Inicio » Animé »

Censura por escena lésbica en Sailor Moon, ¿es la solución?

No es la primera vez que ocurre, tampoco será la última, lo que preocupa es que en pleno siglo 21, siga primando andar escondiendo la realidad en lugar de conversarla de manera abierta, franca y sin matices.

Guía de: Animé

Censura Sailor Moon

Foto: Naoko Takeuchi

Que el animé hable desde los 90s de esta "tendencia" es indicio que es algo que hay que reconocer y hablar con madurez.

La denuncia de que el canal de cable ETC TV, de propiedad de Mega, está censurando la serie Sailor Moon; y más específicamente, su temporada llamada “Sailor Moon S” debido a la relación de dos personajes importantes de la serie provocó impacto. Hablamos de Haruka y Michiru (Sailor Uranus y Sailor Neptune respectivamente), ambas mujeres, ambas en una relación que a los ojos de la cadena -y del CNTV- no es apta para el horario de protección al menor.

Creo que quienes gustamos del animé hace rato tenemos claro el hecho que las distintas producciones niponas no siempre son hechas para público infantil. Eso ya está dicho, está consagrado y todos nosotros lo entendemos; nada más hay que agregar al respecto de parte nuestra. Lo que sí pareciera es que esto hay que repetirlo una y otra vez a los padres, y muy especialmente, a los canales de televisión que insisten en cometer el error de catalogar toda serie de “dibujos animados” como una serie apta para niños.

Censura Sailor Moon

Foto: © Naoko Takeuchi

La relación entre ambas mujeres ha provocado la censura de parte del canal de cable ETC TV.

Si bien la censura ejercida por ETC TV responde a la actual legislación chilena de diferenciación de programas para todo público, responsabilidad compartida y restringidos para los menores, creo firmemente que censurar, cortar y alterar un trabajo hecho con un objetivo específico no es la mejor forma de tratar un tema que se viene conversando desde fines del siglo pasado. De momento, la censura de ciertas partes de la serie Sailor Moon S ha abarcado los capítulos 94, 95 y 96 y a partir del lunes 16 de abril la serie pasó al horario de las 21.00.

En Chile, hay muchos ejemplos de animés que han sido exhibidos sin censura alguna y en horario de “protección al menor” sin haber sufrido ningún tipo de corte. Entre los casos más emblemáticos están Ranma 1/2, Crayon Shin-Chan y Súper Agente Cobra. Incluso una serie como Los Simpsons, reconocida como una serie abiertamente adulta es exhibida en horario de menores y se le han cortado algunas partes para poder encajar con la línea editorial del canal que la presenta. ¿Son los animés dañinos para los jóvenes? Depende. Depende de cuánto se preocupen los padres por lo que ven sus hijos. Que una serie de animé o incluso una telenovela (como ya ha ocurrido en algunas producciones nacionales, incluso en las hechas por Canal 13) hablen de un tema tan delicado para algunos como puede ser la homosexualidad sólo es para que nos demos cuenta que, nos guste o no, es una realidad que no podemos seguir escondiendo y que los padres deben conversar con sus hijos de forma seria y de acuerdo a las creencias y opiniones de cada uno.

Ahora, sabemos que el canal ETC TV responde a los mandamientos de programación y línea editorial de la Red Televisiva Megavisión S.A., pero ETC TV lleva años con una programación basada en series de animés, por lo que sería justo pensar que ellos saben qué es lo que transmiten. En tanto, Mega ha sido desde su creación un canal que ha apuntado a un grupo etáreo específico, pero que su programación y resultados operacionales muestran que quienes realmente ven el canal son el grupo opuesto al que ellos esperan. Y en el caso de la programación, es sabido que hasta hace unos años atrás Mega era líder de sintonía con un programa “juvenil” donde primaban los torsos desnudos y mujeres con escotes generosos y minifaldas que con suerte tapaban lo justo,  también en horario de “protección al menor”. Lindo, ¿no?

Censura Sailor Moon

Foto: Naoko Takeuchi

Con tantas mujeres en el grupo, es casi imposible que no exista una relación de lesbianismo, mucho más en estos tiempos.

Sinceramente creo que el cambio de horario -tal como ya ha hecho ETC TV- es un paso mucho mejor que la censura, corte de episodios o alteración de los mismos. Sailor Moon no es la primera serie que tendrá que pasar por una censura, y tampoco será la última. Para evitar estos recursos, creo que es imperioso que los distintos canales de la televisión chilena se den cuenta de una vez por todas que las series de animé, al igual que la programación regular que ellos presentan, tiene distintos públicos objetivos, desde la infancia más pequeña al adulto más desquiciado tiene un nicho en el animé con los distintos géneros y sub-géneros que éste ofrece.

Personalmente tengo mis propias opiniones sobre la homosexualidad, algunos las apoyarán otros las combatirán, pero siempre he pensado -y más al ver la polarización excesiva que ha sufrido Chile en los últimos años- que toda opinión es válida mientras no afecte de manera grave los derechos de los demás. Si usted no está de acuerdo con que su hijo vea una relación abiertamente lésbica en su televisor, tiene dos opciones: O explica a sus hijos el por qué dos mujeres (u hombres, si fuese también el caso) se aman, o simplemente le apaga la tele y bloquea el canal que le incomode. La decisión es suya, no de los canales.

Más sobre Animé

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X