelas de Arsenio Lupin, la producción nunca se estrenó. Lupin VIII es la única serie de esta lista que podría haber sido recordada como un producto decente, o al menos eso se saca de lo que se puede ver en el video.

“Saban Moon”, La Sailor Moon de Toon Makers Inc

La primera de las versiones de Sailor Moon que revisaremos y seguramente, el proyecto más terrorífico de la lista. La franquicia de magical girls es una de las series que definió el género de chicas transformables como lo conocemos, por lo que la premisa se hizo interesante para un grupo de trabajadores de la productora Toon Makers. Estos “visionarios” decidieron que la mejor idea de adaptar la franquicia a Estados Unidos era hacer una serie que mezclara segmentos animados con cápsulas de actrices reales. De eso se hizo un episodio piloto en donde las Sailor Senshi eran chicas de distintas etnias y personalidades, quienes se transformaban en un concepto demasiado literal de “Sailor” (“marinera” en inglés). El proyecto no llegó a puerto y la productora Toei decidió que era mejor llevar una versión editada de la serie original a Estados Unidos, lo que nos llevará al siguiente puesto en la lista. Las consecuencias de lo que hubiera pasado con Sailor Moon en Occidente si esta idea hubiera tenido éxito son inimaginables, pero para el bien de la humanidad esta versión sólo quedó en eso: una idea. Una mala idea.

Los “otros” nombres de las Sailor Scouts en Estados Unidos

En el puesto anterior quedamos en que la desastrosa versión de la empresa Toon Makers (cuyo piloto es equivocadamente conocido como si fuera de Saban Entertainment) no había llegado a puerto, por lo que finalmente Sailor Moon sería dado a conocer en Estados Unidos utilizando metraje de la serie original. La empresa DiC Entertainment se puso a la tarea de realizar una adaptación y, cuando ésta ya estuvo a punto, también hizo la promoción del producto a los distintos canales de televisión potencialmente interesados. Esa promoción está disponible en YouTube y en ella se puede observar que todas las Sailor Scouts (y también Tuxedo Mask) tendrían nombres diferentes, además de que algunas escenas de acción del tráiler ni siquiera aparecieron en la versión estadounidense de la serie. En Latinoamérica no tuvimos una versión editada de Sailor Moon, sin embargo, los nombres cambiados sí llegaron a nuestro continente. ¿Cómo hubiera sido la serie si la protagonista se hubiera llamado Victoria en vez de Serena?

Esa ha sido la retrospectiva a cuatro versiones estadounidenses de series de animé que jamás se estrenaron. ¿Te gustaría haber visto realizado alguno de estos proyectos?

Más sobre Animé

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X